Así fue el show de Katy Perry en la edición virtual del festival Tomorrowland 2020

Por | 26 Jul 20, 14:26

Tomorrowland es uno de los festivales más populares del mundo. Con sede habitual en la ciudad belga de Boom y centrado sobre todo en la presencia de DJs, se precia de ser uno de los eventos musicales más tumultuosos del globo, contabilizando según su promotora ID&T 400.000 visitantes de 200 nacionalidades distintas. Pero este año, como prácticamente cada gran festival, no ha podido celebrarse en los términos habituales. Sin embargo, la organización no ha renunciado del todo a su celebración y ha apostado por un planteamiento innovador: este fin de semana, 25 y 26 de julio, se celebra la edición especial «Around The World» –holi, Aless Gibaja– ofreciendo en formato virtual –incluyendo un público de 280.000 avatares, cada uno con sus características morfológicas e identidad propias– y espectaculares escenarios 3D, en el que el público «real» puede ser cualquier internauta de cualquier parte del mundo. Pagando, eso sí, entrada de día (12,50€) o abono (20,00€) para ver las presentaciones desde sus dispositivos domésticos, teniendo además acceso libre a todas las actuaciones durante la semana posterior.

Y el cartel, para los interesados en la música dance y electrónica más hedonista, no es ninguna baratija: nombres tan célebres de esa escena como David Guetta, Nervo, Armin Van Buuren, Charlotte Dewitte, Oliver Heldens o Dimitri Vegas & Like Mike se han apuntado a esta edición tan particular. Además, se abren a la presencia de artistas pop mainstream como es el caso de Katy Perry. Sí, esa misma que está embarazada de nueve meses de su primera hija y a la vez a punto de editar su nuevo álbum, ‘Smile’.

Ayer sábado era el día de la actuación de Perry y, gracias a diversas crónicas, tuits y un único vídeo oficial del festival –el que recoge la parte final del show, su himno ‘Firework’– podemos saber cómo fue esta curiosa presentación. Fue un show corto, de algo más de 15 minutos, que Perry y su equipo plantearon en modo sesión de DJ: «Hicimos todos mis éxitos, porque cada DJ sabe lo que el público espera. E hicimos versiones dance. De hecho, es un medley de 15 minutos de todas las canciones conocidas, pero de un modo muy rápido. ¡Fue muy excitante!», declaraba después Perry. Ese medley se abría con el reciente single que da nombre al inminente ‘Smile’, seguido de clásicos como ‘Teenage Dream’ y ‘California Gurls’, más ‘Chained to the Rhythm’ (single principal de ‘Witness’) y ‘Dark Horse’. Tras un popurrí que mezclaba ‘Daisies‘ con ‘I Kissed a Girl’, ‘Peacock’, ‘Walking On Air’ y ‘Swish Swish’, culminando con ‘Roar’ y la ya mencionada ‘Firework’.

Como se veía en una preview de la actuación, una Katy ataviada con un chillón vestido de lunares naranja y peluca a juego descendía sobre el escenario con su prominente tripa en un globo con forma de clown. Allí se situaba en el centro de un escenario en el que la rodeaba su banda. Músicos que sí eran reales, aunque no lo parecieran al estar ocultos en llamativos disfraces con forma de sombreros de copa rojos. Tras ellos, una construcción virtual espectacular –entre un palacio Disney y la puerta de la Feria de Abril– servía de fondo para la actuación. La literal traca final de fuegos artificiales también fue virtual, aunque estaba realmente conseguida, a la altura de la expuesta en los conciertos «físicos» de KP.


La Tienda JNSP