Gorras, sudaderas y llaveros no son discos: ¿a quién perjudica el cambio de normas del Billboard?

Por | 14 Jul 20, 11:13

Tan sólo unos meses después de haber dispuesto unas normas, cosa que sucedía el pasado mes de enero, ese verdadero lío llamado Billboard 200 anuncia que vuelve a cambiar de reglas. Y no porque los tiempos hayan evolucionado así de rápido, sino porque la norma ha demostrado ser injusta y un poco sinsentido.

El ataque frontal de su comunicado son los «ticket bundles» y los objetos de merchandising. Como todos los aficionados a las listas de éxitos saben, en Estados Unidos desde hace unos años es normal que haya algunos artistas que incluyen la venta del disco en la entrada de una gira, contando como una venta de álbum para el Billboard 200. Normal cuando un ticket cuesta 200 dólares de media. Ha sido el caso de gente dispar en estrategia y edad, de Metallica a Madonna, de Cher a Bon Jovi, de Janet Jackson a Kesha. Pero es que además en los últimos meses se han consentido una serie de acuerdos, que han llegado casi al absurdo. The Weeknd era número 1 del Billboard 200 por la venta de lo que se consideraban 400.000 unidades de ‘After Hours‘… cuando en realidad muchas de ellas procedían de la venta de gorras, sudaderas y llaveros que estratégicamente incluían una copia digital de este disco, por otro lado ya exitoso de por sí.

El furor de la táctica ha llegado a salpicar hasta a los artistas que ya no pueden hacer giras, no por la covid-19, pues de manera chanante, aunque el futuro de la música en directo es incierto, hay quien sigue lanzando su disco al mercado con «ticket bundles» para giras que ya veremos si se hacen o no; sino que incluso han llegado a los artistas que ya no están con nosotros. En la nueva lista del Billboard 200 que se publica hoy, el fallecido Pop Smoke es número 1 con 251.000 unidades. De ellas, la mayoría son puntos de streaming (190.000), pero de las 59.000 «ventas», la mayoría proceden del merchandise preparado ad hoc para el disco ‘Shoot for the Stars’. Como podéis ver en su web, en este caso se ha trabajado sobre todo camisetas y sudaderas, sumando una copia digital del disco.

Billboard informa de que así pretende reflejar mejor «las intenciones de compra de los consumidores» y anuncia que las normas se aplicarán a partir de una fecha aún por determinar que según algunas fuentes podría ser el 2 de octubre, al menos en cuanto a los conciertos. Desde entonces, no es que no vaya a contar ningún «ticket bundle», sino que el consumidor tendrá que elegir específicamente que quiere una copia de tal disco, sea digital o física, cuando vaya a ejecutar dicha compra. Conscientemente, tendrá que marcar esa casilla, con el añadido de precio que se considere. Hasta ahora y según las normas de enero, Billboard decía que el precio mínimo de un objeto de merchandising que incluyera un disco, tendría que ser 3,49 dólares porque ese es el precio mínimo para que un disco cuente para la lista. Sin embargo, la norma no ha resultado efectiva, por lo que se ha modificado.

Los cambios en las normas afectan también al Billboard Hot 100. El portal americano carga específicamente contra las ventas de CD-singles que ni siquiera se han fabricado, y que en ocasiones tardan meses en llegar al usuario, con la excusa de que incluyen una descarga digital ipso facto. Según el portal, estas ventas dejarán de contar para la tabla digital y señala específicamente tres casos que han recurrido a esta estrategia: Justin Bieber, Ariana Grande y 6ix9ine. Sorprende la mención de ejemplos en un portal que se caracteriza por ser aséptico y neutro, pero indican que la estrategia llevada por estos artistas durante este año para ver elevados sus singles en la lista más cotizada del mundo, pasará a ser «inefectiva».

Las nuevas normas del Billboard 200 afectan exactamente igual a artistas veteranos -los que tienden a abusar de los ticket bundles, pues venden decenas de miles de entradas con facilidad- y a artistas jóvenes -los que están abusando de vender camisetas y sudaderas como si fueran discos-. Sin embargo, y a riesgo de sonar como un disco rayado, el Billboard 200 continúa desde hace más de un lustro sin resolver la cuestión de cuánto influye el streaming de un single suelto en la lista de álbumes. En su nota de prensa hablan de «las verdaderas intenciones de compra de los consumidores» como si este problema estuviera resuelto, cuando todos sabemos que el top 10 de discos está sostenido por singles exitosos… mientras Bob Dylan se hunde del puesto 3 al 50 en su segunda semana, pese a ser… ¡top 3 de ventas! ¿En serio creen que mientras alguien escucha ‘Blinding Lights’ en una playlist de Spotify, las intenciones de ese consumidor son «consumir el disco» de The Weeknd?

La Tienda JNSP