Warm Up (I): !!! se entregan, Esteban y Manuel y Poolshake prometen, Kasabian cumplen sin más

Por | 05 May 18, 15:08

Foto Carlos Sadness: Javier Rosa

Este fin de semana se está celebrando en Murcia el Warm Up Festival (antes WAM), cuyo primer plato fuerte del viernes fue Carlos Sadness, confirmando su tendencia al alza en cuanto a legión de seguidores. Para ellos, por mucho Kasabian, seguro que el catalán fue su “fruta favorita”, como canta en ‘Amor Papaya’, uno de los temas incluidos en su último trabajo, ‘Diferentes tipos de luz‘, que presentó y del que no faltaron tampoco lo ya hits ‘Hale Bopp’, ‘Longitud de onda’, sin olvidarse de temas anteriores como ‘Días Impares’ o ‘Miss Honolulu’. Todo un habitual de los festivales, Iván Ferreiro congregó a un grupo de seguidores de edades bastante diversas. El gallego, de actualidad esta semana por la publicación de su tema para la serie ‘Fariña‘, salió al escenario bailando a ritmo de ‘Casa, ahora vivo aquí’ y se centró especialmente en su último álbum (‘Casa’), cantando -con una voz especialmente destacable- temas como ‘El pensamiento circular’, pero sin olvidarse de sus anteriores trabajos. De hecho, el top 3 en cuanto a entrega del público se lo llevaron ‘El equilibrio imposible’, la pirata ‘Años 80’ y, sobre todo, la preciosa ‘Turnedo’. Otros con muchos años de experiencia sobre los escenarios son Sidonie, que presentaron el reciente ‘El peor grupo del mundo’, donde no faltaron, por supuesto, la revolveresca ‘Carreteras Infinitas’ y las guitarras Smiths de la canción homónima, nacidas ambas para ser interpretadas en festivales por sus letras, además de temas de sus anteriores discos como ‘Estáis aquí’. Mención también para otros incombustibles: El Columpio Asesino, que mantuvieron despiertos al personal en una hora difícil a base de bailes en cortes como ‘Babel’ y, por supuesto, ‘Toro’, que tuvo a la mitad del público coreando el “te voy a hacer bailar toda la noche”.

La primera parada internacional estuvo a cargo de Nada Surf. A pesar de problemillas técnicos, los neoyorquinos compensaron contagiando de energía a su público e interactuando con él (los momentos de Daniel Lorca traduciendo a Matthew Caws). En un show con gran presencia de las guitarras eléctricas, aprovecharon para presentar parte de su ‘You Know Who You Are’ y temas muy queridos como ‘Inside of Love’ y una ‘Blonde On Blonde’ (a la que la película ‘Tormenta de verano’ le dio un buen empujón) que nos perdimos para poder ver el último tramo de Poolshake. El gran nombre internacional del festival, Kasabian, abrió con ‘III Ray (The King)’ y se dedicó a las canciones del reciente ‘For Crying Out Loud’, como la pegadiza ‘You’re in love with a psycho’, sin olvidarse de las dos más celebradas, ‘Club Foot’ y ‘Fire’ (cantaron esta última cuando más llovió, curiosamente). En general los británicos no interactuaron demasiado con el público, más allá de los “raise your hands” y “can’t hear you!” habituales, lo que hizo que el concierto, más allá de momentos puntuales, no terminase de despegar todo lo que podía. El caso contrario fue el de !!!: a pesar de ser unos veteranos con siete álbumes de estudio a sus espaldas, es cierto que no son unos Kasabian en cuanto a convocatoria… a priori. Porque su frontman, Nic Offer, se llevó de calle a los allí presentes y a todos los que, curiosos, se fueron acercando: salió a escena vestido con una chaqueta y calzoncillos y no paró de moverse al más puro estilo Mick Jagger, acercándose al público y jugueteando con ellos en varias canciones. Sin duda, uno de los grandes momentos de la noche (por ponerle un pero, la percusión estaba alta de más, en comparación con la voz), donde los estadounidenses se dedicaron sobre todo al interesante ‘Shake The Shudder‘, con gran protagonismo de teclados en temas como ‘Our Love (U Can Get)’.

Y de veteranos pasamos al otro extremo, porque también hubo hueco para tres revelaciones como Esteban y Manuel, Poolshake y la cada vez más popular Ms Nina. Poolshake, que citan entre sus influencias a Pale Waves y Britney Spears, tienen un punto fuerte en su mezcla de tropical y guitarreo psicodélico, pero también en la actitud de su vocalista, desde sus bailes en trance a sus ocurrencias entre canción y canción. La “cumbiatune” de Esteban y Manuel convenció también, haciendo que las caras WTF de los presentes al empezar el concierto dejasen paso a toda una fiesta en directo, con cada vez más personas congregándose al ritmo de idas de olla como ‘Ela Namoroume’ que dejaban un buen rollo instantáneo. Por último, fue Ms Nina la encargada de cerrar esta primera edición. Ya tuve la oportunidad de verla después de nuestra entrevista en Monkey Week, pero aquí su reto era mayor al estar programada para las 4:30 de la mañana. Ningún problema: la autora de ‘Pastillas’ hizo que fuese muy fácil aguantar y, tras una introducción (quizás demasiado larga) en la que se pincharon temas de reggaetón, Nina entró en escena y no paró de bailar y entregar un hit de perreo tras otro, del ‘Tu Sicaria’ nada más comenzar a ‘Reinas’, ‘Traketeo’, ‘Danger’ o la más reciente ‘Friki’, además de estrenar un tema(zo) nuevo del que no dijo el título -apostamos por ‘Rico Rico’- y que, según contó, lanzará la semana que viene.

Send this to a friend