Tame Impala / The Slow Rush

Por | 14 Feb 20, 0:00

En los cinco años que separan ‘Currents’ del nuevo disco de Tame Impala, ‘The Slow Rush’, Kevin Parker no se ha prodigado demasiado por los medios ni ha empezado a ser esa persona adicta a Instagram que nunca ha sido, pero al menos sí ha hecho un ejercicio de abandono de zona de confort bastante admirable: ha co-escrito el primer single de ‘Joanne’ de Lady Gaga, compuesto para Kanye West, “cedido” un tema a Rihanna, producido a Travis Scott, colaborado tanto con Theophilus London como con ZHU, remezclado a Miguel… y la guinda del pastel: se ha casado. Si había alguna duda de que Kevin Parker es hoy un hombre diferente al que firmó el introspectivo ‘InnerSpeaker’ hace casi una década, una primera escucha de ‘The Slow Rush’ lo confirma: aquel hombre que quería trabajar con Kylie Minogue, flipaba con ‘Stayin’ Alive’ de Bee Gees hasta arriba de setas mágicas y ahora declara que quiere ser como Max Martin ya no tiene miedo de ser P-O-P en toda regla.

Esta evolución de Tame Impala hacia el pop, en la que deja atrás definitivamente la época en que escondía sus miedos e inseguridades en kilos de guitarras distorsionadas (sin descuidar nunca unas melodías que podían ser maravillosas, como la de ‘Mind Mischief‘), viene con sus más y sus menos. Si ‘Patience’, el single de regreso de Tame Impala después de casi un lustro, se quedaba a medio gas, resultando decepcionante como “comeback”, este ya ni siquiera forma parte de ‘The Slow Rush’… y al final se le termina echando un poco de menos. ¿Será que no estaba tan mal? Su sonido de disco-house veraniego pasado por el filtro psicodélico de Tame Impala era elegante, y de hecho es replicado con menos acierto en otros puntos del álbum como ‘Tomorrow’s Dust’, pero su prematuro lanzamiento y tibia acogida daban a entender que Parker no tenía entre manos otro ‘The Less I Know the Better’, cosa que ‘The Slow Rush’ confirma… al menos de momento. ¿Y qué entrega Parker en su lugar? Ni más ni menos que un trabajo que parece menor en su carrera, pero que a la vez suena totalmente eufórico, feliz, satisfecho… y, a consecuencia de todo ello, estilísticamente más disco, más easy-listening, más soft-rock… entre otras cosas. En definitiva, una evolución honesta por parte de Parker que también se traduce en unos textos muy claros y sinceros que pueden hablar sin tapujos sobre un familiar cercano que ha fallecido (‘Posthumous Forgiveness’) o entregar almibaradas rimas tipo “traguémonos esta mágica poción de amor y devoción” que podrían haber firmado tanto Barry White como Rocío Jurado (‘Instant Destiny’).

En una entrevista, el propio Parker nos ha contado: “en trabajos anteriores me he arrepentido de rebajar ese tono “cheesy”, de esconderme, de sonar menos revelador, menos grande… y en ‘The Slow Rush’ he querido dejar claro que ya no tengo miedo de esas cosas”. Aunque añade que aún tiene presente sonar azucarado, en ‘The Slow Rush’ no lo parece. Si el pegadizo estribillo de ‘Instant Destiny’ suena como la sintonía de un programa de televisión de los años 70, la letra no puede ser más idílica en su retrato de un amor con el que Parker se imagina viviendo “en una casa en Miami” o compartiendo un nombre tatuado. Y si la canción que abre el disco, la electrónica ‘One More Year’, que busca una apertura épica sin ser ‘Let it Happen’, habla sobre ser tan feliz con esa persona que no importa el tiempo ni lo que pase ahí afuera, ‘Tomorrow’s Dust’ suena al trabajo de un hombre que, alcanzada la treintena, acumula ya más certezas que dudas: “no sirve de nada anhelar un amor cuando estás solo, ni llorar afuera si no hay nadie en casa, ni volar a la luna si nadie te va a creer” es posiblemente uno de los pasajes mas sabios de su repertorio.

El espíritu relajado de ‘The Slow Rush’ se refleja en todo el álbum a nivel de melodías e instrumentación. Si en el medio tiempo disco ‘Breathe Deeper’ conviven motivos latinos e easy-listening con una coda muy Daft Punk, la festiva ‘Is it True’ presenta una melodía de sintetizador que podrían haber firmado los últimos Novedades Carminha y el pegadizo single ‘Lost in Yesterday’ suena totalmente en paz con su mensaje de mirar hacia adelante y no vivir inmerso en la nostalgia. El single previo, ‘Borderline‘, con su punto horterilla y sus ecos a Bee Gees, no puede sonar más despreocupado, cóctel en mano. La canción más intensa del álbum, ‘Posthumous Forgiveness’, en la que Parker se dirige a su fallecido padre primero con rencor por sus errores (“podías llenar océanos en todas las lagunas que dejaste, en las explicaciones que dabas”) pero después con el devastador anhelo de ese chaval que daría todo por volver a ver a su padre un sola vez (la segunda parte de esta canción puede ser la más bonita del disco), es en realidad totalmente soft-rock. Incluso el único eco del viejo Tame Impala en ‘The Slow Rush’, ‘It Might Be Time’, expresa lo que, en el contexto del álbum, termina confirmándose como una preocupación pasajera: “puede que sea el momento de asumir que ya no eres tan guay como antes, ni tan joven como antes”. En ‘The Slow Rush’ prima la sensación de que ser el “viejo Kevin Parker” no es una prioridad para el artista.

Dicho todo esto, ‘The Slow Rush’ demuestra que para el australiano tampoco ha sido una prioridad, esta vez, igualar logros pasados. Asumida la decepción que produce no encontrar por aquí otro ‘Let it Happen’ capaz de ser el temazo de año como lo fue en su momento, ni otro ‘The Less I Know the Better’ capaz de poner de acuerdo a cientos de millones de personas de la valía de Tame Impala como no ha conseguido ninguna otra canción del australiano (va a por las 500 millones de reproducciones en Spotify), pone aún más triste descubrir que lo que al principio parece será la gran cumbre del álbum que esperabas, ‘Glimmer’, es solo un interludio. ¿No había dentro de este ritmo disco totalmente glamuroso un hit épico que desarrollar? ¡Si parece que va a ser el nuevo ‘Wave to Anchor‘! Al final, lo que más se echa de menos en ‘The Slow Rush’ no es ‘Patience’ sino un momento deslumbrante y glorioso de verdad, dentro de toda la paz y felicidad que desprenden sus canciones producto del buen momento personal en que Parker, afortunadamente, se encuentra.

Calificación: 7,2/10
Lo mejor: ‘Instant Destiny’, ‘Borderline’, ‘Posthumous Forgiveness’, ‘Lost in Yesterday’
Te gustará si te gusta: la parte más pop de ‘Currents’, los últimos Novedades Carminha, la música disco que ponen en el Freedonia

Etiquetas:
  • Carraca

    Crónica de una muerte anunciada.

  • Rob C

    Tiene algunos buenos temas pero ninguno entusiasma demasiado… Necesita malas rachas para hacer buen caldo.

  • Pablo

    Muy aburrido. Patience es mejor que todas las canciones del álbum.

  • Lucio

    Me hartan los lectores. Cuando salió Patience la criticaron por ser simple y vacía. Ahora dicen que era buena. Cuando salió Currents decían que era un disco comercial con 4 canciones buenas.
    Solo existen para rememorar el pasado después de criticarlo y para despotricar lo actual. Disfruten un disco sencillo bien producido sin más preámbulo y ya.
    Y no aplica a Tame Impala, aplica a todo. Dejen de lado lo hater y relájense. A veces siento que disfrutan ver artistas apagándose.

  • Francisco Javier Indignado Hin

    Si, es un disco menos inmediato. Estamos de acuerdo. Pero tiene pinta de ir ganando con las escuchas. Me recuerda al efecto de ‘Protection’ de Massive Attack: todo el mundo esperaba un Blue Lines 2.0 y cuando salió, la gente lo puso a caer de un burro. El tiempo ha demostrado que no es mal disco, solo diferente. Este de los Tame Impala creo q va por el mismo camino

  • nachob

    Sí, siempre el bueno era el anterior. a mí lo que me llama la atención es que mucha gente comenta los discos de inmediato, a las pocas horas de haber salido, lo que deja claro que, SI lo han oído (que lo dudo) lo han hecho de aquellas maneras. Unos segundos de canción … no me gusta , la siguiente …. esta suena a xxx, otra, ….. tampoco me gusta , …. Y así.

  • Angelfuck

    Joder algunos parece que cagan antes de comer no? Quién será el campeón que digerio el disco al minuto de salir.

  • xabier

    ZZZZZZZzzzzzzz……una ovejita, Massive Attack, otra ov

  • Mons Martyrium

    Me ha gustado, supongo que porque no esperaba mucho de su sonido, algo quemado quizá; es verdad que perdieron la frescura de sus inicios pero eso no deja de ser coherente en cualquier banda que crece.

  • Mons Martyrium

    Hace ya tiempo que Internet sólo sirve para desfogar la bilis, en cualquier foro que vayas te encontrarás que casi todos los comentarios son para poner a parir a la web, a la editorial, al resto de usuarios… a lo que sea, casi siempre buscando impresionar a través de burradas escritas y sarcasmos de cuarta clase. Y oye, que a veces apetece dar ostias a todo pero cuando ves que es un actitud DIARIA y constante pues lo siento pero tienes un principio de enfermedad, por mucho que sea ya algo normalizado nunca será normal ser un hater amargado.

  • Mons Martyrium

    Degeneración de una época donde sólo importa la inmediatez… en el pasado que un disco saliera era todo un acontecimiento al que había que dedicar tiempo, entre otras cosas porque solía costar dinero tener acceso a la música.

  • Fernando

    Bueno, el disco lleva filtrado una semana.

  • mardebering

    Bravo seguro te pillan de sermoneador en la Amazonia.

  • mardebering

    Coincido casi en todo con la revisión, el disco es tan Easy-Listening que tira para atrás, tiene algún tema bueno, “Breathe Deeper” o “Is It True” luego todas suenan un poco igual no hay singles destacados, en una semana nadie se acordará de el, será un flop instantáneo fuera de sus talifanes habituales, por cierto, para ser un “productor tan reconocido” menuda chapuza a creado en “Glimmer” es una chorrada que casi no llega a categoría de canción

  • david

    Toda la razón del mundo. Ya dije que Jenes debería esperar un día o dos después de la publicación de tal disco porque existe un foro donde se va a comentar y somos muchos para escuchar y digerir como bien dices un álbum. Luego quieres comentar algo al día siguiente o dos y ya es tarde. Jenes va de un extremo a otro, o hablan de un disco el mismo día, incluso de madrugada o 5 meses después de su publicación. Para eso que no exista foro. Voto positivo y porque no puedo darte dos o tres.

  • Dirrty Boy

    Menuda gilipollez dejar fuera a It Might Be Time como lo mejor del disco, desde esa premisa se puede apreciar que esta reseña se hizo a las prisas y solo pa’ presumir que es de las primeras reseñas y generar mas feed en el foro.

  • david

    Pero de mala calidad. Creo que fue el martes. La buena desde el miércoles.

  • errecastillo

    Seguro le pusieron la nota antes de ver la de Pitchfork, fallaron en sus pronósticos. El disco es bueno, maduro, logrado. Un 8 es lo mínimo

  • Gass

    Otro buen álbum de Kevin Parker. La producción es espectacular, hay una de capas y efectos que se necesitan varias escuchas para apreciarlo bien. Es verdad que las melodías y los ganchos fallan un poco y las canciones deslucen respecto a temas de álbumes anteriores. Aun así es un álbum muy notable que está por encima de la media musical actual.

  • Ganso

    ¡Qué huevazos tiene este tipejo para hablar de los estribillos de Radiohead! Un disco monótono, aburrido hasta decir basta, simple (por muchas capas que meta, es mejor abrigarse con un buen nórdico fino que por 100 mantas), tedioso de escuchar…

    No me fiaré más de un tipo con el pelo largo y liso de usar planchas.

  • Ganso

    Ese es el fallo. ¿Para que coló quieres capas y capas de mierda? Solo se me ocurre una cosa: para disfrazar la falta de ingenio a la hora de elaborar una buena canción.

  • Ganso

    Ha creado*

  • Warp

    Y algunos añaden “gana con las escuchas”, es decir, ¿que ya lo han escuchado varias veces?

  • Mons Martyrium

    ¿Te ha picado sentirte identificado eh?, sigue soltando pelos muertos por el salón del anonimato, guapo/a.

  • Gass

    No creo que haya falta de ingenio, la producción es lo que le diferencia del resto de músicos. Él nunca ha sido un cantautor y sus temas siempre se han caracterizado por ese sonido. En este caso hay instrumentales muy bonitas como la de Glimmer o producciones que recuerdan a sus viejos hits como It Might Be Time, donde los synths, las percusiones y las guitarras elevan la canción.

  • Lucio

    Cuanto odio hermano. Te quiero ver producciendo un disco a ver que sale de eso, pero no.. estas acá comentando mierdas en un sitio de musica pop.

  • David Núñez

    Has dado en el clavo totalmente.

  • David Núñez

    Escuchan discos igual que van a conciertos y a festivales. Pero por supuesto luego tienen que regalarnos sus ilustrísimas opiniones.

  • rombo

    Yo es que lo único que salvo es It Might Be Time. En el resto de canciones Kevin Parker está totalmente perdido, no tiene ni idea de adónde va.

  • mardebering

    Me encanta como algunos hacéis esto de internet como algo personal como machitos de colegio o de bar, pues lo siento tienes un principio de enfermedad. https://media2.giphy.com/media/z4Ut4kYEMW0s8/giphy.gif

  • mardebering

    Pues sí, cuando no hay melodía ni nada destacable pues eso, capas y capas, hay miles de personas que saben tocar instrumentos pero muy pocas componer cosas perdurables.

  • Mons Martyrium

    Venga, deja de llorar, que tienes que estar mañana en forma para volver a poner 20 comentarios poniendo a parir a las intelectuales que te estamos acosando y a todos estos grupos de nueva vanguardia como Tame Impala.

  • Ganso

    Yo no soy productor. Pero insisto, si lo único que se puede destacar es su faceta de productor, algo falla. Kevin disfraza su falta de melodías (lo digo porque el mismo ha criticado la falta de estribillos de Radiohead, a quienes no llega ni a la suela) y por aquí os agarráis a un clavo ardiendo acudiendo a su producción. ¿Por qué es tan excelente su producción? Capas y capas tienen los temas de LCD Soundsystem, y aparte, tienen gancho y buen gusto.

  • mardebering

    ¿Nueva Vanguardia copiar a la ELO y a otros tropecientos más? por favor¡¡

  • Anmi

    Su disco más entretenido hasta hoy. Un buen album muy agradable de escuchar <3

  • ThePhantom

    Estabais tardando.
    Llegó el momento, ahora lo más ‘cool’ es decir que Tame Impala es una mierda.
    Siempre comparando con anteriores trabajos, artistas similares y bla bla, en vez de tratar de descubrir la obra por si misma como evolución del crecimiento de un artista.
    Hay que escuchar, madurar, a lo mejor más de 15 veces cómo he hecho yo mismo con éste álbum.
    Sólo así te das cuenta que lo que tienes entre manos es una puta maravilla.

  • Lucio

    Pero cuando se habla de su producción se lo entiende como un todo. Creo que debe ser uno de los pocos, sino el único, artista mainstream que escribe y produce el mismo sus propias canciones sin ninguna colaboración ajena y sigue haciendolo en su cuarto disco.
    Algo impensable actualmente donde para una canción de reggaeton o Justin Bieber se necesitan 7 autores.
    Es lo que hace que se gane todo mi respeto.

  • Lucio

    Muchas de las calificaciones de Jenesaispop son una copia burda de Pitchfork.

  • Carraca

    Es que un disco dura alrededor de una hora ¿cuantas veces hay que escucharlo para empezar a valorarlo? Porque yo escuchando un disco o ver una película o leer un libro me basta con una vez para saber si me gusta o no y tener unas primeras impresiones. Particularmente lo escuché justo cuando se publicó en Spotify.

  • Carraca

    Pues quizás es mejor que colabore o contrate escritores de canciones porque no se le da muy bien. Si lo haces tú solo y lo haces mal pues quizás es mejor que te lo haga otro

  • Arjenis Rodriguez Jimenez

    Sorry, pero esto no me suena a Max Martin por ninguna parte 💔

  • ThePhantom

    Habláis de capas como si componer música fuera photoshop…
    En la producción musical no existe eso.

  • David Núñez

    Muy buen disco de pop, aunque peor que Currents.

  • Jimmy.McNulty

    La producción me parece una mierda, han llevado el sonido conceptual al extremo, tengo que estar tocando continuamente el volumen, los excesos que tiene en la producción parecen una parodia del sonido ‘mono’. Las canciones que suenan ‘limpias’ son las mejores con diferencia… y es una pena porque al contrario de muchas opiniones de aquí, a mí si me parece que hay material suficiente para hacer un disco magistral.

Send this to a friend