6 grupos españoles opinan sobre las tasas post-Brexit para artistas: «Destruyen nuestra capacidad para girar por Reino Unido»

Por | 07 Mar 20, 10:47


Un par de semanas atrás lanzábamos una reflexión a cuenta de una noticia que se veía venir tras la consecución de la salida de Reino Unido de la Unión Europea: la imposición de visados y tasas para los artistas foráneos que quisieran actuar allí. Una medida que afectaría sobre todo a los artistas de pequeño o medio tamaño, en público, y que supone el desembolso de grandes cantidades de dinero, tanto efectivo como en avales, para los grupos que quieran actuar en Inglaterra, Escocia, Gales o Irlanda del Norte desde el día 1 de enero de 2021. Ante la preocupación que eso ha despertado y la posibilidad real de que la UE responda con medidas similares para los artistas británicos, hemos contactado con varios grupos españoles que actúan o han actuado en UK en los últimos años para conocer de primera mano sus impresiones sobre la situación.

Hinds, cuyas giras mundiales son ya una constante –y que, de hecho, publican su próximo disco ‘The Prettiest Curse’ en un sello británico, Lucky Number–; Baywaves, que se dieron a conocer en España precisamente por sus diversas giras por Inglaterra; Toundra, un grupo que desarrolla frecuentes giras por toda Europa –su actual tour, que comienza hoy en los cines Aribau de Barcelona presentando su álbum con música para ‘El gabinete del Dr. Caligari’, cuenta con diversas fechas foráneas–; y Le Parody, artista que hace muy poco nos detallaba sus diferentes peripecias actuando por todo el mundo, responden a nuestro cuestionario sobre sus impresiones.

Además, también hemos consultado a dos proyectos musicales de artistas españoles que, de hecho, residen en Reino Unido y por tanto desarrollan allí su actividad musical, ofreciendo una visión «desde el interior» del Brexit. Se trata de Alien Tango, el proyecto comandado por el murciano Alberto García Roca apoyado en músicos ingleses que en breve publica EP; y REYKO, el dúo formado por Soleil e Igor que triunfaba a lo grande hace un par de años con ‘Spinning Over You‘ y que esta misma semana ha publicado su álbum debut homónimo. Aunque en general hay tristeza, pesimismo y preocupación en todos ellos, hay disparidad de visiones en cuanto a si se terminarán para ellos las giras por UK con esta medida. Incluso sorprende saber que, en realidad, los más afectados por todo esto pueden ser los músicos británicos.

¿Qué opináis sobre que Reino Unido imponga tasas y avales para poder actuar en el país?

Hinds: «Leímos la noticia en el aeropuerto de Gatwick para volver a Madrid, de hecho. Es una puta mierda, qué te voy a decir. Que Inglaterra sigue siendo de los países más fértiles en cuanto a escena e industria musical, y que nos hagan/se hagan esto a sí mismos, me parece que sólo puede traer malas consecuencias, hacer que el negocio musical allí sea más elitista (si cabe) y, desde luego, menos libre, variado y por tanto, a mi parecer, interesante. Empeñarse en construir nuevas fronteras es un concepto que ya me cuesta comprender, pero tratar de ponérselas al arte a base de tasas, permisos y dinero es algo que me pone verdaderamente triste».
Baywaves: «Sí, estamos frontalmente en contra; cualquier restricción a la libre circulación de la cultura es una aberración. Desde la óptica de nuestra trayectoria, si esta medida hubiera estado en vigor hace cuatro años, no habríamos podido dar ningún concierto en Inglaterra: de los 25-30 conciertos que hemos dado en Inglaterra, los primeros 20 se hicieron con algunos de nosotros sin tener siquiera cuenta bancaria».

Hinds: «Empeñarse en construir nuevas fronteras es un concepto que ya me cuesta comprender, pero tratar de ponérselas al arte a base de tasas, permisos y dinero es algo que me pone verdaderamente triste»

Toundra: «Es una medida que destruye nuestra capacidad para girar por el Reino Unido. Las giras de grupos de nuestro nivel tienen un margen muy humilde y con estas medidas nos veríamos en la situación de «pagar por tocar». Siempre hemos bromeado con que desde antes de entrar a las islas ya te están cobrando por cosas (tasas por vehículo, Eurotúnel, etc.), por lo que para Toundra estas medidas son una dificultad añadida y por el momento, insalvable».
Le Parody: «No he leído mucho sobre esta nueva ley, pero supongo que a ciertos niveles se podrá sortear, como sucede en otros países del mundo».
Alien Tango: «Que va a a ser terrible para los grupos emergentes que quieran abrirse paso en ese mercado».
REYKO: «La verdad es que nos entristece bastante. Va a afectar muchísimo a la industria musical. Tenemos la esperanza de que de aquí a 2021 lleguen a algún acuerdo para que esto no se lleve a cabo, o que sea un poco mas «light». Habiendo vivido desde dentro todo el proceso del Brexit, no nos extrañaría que las cosas cambien en ese aspecto en los próximos meses. Seguimos siendo optimistas. :)»

¿Os sucede esto o algo similar en otros países del mundo?

Hinds: «Claro, para trabajar en Estados Unidos también necesitas un visado. Nosotras tenemos el de trabajador no inmigrante (P1). Es un pastón y muchísimo papeleo y pueden aprobártelo o no y es un coñazo y hay que renovarlo cada año religiosamente. Para tocar en Japón también se necesita un visado, pero ese te lo conceden casi automáticamente. Y en Brasil. Y en Vietnam. A Australia fuimos de estrangis las dos veces (al menos la primera de ellas, seguro) pero sabiendo que habríamos necesitado uno. De todas formas depende de tu nacionalidad, así que todo esto que os cuento es bajo la experiencia de un pasaporte español. No sé. No es porque se estén inventando algo, lo feo es que antes no fuera así y ahora sí. Restringir el flujo de cultura en vez de potenciarlo».
Baywaves: «Sí, claro; los visados de artista en Estados Unidos suponen un desembolso económico y un gasto burocrático grande. Desde el mismo precio de los billetes a la hora de cruzar el atlántico se reduce el espectro de grupos pequeños que pueden plantearse girar allí. Sin embargo, la gracia de Reino Unido es que tocar allí es casi tan barato como tocar en Barcelona para un grupo de Madrid, y existe un circuito (promotores, medios, público) muy grande y muy receptivo para grupos que están empezando a desarrollarse, cosa que no sucede en ningún otro país de nuestro entorno».

Baywaves: «La gracia de Reino Unido es que tocar allí es casi tan barato como tocar en Barcelona para un grupo de Madrid»

Toundra: «Cuando tocamos en Estados Unidos por el SXSW tuvimos que llevar unas cartas de la organización que especificaban que no íbamos a cobrar por dar conciertos, de otra manera necesitas un visado de trabajo. Pero dentro de Europa no hay problemas de este tipo, o al menos no los había».
Le Parody: Cualquier país de fuera de la Unión Europea exige pagos y visados especiales si vas a ir a hacer algún tipo de trabajo. Un concierto, en principio, sería un trabajo. Pero en la mayoría de países, para músicos underground, sortear esta dificultad es tan fácil como no decir que vas a dar un concierto. Hay también otras medidas legales-alegales, como viajar con una invitación de alguna institución que confirme que no vas allí a trabajar, que el concierto es, por ejemplo, una muestra cultural, y lo que te pagan no es un salario sino algún tipo de compensación por los gastos».
Alien Tango: «En EEUU está bastante peor el asunto, las visas de trabajo son mucho más caras».
REYKO: «En Estados Unidos piden papeleos varios y visados con tasas, etc.»

¿Os obliga esto a replantearos cualquier concierto en el país, o creéis que si conseguís organizar una gira completa puede compensar?

Hinds: «A nosotras, personalmente, no nos hace replantearnos seguir tocando en Inglaterra. También porque somos un grupo que en la última gira hicimos diecisiete ciudades allí… que nos renta, vaya. Habrá que enterarse bien cómo es la visa, si son esas 200 libras al año, o bianuales o qué. ¿La ruina para Hinds? Esperemos que no. ¡Jajaja!»
Baywaves: «Sí, la concepción a partir de ahora es diferente. Desde la implementación de esta medida, planear una gira en Inglaterra empieza por hacer números: gastos, visibilidad, rentabilidad, proyección… Prima una óptica mercantilista que hasta ahora podíamos obviar, ya que era casi indiferente hacer una gira de guerrilla allí que en España. Supone un obstáculo más a la hora de organizar una gira: si bien por suerte para nosotros ahora mismo no es un obstáculo infranqueable, sí que es un puto coñazo».
Toundra: «Los promotores que nos llevan al Reino Unido no pueden pagar tantísimo dinero. Es bastante triste. Supongo que con grupos locales no será tan difícil, pero con nosotros, a pesar de hacer sold-out en sitios como Londres o Bristol… Esas medidas lo convierten en algo fuera de nuestro alcance».

Le Parody: «A la gente que hace giras visibles con poco margen de ingresos entiendo que sí que les pasará factura la medida»

Le Parody: «Entiendo que esta medida afectará sobre todo a bandas medianas. Supongo que, como decís en el artículo, los artistas mainstream podrán seguir tocando sin notarlo demasiado, y la gente que tocamos fuera sin promoción podremos seguir pasando desapercibidos. Pero a la gente que hace giras visibles con poco margen de ingresos entiendo que sí que les pasará factura la medida».
Alien Tango: «A nosotros en principio no nos afecta ya que residimos en Londres».
REYKO: «A nosotros como grupo por suerte no nos afecta por ser residentes del Reino Unido desde hace más de cinco años. Como los dos también tenemos pasaporte español, tampoco nos afecta en Europa. Nos hemos librado de ésta… ¡a no ser que de repente metan alguna ley nueva en los próximos meses!»

¿Creéis que lo justo sería que la UE respondiera con la misma aplicación de tasas y visados?

Hinds: «NO. No me parece un modelo a seguir. Está formulada con resquemor la pregunta, porque no se estaría buscando justicia sino venganza».
Baywaves: «Desde un punto de vista político y recaudatorio, sí: estamos todo el rato bombardeados por grupos anglosajones, y estaría buenísimo que con cada concierto se financiara una partida de apoyo a la escena musical española. Sabemos que esto no va a ser así, y que no va a haber una relación tan directa, y que una reciprocidad en la medida nos va a impedir disfrutar de bandas que aquí tocarían para 50-200 personas, y no va a afectar a los grupos grandes. Sin grupos europeos, Inglaterra (por proporción numérica y por propio Chauvinismo), “no se pierden nada”, sin embargo nosotros nos quedamos huérfanos de una escena interesantísima. Así que, volviendo a la pregunta: no».
Toundra: «Espero que no, porque si hay algo que hemos aprendido estando de gira es que la forma de hacerlo es como lo ha hecho Europa hasta ahora. Creo que volver atrás y poner medidas restrictivas no representa el carácter de Europa y sus ciudadanos (al menos de la mayoría)».

REYKO: «Tenemos varios colegas músicos británicos que están bastante intranquilos con esto (…), y les afectaría muchísimo. Se habla bastante de esto por aquí entre grupos y músicos»

Le Parody: «No sé si es justo o no, no tengo ni idea de leyes a este nivel y lo que me huelo que todo esto del Brexit va a servir sobre todo de caos y excusa para represiones fronterizas, sanciones y recaudaciones de todo tipo».
Alien Tango: «Me parece bastante lógico que ocurra, para bien o para mal. Lo de que paguemos para tocar en España no sé si sería el caso, pero supongo que se acabaría lo de tocar en España para nosotros. ¡Jajaja!»
REYKO: «Lo normal es que sí. De hecho tenemos varios colegas músicos británicos que están bastante intranquilos con esto ya que asumen que es lo que va a pasar, y les afectaría muchísimo. Se habla bastante de esto por aquí entre grupos y músicos».

La Tienda JNSP