“‘The Bizarre World of Frank Zappa’ es la única manera de escuchar a Frank tocando y cantando de nuevo en el escenario”

Por | 09 Abr 19, 12:10


A Frank Zappa no te lo acabas nunca. Músico freak, vanguardista, bestia escénica, abanderado de la libertad de expresión, compositor de música contemporánea, visionario y genio, Frank Zappa se fue demasiado pronto, en 1993. Un adicto al trabajo como él sin duda dejó muchos frentes abiertos y proyectos inacabados. Pero, de todo el material post-mortem que podría llegar a generar Zappa, confieso que jamás habría imaginado que lo veríamos regresar a los escenarios… en forma de holograma. Ese “retorno” se titula ‘The Bizarre World of Frank Zappa’ y se podrá ver en España el 13 de julio en el Doctor Music Festival 2019. Sin duda, la confirmación que más llamó la atención de todas las del festival.

Detrás de este proyecto está Ahmet Zappa, hijo menor de Frank, co-administrador del Zappa Family Trust y vicepresidente ejecutivo de Eyellusion, la empresa especializada en producción de espectáculos hologramáticos. De hecho, fueron los responsables del tour que “resucitó” a Ronnie James Dio hará un año y medio. La gira, que arrancará en Port Chester (Nueva York) el próximo 19 de abril, consiste en, según la hoja promocional, “Frank Zappa en la guitarra solista y las voces con algunos de sus antiguos compañeros. (…) Este espectáculo alucinante celebra la música, la a menudo imaginería surrealista y el humor sinónimo de Frank Zappa”. Y es con Ahmet Zappa con quien hablamos por teléfono acerca de esta gira.

Siguiendo la hoja promocional, el tour se justifica por la devoción por las innovaciones tecnológicas de Frank Zappa. De hecho, por todo aquello que le ayudara a desarrollar su principal pasión: la composición. Era un incondicional del synclavier. Y justificaba el uso de las máquinas en el mundo de la música con sus clásicas humoradas: “si eliminas el factor humano, eliminas lo que falla en la música”. “Las máquinas no se ponen hasta el culo, no se emborrachan y no son desahuciadas por el banco”. Aun así, ¿esta querencia por la tecnología justifica esta “gira hologramática”? Hay algo extraño en entrevistar al hijo sobre el tour de un padre fallecido. Se me agolpan las cuestiones, pero cierto es que apenas logro meter cucharada en la verborrea comercial de Ahmet. Por más preguntas que le hago, todo retorna a lo alucinante que es el show.

“Hay una gran diferencia entre los shows de Buddy Holly o Roy Orbison y lo que hacemos nosotros”

Mi primera pregunta es, ¿por qué se decidió hacer un tour de Frank Zappa en holograma? Hace poco llegaban noticias sobre la gira de Roy Orbison y Buddy Holly. Pero Frank Zappa como opción, de entrada, parece sorprendente. Al menos no es uno de esos artistas en que uno pensaría si alguien nos preguntara a quién creemos que el público querría recuperar en 3D, ¿no?
Oh, no lo creo. En la música la gente tiene sus propias preferencias, claro. Buddy Holly, Roy Orbison, esos shows, tienen muchas similitudes con cualquier otro. Pero si realmente quieres tener una experiencia clara de la música de alguien fallecido, realmente quieres verlos y compartirlo. Pero hay una gran diferencia entre los shows de Buddy Holly o Roy Orbison y lo que hacemos nosotros en Eyellusion… ¡La diferencia es tan dramática! Usamos un software diferente. No creo que haya manera de compararlo. Tenemos otro hardware, otro tipo de personal de técnico, es una configuración muy diferente. Lo que hacemos en el escenario es envolver a la banda en contenido. Es una experiencia visual. No es solo negocio. En mis conversaciones con mi padre, me inspiró a completar algo que él mismo empezó. Frank estaba realmente interesado en hologramas, arrancó una empresa de hologramas. Escribió sobre ello en su libro, ‘The Real Frank Zappa’ (Nde: editado en España por Malpaso).

En el mismo capítulo donde habla del proyecto en 3D que tenía en mente, también adelantó los servicios de streaming [Nde: Zappa proponía un servicio de música en televisión por cable increíblemente similar a lo que son Spotify, Apple Music o Deezer hoy en día].
¡Sí! Imagina ser un niño y tener esta persona brillante inspirando tu mente, empujándote a los límites de lo que es tecnológicamente posible. Alguien que ha trabajado siempre con las tecnologías más punteras. Y desde este punto de partida hasta hoy, aquí estamos, haciendo ensayos completos de un show que está totalmente inspirado por Frank, que me inspiró a mí como padre. He tratado de incorporar muchas de las imágenes y estética que le gustaba. He utilizado diferentes estilos de arte, de filmaciones, para crear una experiencia totalmente inmersiva. Para los fans de siempre, pero también queremos preparar un show que, si nunca has escuchado la música de Frank, te volverás fan de su música. Creo que si no supieras nada sobre Frank y vinieras al show, tendrías la mejor noche de tu vida.

“Mi padre me hablaba de esto de pequeño. Ese recuerdo siempre ha estado conmigo”

¿De dónde viene la idea?
Porque mi padre me hablaba de esto de pequeño. Ese recuerdo siempre ha estado conmigo. Como cineasta, como productor de contenido, como escritor, ese es mi trabajo habitual. Cuando me encontré con Jeff (Pezzutti, creador de Eyellusion) me dijo que sería interesante hacer un espectáculo con el holograma de Frank Zappa. Cuando mi madre vivía había gente que llamaba a la puerta con ideas como esta. Empezamos conversaciones, pero nadie podía ofrecernos nada o acercarse a la idea que yo tenía sobre cómo debería ser el show. Pero después de todas las conversaciones que tuve con Jeff, vimos que la cosa no es solo hacer aparecer a alguien en el escenario. ¡Eso me parece muy aburrido! Quiero hacer algo que… ¡te lleve a un mundo diferente! ¡Algo más grande! Y Jeff me dijo: “ok, entiendo lo que quieres decir”. Yo le traje ideas y él estaba inspirado, así que nos pusimos de acuerdo y empezamos a construir el show. Que es, visualmente, muy diferente a cualquier otro concierto. Creo que es una noche musical apasionante. Es divertido, es conmovedor, te “rockeará”, te volará la cabeza. Algo completamente surreal, varias de las partes son como un viaje de ácido. Es un delirio para tus ojos.

En el documental ‘Eat that question’ (que recopila entrevistas en televisión de Frank Zappa desde los sesenta hasta el año de su muerte) Frank recalca, en una de las entrevistas, que que en sus shows había mucha improvisación. Asimismo, en el libro ‘The Real Frank Zappa’, escribe, al respecto del público de los conciertos, que “los que van a ese concierto son los únicos que lo van a experimentar. La pieza existe sólo para ellos”. Este principio se incumplirá con esta gira entonces, ¿no? Porque aunque haya música en directo, la actuación de Frank siempre será igual, no?
No sé si acabo de entender la pregunta…

“Mi padre era un gran fan de Terry Gilliam, adoraba la película ‘Brazil’, adoraba sus animaciones con Monty Python, y queremos introducir algo así”

Es que, por lo que explicas, el show está más cerca de lo que sería un espectáculo de un parque de atracciones que lo que sería un concierto de rock al uso, ¿no?
No, no no. Vale, entiendo. No sé si has ido alguna vez a un espectáculo emocionante del Cirque du Soleil. Imagina el espectáculo sin ninguno de los acróbatas, sin ninguno de los artistas que que están físicamente allí. La idea es que conectas con el ambiente y la experiencia. Sus shows son muy inspiradores para mí. Y lo que intentamos hacer es algo similar de modo digital. Tenemos muchas pantallas en el escenario, que rodean a la banda. Si vas a través de ese viaje visual, con una banda en vivo, los verás cantando, los verás tocando esas canciones y verás diferentes versiones de Frank. La versión hiperrealista, otra inspirada en Terry Gilliam, en su obra visual. Mi padre era un gran fan de Gilliam, adoraba la película ‘Brazil’, adoraba sus animaciones con Monty Python, y queremos introducir algo así. En una sola canción hay 300 imágenes distintas. Todo este amalgama visual es algo así como un collage, muy loco, ¡y eso en una sola canción! Cada tema del show tiene su propio arte y sonido. No es estático, es una experiencia inmersiva. Son dos horas, sin pausa. Vídeo, imaginería, con la mejor banda del mundo machacando su música (Nde: se va entusiasmando progresivamente). ¡Es jodidamente asombroso!

¿Y cuánto tiempo habéis necesitado para los ensayos de los músicos? ¿Ha costado mucho trabajo coordinar los músicos con los visuales?
Hemos estado dos o tres semanas con la banda tocando y, desde esta semana, ensayando con todo el montaje. Hemos colocado todas las piezas justo ahora. Ahora se tomarán un respiro, hasta que empecemos el show.

El espectáculo está basado, por lo que leo, en una filmación de 1974 [según el texto promocional, “Frank Zappa transformó su local de ensayo en Los Ángeles en un estudio de sonido y efectuó una apasionada y genuina actuación vista solo por los operadores de cámara que, en la habitación, capturaron hasta el más mínimo y extravagante momento”] ¿Cuándo descubriste esta filmación?
Tuve conocimiento hace unos cinco o seis años. No las había visto. Joe Travers que es encargado de los archivos de Zappa, la conciencia de su legado, siempre me decía: “oh, tenemos esto”. Era algo que sabíamos (que estaba). Pensamos en sacar el concierto en DVD, porque es una pura y asombrosa noche de música la que se capturó. Pero pensamos “tenemos esta fantástica actuación. Podemos aislar la voz de Frank, sus guitarras. Empecemos desde aquí”. Desde un punto de vista visual, fue la referencia para realizar el holograma. Me gusta el look que tenía en esa época, queríamos dejarlo con ese pelo largo, en ese punto exacto en el tiempo. Y eso es lo que hicimos.

¿Ha supuesto mucha inversión esta gira?
Sí. Primero confiamos en toda la gente que había trabajado en ello en el pasado. Hubo mucho pensamiento crítico antes de que empezáramos a gastar ningún dinero. Se ha necesitado mucho conocimiento previo antes de que se hiciera realidad, mucho trabajo hasta llegar aquí y crear el show en su totalidad, desde el punto de vista creativo, como con las metamorfosis faciales. Tenía la necesidad de entender, de profundizar. Hemos usado mucho hardware, para ir viendo cómo es primero el escenario real para, luego empezar a crear el contenido según sus especificaciones. Desde el punto de vista del diseño, es un proceso que viene de muy atrás. Y aquí estamos. Eyellusion es la compañía que realmente está fundando esta experiencia. En muchos sentidos, creo que es una oportunidad increíble para mí, como creativo. Tengo la oportunidad de crear algo especial. Estoy tan agradecido a Eyellusion, de haber encontrado a Jeff, de haber hecho algo juntos que es extraordinario.

“Frank falleció, pero es algo igualmente asombroso, en mi opinión, por la naturaleza de los visuales y la experiencia”

¿Es este el futuro de los conciertos de rock? ¿Ver a los ídolos como hologramas? Por un lado entiendo que es una opción a medida que nuestros artistas favoritos envejecen. Pero esto choca también con el fetichismo del público, con ese deseo de ver al artista en carne y hueso, ¿no?
Mira… (pausa) Si la gente pudiera vivir para siempre, sería genial. Si tus ídolos nunca murieran sería fabuloso. Pero de vuelta en la realidad, creo que hay una gran diferencia entre “alguien tocando” y “la música de ese alguien”. Una fantástica noche de música puede ser ver a bandas tributo versionando las obras maestras de otros. Pero, si tú quieres escuchar a Frank en su amplitud, la única manera de escuchar a Frank tocando la guitarra, de escuchar a Frank cantar de nuevo, en el escenario, con una banda en vivo… No hay otra manera. Ciertamente no es lo mismo, porque Frank falleció, pero es algo igualmente asombroso, en mi opinión, por la naturaleza de los visuales y la experiencia. Es una carta de amor a mi padre y espero que a los fans les guste.

El punto de tu pregunta es que mucha gente de las que somos fans están envejeciendo. Y se van a morir. Lo que significa para la industria es que estos tours gigantescos se acaban. La industria depende de ellos, de vender entradas, de llenar recintos, etc, etc. Pero si quieres una experiencia más barata pero grandiosa, compañías como la nuestra, con personal creativo, creo que es el camino correcto. El show de Zappa es la prueba del valor de este tipo de experiencias. Creo que cuando la gente vea el show les abrirá la mente, verán que es posible. Somos una experiencia en gira, como el Cirque du Soleil, como he dicho antes. Si ves el espectáculo ‘Love’ no son los Beatles, pero obtienes esa experiencia. Quieres ir a ver ese espectáculo por lo que vas a experimentar, no sabes realmente cómo va a ser. Podemos traer ese tipo de entusiasmo, de diferente manera… llámalo de manera inmersivo-visual.

¿Hay material para más tours? Leí que también estabais preparando un espectáculo sobre ‘Joe’s Garage’ [Nde: ópera rock de Zappa que apareción dividida en dos discos en 1979], protagonizada por otro holograma de Frank Zappa…
¡Sí! Hemos trabajado en una línea. Sabemos lo que significa’ Joe’s Garage’ para los fans. Y la parte guay es que tenemos todos los audios. Básicamente Frank “reflejó” el álbum. Y lo guay es que con los recursos que tenemos es completamente posible para Frank protagonizar su propio musical.

[Nde: uno de los puntos oscuros de este proyecto, pero, tiene que ver con la gestión del legado de Zappa. Gail Zappa, la matriarca y gestora de la herencia de Frank, falleció en 2015. Y repartió dicha herencia en un 30% para Ahmet, otro 30 % para Diva (los hijos menores) y un 20 % para cada uno de los hijos mayores, Dweezil y Moon. Esto ha generado un montón de conflictos en el momento en que, de facto los primogénitos no controlan nada del patrimonio. El mayor encontronazo lo tuvieron Ahmet y Dweezil –un aclamado guitarrista que actuaba con la gira ‘Zappa plays Zappa’- sobre el uso del nombre y la venta de merchandising a nombre de Frank. Así que no puedo evitar preguntar sobre el tema].

“Me siento un poco triste por no tener a mi hermano tocando la guitarra en el show con Frank”

¿Tus hermanos están de acuerdo con este tour?
Creo que, definitivamente, como cualquier familia, tenemos altibajos. Es duro cuando pierdes a tus padres. Y creo que fans están sacando las cosas de sus casillas y hay mucha información errónea. En tanto que ellos están envueltos en esto (el legado de Zappa), celebrar la creación del espectáculo… depende de ellos. Siempre que se rompe el sentido de comunidad en cualquier relación puede ser muy duro. Pero estoy feliz de las motivaciones detrás de esto y, en este show, son ventajas para toda la familia. Me siento un poco triste por no tener a mi hermano tocando la guitarra en el show con Frank.

¿Existe esa posibilidad?
Sí que hemos hablado. Habíamos tocado juntos la música de mi padre, en un show que hicimos juntos en tributo. Por otro lado, nadie ha visto nunca algo así. Sería una nueva experiencia. Y si él quiere, claro que hay oportunidad, estamos abiertos. Lo mismo con mi hermana. No lo sé. Es algo muy personal para ellos. No puedo hablar por ellos, supongo que se están protegiendo a ellos mismos. Ojalá pudiéramos ver el show juntos, me puedo imaginar que tendrían una reacción similar a la que yo tuve la primera vez, quiero creer que tendrían la misma reacción emocional, la de “¡Oh Dios mío! . Porque es extraordinario.

  • Williamreid

    Que raro que la Yoko Ono no haya montado un espectáculo con el holograma de John Lennon con lo aprovechategui que es.

  • Begoña Bengoetxea

    Lo raro es este artículo en JNSP. Si ahora pretenden recuperar a todos los que dejaron en el camino con los cambios de línea editorial, lo tienen más que imposible. Gracias a mi aita (padre) puedo escuchar sus discos (vinilo), duros de asimilar, pero geniales.

Send this to a friend