Lady A demandan a Lady A, que responde: «ayudáis a los opresores»

Por | 09 Jul 20, 11:16

Lady A, la banda anteriormente conocida como Lady Antebellum, ha demandado a Lady A, la cantante de blues cuyo nombre real es Anitta White, por el uso de su nombre compartido. La banda había llegado a un acuerdo con la cantante para compartir el nombre amigablemente, pero tras recibir una primera demanda de la intérprete de ‘That Man’ que solicitaba a la banda 10 millones de dólares por el uso de este nombre, ha decidido contraatacar con una segunda demanda para defender que dicho apelativo también le pertenece al haberlo registrado como marca hace más de 10 años. Como informa Billboard, Lady A no quiere que Lady A deje de usar su nombre, sino compartirlo.

Lady A y Lady A habían hecho las paces después de que la primera anunciara cambio de nombre para aliarse con el movimiento Black Lives Matter, reconociendo sus connotaciones racistas. Grupo y cantante compartían recientemente la captura de una videollamada conjunta en la que aparecían felices y sonrientes, desvelando que ambas partes habían mantenido «conversaciones transparentes, honestas y auténticas» con el propósito de «hallar soluciones positivas y puntos en común» para resolver su disputa. Según la demanda, los autores de ‘Need You Now’ habían negociado promocionar la carrera de White como posible solución, y también escribir y grabar un tema conjunto, pero finalmente estas charlas no han llegado a buen puerto.

Algunos dirán que la banda Lady A tiene las de ganar: es más poderosa que la cantante, legalmente parece que se curó en salud cuando debía, y además White ha ofrecido una cifra a todas luces desorbitada para compartir este apelativo que ni siquiera es tan original. Otros, sin embargo, argumentarán que la banda está quedando un poco mal públicamente con su actitud ante esta modesta cantante afroamericana y que nada de esto habría pasado si hubiera comprobado que el nombre ya estaba en uso o sobre todo tenido el buen gusto de cambiar el suyo radicalmente, porque el de «Lady A» es horroroso. Además, como ha señalado la propia Lady original en una entrevista con Vulture, la supuesta vocación antiracista de su gesto genera, como poco, dudas: “Si queríais ser defensores o aliados, estáis ayudando a los opresores. Eso podría requerir que renunciéis a algunas cosas porque yo no voy a ser borrada».

Etiquetas:

La Tienda JNSP