Autumn Comets / Moriréis en Camboya

Por | 10 Feb 13, 11:17

Los miembros de Autumn Comets llevan mimando su proyecto desde la edición en 2009 de su primer disco, ‘Parades‘, que ya incluyera canciones tan complejas como ‘The Day After Tomorrow’. Inmediatamente después llegó un segundo disco llamado ‘A Perfect Trampoline Jump’ en el que contaron con colaboraciones como Micah P Hinson y Russian Red, y esta semana ha llegado un tercero que se ha hecho más de rogar, afectado por la marcha del bajista y compositor Michi, que ha sido sustituido con la incorporación de Mario Pérez y mayor protagonismo de Julián P. Campesino (guitarra y voz).

Continúa siendo evidente la influencia del slowcore en general y de Low en particular en pistas como ‘Plans’ o ‘When The Seagulls Follow A Trawler’, ambas con figuras bastante oscuras y desconcertantes («Putting a smile on my face won’t evict this day ends how it means: Swallowing glass / And with glass we’ll make new plans (To hurt us)», dice la primera; «So many people had kill me, just the same people I’ve killed / There are thousand bodies I still would love to break», dice la segunda, con letra deudora de una rueda de prensa post-agresión de Eric Cantona); aunque las verdaderas protagonistas del disco son las guitarras post-rockeras de pistas como ‘Baltimore’, inspirada en ‘The Wire’, y sobre todo las cuerdas que aparecen, tan características, desde ‘This Is For Everything’ hasta ‘The Sea Won’t Be Calm For Long’, pasando por la inconfundible ‘Eslovaquia’ y la medio luminosa y de buen estribillo ‘Fuck Birds’.

La caída inevitable del tema que abre el álbum, la decepción contenida y la añoranza de la niñez de esa ‘Eslovaquia’ («This place is not like you thought / but we could make it our home») o lo intensísimo del single ‘Snakes at 3.00 AM‘, ayudado por una sección de palmas, siguen denotando lo pensado y meditado de los pasos de la banda de Madrid. Grabado en los Red Bull Studios con la producción de Raúl Pérez y la mezcla del habitual Manu Cabezalí, ‘Moriréis en Camboya’, que toma su nombre del grito de una señora de 50 años que les increpó desde el público durante un concierto, deja un poco menos de huella y contiene algo menos de alma de lo que debería, pero recoge más que dignamente el legado de sus bandas favoritas fuera de nuestras fronteras.

Calificación: 6/10
Lo mejor: ‘Eslovaquia’, ‘Fuck Birds’, ‘Snakes at 3.00 AM’
Te gustará si te gustan: mucho Low, Red House Painters, Explosions In The Sky y querías una versión española
Escúchalo: Deezer

Etiquetas:

La Tienda JNSP