Real Estate / In Mind

Por | 22 Mar 17, 15:56

realestate-inmindEs muy definitorio, casi cómico, ver las similitudes que guardan las notas medias obtenidas por los distintos álbumes de Real Estate en Metacritic. Cuatro álbumes valorados en torno al notable alto, con apenas 4 unidades (sobre 100) de diferencia en sus medias aritméticas. Por suerte, el pop es un arte y las cifras, si no son en euros, una mera anécdota. Al final lo importante es la emoción que transmiten sus canciones y la huella que dejan en nosotros. Profunda, sobre todo en lo que se refiere a la de sus dos álbumes pretéritos, ‘Days’ y ‘Atlas’.

Pero al final sí define un poco el carácter del grupo y su valía: el quinteto de Nueva Jersey, reforzado con el imaginativo guitarrista Julian Lynch tras la marcha del fundador Matthew Mondeline (su marcha no ha hecho que el cuidadoso trabajo con las seis cuerdas se resienta, más bien al contrario), es un valor sólido y seguro en el pop rock de 2017. Sin estridencias, sin avant-gardismos, sin postureos ni cinismo: solo buenas canciones, bien construidas e interpretadas, con Martin Courtney y Alex Bleeker cantando sus armonías mejor que nunca.

Así, como ocurría con los citados ‘Days’ y ‘Atlas’, lo que encontramos en ‘In Mind’ es otra gran colección de orfebrería pop, en la que la sutileza, la delicadeza, la ambientación… lo son todo. Cabe aquí un punto más de ensoñación de la que encontrábamos en otros álbumes, probablemente gracias a la producción de Cole M.G.N. –Ariel Pink, Julia Holter, Beck–, cuyo estudio ha ejercido de sexto miembro del grupo. Y así, a referentes ya citados en otras ocasiones como los R.E.M. de la etapa en I.R.S. o The La’s podemos sumar ahora a los Built To Spill más taciturnos (en la preciosa ‘After The Moon’), a los Beach Boys más extáticos (‘Time’) y, claramente, a los Teenage Fanclub más recientes, los maduros y despojados de ruido. O, remontándonos más en el tiempo, a The Byrds. La pieza central ‘Two Arrows’, antes de que termine saliéndose del eje en su estupendo final in crescendo, es el mejor ejemplo de este último paralelismo.

El único gran pero que puede ponerse a ‘In Mind’ es la ausencia de otra canción tan potente e inmediata como el single ‘Darling’, un canto de amor tranquilo pero ansioso, cautivador gracias a ese ritmo esquivo y una energía contenida pero fulgurante. Cerca, muy cerca, se quedan la growerStained Glass’, el delicioso cierre con ‘Saturday’ y las inmaculadas (aunque algo más inofensivas) ‘White Light’ y ‘Serve The Song’. Pero no llegan, y solo eso impide destacar este por delante de sus dos grandes discos anteriores. Por lo demás, el candor, el encanto y la emoción (a veces algo gélida por su voluntario exceso de producción –‘Holding Pattern’, entre The High Llamas y Broadcast, sería el mejor ejemplo de ello–) alcanzan sobradamente para poner ‘In Mind’ a la altura del resto de su obra. Yo mismo hablaba de ‘Atlas’ como un “disco pequeño”, pero me equivocaba e ‘In Mind’ lo confirma: para un grupo con tal solidez y constancia, capaz de alcanzar momentos de la belleza aquí mostrada, no cabe ese tacaño (aunque cariñoso) adjetivo.

Real Estate están confirmados en el cartel del Vida Festival 2017, del 29 al 2 de julio en Vilanova i la Geltrú (Barcelona).

Clasificación: 7,7/10
Lo mejor: ‘Darling’, ‘Stained Glass’, ‘After The Moon’, ‘Serve The Song’
Te gustará si te gustan: los últimos Teenage Fanclub, The Byrds, Woods
Escúchalo: Spotify

Etiquetas:

La Tienda JNSP