La canción del día: Arctic Monkeys ironizan sobre el consumo extremo en ‘Four Out of Five’

Por | 14 May 18, 11:13

El pasado viernes Arctic Monkeys editaban ‘Tranquility Base Hotel + Casino’, su sexto álbum de estudio y el primero tras 5 años desde que publicaran ‘AM’, su álbum más vendedor hasta la fecha. En una entrevista previa, Jamie Cook, su guitarrista, advertía de que no se trata de un álbum de fácil “digestión”, y que requiere varias escuchas para comenzar a disfrutarlo previamente. Como vimos en nuestra crítica, aunque tiene parte de razón, no estamos ante un álbum tan experimental (sí, quizá, para un público más casual) y, desde luego, tiene canciones muy atractivas.

La primera en asentarse en nuestra memoria es, claramente, ‘Four Out of Five’, y por eso no es ninguna sorpresa que el cuarteto de Sheffield la haya elegido para protagonizar el primer videoclip de esta era. Dirigido por Ben Chappel y Aaron Brown –que ya habían trabajado con Alex Turner para The Last Shadow Puppets– y filmado en el castillo Howard de Yorkshire –una mansiçón palaciega británica en la que se filmó buena parte de ‘Barry Lindon’ y ‘Retorno a Brideshead’, por ejemplo–, al principio el clip parece evocar la grabación del álbum en los estudios parisinos de La Frette –una casa palaciega reconvertida, aunque más modesta– donde Arctic Monkeys registraron su nuevo álbum. Sin embargo, en este estéticamente estupendo vídeo pronto se establece una especie de trama con elementos desconcertantes –esos umpa lumpas que deambulan esmerándose por perfeccionar los planos– en la que Turner parece vigilar a un álter-ego (sin barba, y con el cabello algo más corto) que viviría en esa maqueta del hotel y casino imaginariamente instalado en el área lunar donde alunizó el Apolo XI el 16 de julio de 1969.

‘Four Out of Five’ es también una de las piedras angulares de ‘Tranquility Base Hotel + Casino’ en el aspecto lírico, relacionada con esa distopía lunar. En su letra, Turner parece encarnar a un vendedor de las bonanzas del emplazamiento lunar que, hipotéticamente, ocuparán los humanos más pudientes en un futuro catastrófico –“podrías conocer a alguien que te guste durante el impacto del meteorito, es así de fácil”–. Una taquería con “cuatro de cinco estrellas” o un local llamado “The Information-Action Ratio” –guiño a las teorías de consumo contemporáneo de Neil Postman en ‘Divertirse hasta morir’– son algunos de los “bonitos lugares” que “no dejan de aparecer” alrededor de Clavius, un cráter del satélite terrestre. “Después del éxodo, todo se está gentrificando”, dice Alex en su estribillo, una directa alegoría a la uniformidad de carácter –en beneficio, sobre todo, del aspecto económico– que padecen las grandes urbes de occidente.

Musicalmente, ‘Four Out of Five’ es uno de los numerosos medios tiempos que pueblan esta nueva obra de los Monkeys y, además de su magnetismo, puede presumir de establecer el estándar de sonido actual: teclados y sintetizadores de sonido añejo que nutren el cuerpo de la canción, con las guitarras –en este caso, muy Nino Rotta– como elemento ornamental y las armonías vocales tomando gran protagonismo. El apabullante sonido de la batería de Matt Helders –curiosamente ausente en algunos de los cortes del disco– contribuye a vertebrar el conjunto y conducirlo hasta ese final coral, hipnótico.

Merece la pena, igualmente, ver la actuación que el grupo realizaba en la noche de salida del disco en el famoso programa de Jimmy Fallon, con una formación ampliada con Cameron Avery, James Righton (Klaxons), Tom Rowley y Tyler Parkford (Mini Mansions), dando una riqueza fantástica a su renovado sonido.

Etiquetas:

La Tienda JNSP