Mabel / High Expectations

Por | 06 Ago 19, 23:15

Cuando un o una artista titula “Altas expectativas” a su álbum debut solo puede ser por dos cosas: o porque va tan sobrado que no les tiene miedo, o porque nota en la nuca esa presión. En el caso del debut de Mabel, que contaba en su haber varios éxitos (especialmente en Reino Unido) antes incluso la publicación de este primer disco, la impresión es curiosamente, una mezcla de ambas: ella cree que lo ha hecho genial, pero el resultado es, para el oyente, que más bien no ha estado a la altura de esas ‘High Expectactions’.

Es evidente que, siendo una debutante en una multinacional, no cabe culpar de todo a la hija de Neneh Cherry y Cameron McVey (Massive Attack) de las flaquezas de este álbum, pero no puede esconderse: ella se precia de componer cada uno de sus temas, está a los mandos. Y tampoco se puede acusar a Polydor de haber medrado: en estos 14 cortes participan nombres tan reputados, premiados y vendedores del pop británico actual como Steve Mac (Ed Sheeran), Jimmy Napes (Sam Smith), Fraser T. Smith (Adele), MNEK (Madonna), Dre Skull (Drake), Kamille (Clean Bandit, Little Mix), MakeYouKnowLove (ZAYN), Snakehips… ¿Qué es, entonces, lo que no termina de funcionar en ‘High Expectations’, entonces?

Quizá el problema sea, precisamente, una cuestión de expectativas. Las nuestras, a tenor de hits previos como ‘Ring Ring’, ‘Finders Keepers’, ‘Fine Line’, ‘Cigarette’ o, ya este año, ‘Don’t Call Me Up’, eran un disco disfrutable en el que dejarse el culo bailando. Bailando, claro, más temas como aquellos, con ese fantástico equilibrio entre el perreo derivado de la inspiración afrocaribeña de sus ritmos y cierta sutileza y elegancia en sus formas que –pese a aparentar ser una “chav”– lleva en las venas. No cabe duda que lo hacemos: ‘Bad Behavior’ y ‘FML’ (de “fuck my life”), co-escritas junto a su hermanastro Marlon Roudette, y, en menor medida, ‘Selfish Love’ –con Kamille como co-intérprete también– y ‘Put Your Name On It’, se acercan mucho a reeditar ese espíritu con éxito.

Sin embargo, la malagueña –nació cuando sus padres vivían en Alhaurín el Grande– parece haber querido armar un disco mucho más complejo de lo que se –al menos yo– esperaba, esforzándose por ser más elegante y menos callejera. Al margen de una intro y outro que a todas luces parecen haber desperdiciado una buena idea melódica (y unos espectaculares arreglos de cuerda de Joel Compass), y dos interludios-interruptus (ambos con pinta de buenas canciones que se interrumpen inexplicablemente), la gran lacra de ‘High Expectations’ es que hay cierta tibieza en él. Quizá el mejor ejemplo sea una ‘Mad Love’ que simplemente no tiene el mismo pellizco que ‘Don’t Call Me Up’ pese a contar exactamente con el mismo equipo (Steve Mac y Kamille): a veces forzar las cosas simplemente no sale bien.

Tampoco ayuda a remontar la profusión de medios tiempos y baladas, que aunque a veces funcionan realmente bien, como en una ‘We Don’t Say’ que Drake podría haber hecho masiva o la honesta e íntima ‘OK (Anxiety Anthem)’ (su título ya deja claro de qué va). ‘Trouble’ y ‘I Belong to Me’, en cambio, son correctas, incluso bonitas en sus arreglos más bien clasicotes, pero demasiado impersonales. Esas ínfulas de tratar de hilvanar un discurso estético elevado –en fuerte contraste con unas letras sencillas sobre enamorarse y desenamorarse, sobre deseo y empoderamiento– pesan en un desarrollo de un álbum que está bien, sí, pero del que esperábamos claramente más. Para más inri, cuando pensábamos que la mixtape ‘Ivy to Roses’ servía para dar carpetazo a su etapa previa, resulta que ‘High Expectations’ se edita con una edición deluxe que incluye sus primeros hits, uno tras otro. ¿No hubiera sido más sencillo armar un álbum de total disfrute mezclando bien lo nuevo y lo no tanto? Claro que podemos hacerlo nosotros mismos, pero ¿importará eso un cuerno a alguien de la multinacional que lo publica si no vende suficiente? ¿Permitirá que Mabel pueda seguir desarrollándose como artista? Mabel ha anunciado un par de conciertos en España que tendrán lugar a principios de 2020: el 21 de febrero en la sala Joy Eslava, Madrid, y el 22 de febrero en La 2 de Apolo, Barcelona. Entradas a la venta aquí.

Calificación: 6,6/10
Lo mejor: ‘Don’t Call Me Up’, ‘Bad Behaviour’, ‘FML’, ‘Put Your Name On It’, ‘We Don’t Say’
Te gustará si te gustan: Raye, Bad Gyal, el Drake más pop.
Escúchalo: Spotify

Etiquetas:
  • theboy

    Tampoco es que vosotros podais señalar demasiado a nadie con las high expectations que vosotros os gastáis en vuestras puntuaciones.

  • Pantcho Fernández

    Igual a nadie le importó un carajo la reseña de una no one como Mabel xd

  • Lo he escuchado por encima y me ha parecido bastante truño. Su mejor canción todavía es Thinking of you, de cuando todavía no iba de guay y no era mainstream. Todavía molaba https://youtu.be/rnFxtAcGWws

  • Kissu

    Y aun asi aqui estas..

  • Chris

    Voy a sonar a señor purista de la música pero desde luego que su trabajo anterior era mejor, lo bueno es que el salto al dance pop tan mainstream le va a dar bola para un rato, seguro que ahora la meten de feat. con algún artista super grande y ya se establece como para poder volver a experimentar, tiene vozarrón y es muy guay, le falta encontrar su sitio

  • No puedo creer que sea la hija de Neneh Cherry!! ¿Por qué no aprendió del álbum debut de su madre? Una joya de los 80s

  • Antarctic Monkeys

    Next.

  • Random Guy

    Pues no esta nada mal eh

  • Random Guy

    Yo la prefiero mucho mas que a la rosalia de los cojones y su acento forzado.

  • Chris

    Hacen cosas muy diferentes pero sí, no entiendo por qué la Rosi sigue forzando el acento, si lo hiciese también al hablar rollo Elizabeth Holmes le habría durado más el papel pero a ver es que es de Sant Esteve Sesrovires la chica, no de Vejer de la Frontera, tiene talento de sobra como para tener personalidad propia, dunno 😪

  • Julio Bt

    Pues me gusta la música de la chica pero sus temazos siguen siendo Thinking of you y Bedroom.

  • mardebering

    Este High Expectations es ESPECTACULAR de lo mejor del año sin duda.

Playlist del mes

Send this to a friend