U2, en la gira por la que muchas superestrellas matarían

Por | 22 Sep 18, 20:40

La segunda parte de la última gira de U2 ha llegado a Madrid esta semana en dos noches consecutivas tras haber pasado por Barcelona en forma de ‘Songs of Innocence’ (sin “Experience”) en 2015. Se trata de un imaginativo show que aprovecha el 100% del graderío, situando una pantalla gigante de dos caras a lo largo en mitad de la pista, facilitando el visionado de todo el estadio. Una original idea que seguro ha hecho enfurecer de envidia a más de un divo y diva y que además tiene coartada conceptual.

Por las pantallas circulan todo tipo de mensajes por la unión de Europa, por la libertad de la mujer, por la libertad de opción sexual… Presenciamos un viaje que nos lleva de ciudades derruidas como Berlín en 1946 o desoladas como Madrid en 1939 hasta el mundo de Yupi de Trump de 2018. Es lo que a día de hoy todo el mundo espera de Salvador Bono y amigos; pero hay otro mensaje subyacente como se menciona en un momento en una viñeta fugaz: la recuperación de la “inocencia”, tras haber conocido la “experiencia” como única forma de alcanzar la “sabiduría”. Y por último, mantener siempre la esperanza. Foto: Danny North, Berlin, facilitada por Live Nation.

El planteamiento es interesante aunque los dos últimos discos de U2 no sean precisamente lo más sabio que han hecho. Pero eso es justo por lo que otros matarían: la entrega de un buen espectáculo incluso cuando estás en un mal momento creativo. El show tiene momentos tediosos como el mismo arranque con ‘The Blackout’ y ‘Lights of Home’: hasta que no suena la infalible y siempre tan efectiva en los primeros minutos del set ‘I Will Follow’, el público no se despierta de verdad. También aburre el propio single ‘You’re the Best Thing About Me’, más flojo todavía en versión acústica. Sin embargo, hay otros temas bastante nuevos muy bien integrados y cuyo valor está muy bien disimulado. Bono enfrentándose al nombre de su madre, que perdió de adolescente y casi nunca había pronunciado (‘Iris’), es todo ternura (“¿no es raro que no mencionemos nunca el nombre de nuestra madre?”, plantea); y ‘Get Out of Your Own Way’ es todo un caballo ganador, de lo mejor que han hecho en los últimos años. Es una preciosidad ver a Bono recorrer las calles de su infancia en las proyecciones de la pasarela, y también lo es el cierre del show, con el cantante inclinándose hacia una pequeña casita, de la que sale una esperanzadora bombilla voladora, durante ‘Song for Someone’. ¿Cursi? Por supuesto, llevamos 30 y 40 años escuchando a este grupo. Gracias.

Más aún, la recepción de algunas de las canciones de los 2000 es tan buena como la de las más antiguas. ‘Beautiful Day’, definitivamente una de sus mejores canciones, no puede tocar más la fibra sensible en ese “Touch me (…) I know that I’m not a hopeless case”. También, como esta, con las luces del palacio totalmente encendidas y la gente 300% entregada, suenan ‘Vertigo’ y ‘Elevation’. Muy poco que envidiar en cuanto a acogida a canciones superiores como ‘Pride’, una ‘New Years Day’ quizá algo estridente o ‘Sunday Bloody Sunday’ con Larry Mullen Jr paseando un pequeño tambor en una adecuada versión reducida.

Pero de lo mejor, lo superior, las canciones de ‘Achtung Baby’ que no esperaba. Como harta de la gira de 30º aniversario de ‘The Joshua Tree’, la banda ha prescindido de sus canciones, llevándose por delante 3 de sus singles más populares, y se vuelca en cambio por supuesto en ‘One’, más bonita que nunca si es que eso es posible; la maravillosa ‘Acrobat’, ‘Until the End of the World’ y una ‘Even Better than the Real Thing’ tan solo afeada porque el personal de seguridad se dedicó a aplastar al público de la pista… para hacer hueco para que The Edge pudiera subir 4 canciones después a una plataforma situada en un rincón, donde iba a sonar la mencionada ‘Pride’. “¿Pero por qué nos empujáis?”, les pregunté indignado. “Tiene que pasar una camilla”, me mintieron. ¿Merecieron la pena los 20 minutos de empujones, mal rollo y sudor? Diría que no, pero todo el mundo se puso a grabar, así que igual sí.

Hubo mensajes para nuestro país, como al grupo gusta, que si “de Madrid al cielo”, que si han pasado 13 años de su última visita a la ciudad, e incluso se improvisó una versión de la rareza ‘Spanish Eyes’ que The Edge había propuesto en el camerino. No es su mejor composición pero pudimos ver algo único. Si es que el grupo, siempre tan cuestionado por sus ademanes, no es lo suficientemente único de por sí, para muy bien. 8.

Ver esta publicación en Instagram

#inthenameoflove

Una publicación compartida de Jenesaispop (@jenesaispop) el

Etiquetas:
  • Darío Vigil

    Una pena que hayan insistido en tocar 7 canciones del último álbum completamente olvidable en lugar de las del Joshua Tree. Deberían hacer como los Rolling Stones y solo tocar las buenas en directo aunque sigan sacando discos que solo interesen a los fans acérrimos. Los visuales muy buenos si obviamos los esperables momentos sentimentaloides y la turra política/me apunto a todo lo que esté de moda con la que ya nos castigó Roger Waters hace unos meses. El sonido malo, saturado y distorsionado en muchas ocasiones. Lo mejor las canciones de ese disco perfecto que fue Achtung Baby, el histrionismo de Bono y los recuerdos de adolescencia escuchando a esta gran banda.

  • barrentxu

    Menos mal que aún quedan músicos que no interpretan su trabajo como
    “música” es “música” (fútbol es fútbol, pensamiento lineal) y proceden a interrelacionar su
    trabajo con lo que sucede en el mundo, en parte. Que Water, Bono o quien
    sea adosen a su trabajo artístico pensamiento de la vida real, de los
    aconteceres, es una regalo extra ante tanto desprecocupado, yo a lo
    mío. No digo que nos saturen con mensajes y que terminen por enturbiar la
    parte musical en exceso, pero sí digo que la implicación, y por fortuna existe,
    más allá de la propia música, es muy positiva.Desde donde yo estaba, el sonido fue correcto.

  • Williamreid

    Querido Bono, en esta vida no se puede ser la madre Teresa de Calcuta y volar en jet privado, porque no cuela. Eres un telepredicador con las gafas de Sofia Loren que llevas 30 años sin sacar un disco decente, reconócelo.

  • david

    No tocaron ninguna de Joshua xq ya lo hicieron en la gira del disco el año pasado. Es de las pocas cosas acertadas q han hecho U2 en 18 años. Normal q toquen más del último disco xq lo están promocionando. 5 o 6 del último y 3 o 4 del anterior. No soy fan de ellos, sino un mero seguidor sin más, igual q con cien grupos/solistas más. Prefiero q saquen discos a q vivan del cuento.

  • david

    Si hay q sacar discos como Joshua, vamos apañados. Decente es bueno, satisfactorio, honrado, por tanto el último disco decente y comercialmente es POP. Aunque sería NO LINE…(saltándonos All That..y How to Dismantle..q no tienen ni pies ni cabeza), un disco repudiado por los propios fans. Pero es donde se jugaron cambiando el estilo, quitando evidentemente la canción Get on Your Boots, el disco restante es de lo mejorcito desde Pop. Decir q no sacan un disco decente desde Joshua…jajaa. Y lo q hicieron en los 90 fue algo pasajero? Jeje. Si me dices Pop o Zooropa el último decente, bueno. Si Achtung Baby levantara la cabeza, jaja.

  • Williamreid

    Me has convencido, todos sus discos son obras maestras y Bono es la Virgen de Fatima.

  • Yex Brown

    Me habría encantado estar allí

  • david

    Solo hablo de sus discos de Bono ni lo nombro, jaja. En eso estoy de acuerdo en lo q dices desde un primer momento, jaja. Es otrappelícula.
    Obras maestras? tienen 3. 😂

  • ヒメネス ペドロ

    Nada como ponerte un buen escenario y lucecitas para que te pongan por las nubes. Igualitos que… Ay, no me apetece discutir esta noches…



Playlist del mes

Send this to a friend