Dan Croll te suplica que no vayas hoy al trabajo en ‘Work’

Por | 28 Sep 20, 9:42

Dan Croll ha publicado este año un disco sencillo pero muy bonito llamado ‘Grand Plan’, en el que el cantante de Liverpool muestra hasta qué punto mudarse a Los Ángeles le ha sentado muy bien a su música. Ahora influida por James Taylor, Burt Bacharach y Joni Mitchell, suena completamente atemporal bajo la producción de un grande de las canciones atemporales como es Matthew E. White. ‘Grand Plan’ será estos días nuestro «Disco de la Semana» aprovechando que hace unos días pudimos mantener una charla con el artista.

‘Grand Plan’ ha venido presentado durante todo este año por media decena de singles, cada uno con su «cara B», llegando a desvelar casi la totalidad de lo que encontraríamos en este álbum. Uno de los temas que no era el single principal, sino una de esas otras «caras» que finalmente hallamos igualmente en el álbum es ‘Work’, una monada de canción en voz baja, en la que Dan Croll simplemente le pide a su chica que no vaya al trabajo, que se quede con él todo el día retozando en la cama. Un tema idóneo como «Canción del Día» para este o cualquier lunes.

Dan Croll nos la ha descrito así: «Es algo muy sencillo. No conocía a nadie en Los Ángeles, pero empecé a quedar con mi novia. Me sentía muy solo porque no conocía a mucha gente salvo a ella, y la canción refleja un poco de desesperación por este motivo. Obviamente ella tenía que irse al trabajo durante el día, y yo me quedaba en mi cuarto sin hacer nada básicamente, solo. Es una mezcla entre lo que supone estar en una relación pero también sobre la soledad».

La canción empieza con una línea de piano delicadísima sobre la que Croll va hablando sobre su cansancio, y cuando llega el estribillo hay un delicioso cambio de acordes para proponer: «oye, ¿de verdad tienes que ir hoy al trabajo? / porque odio quedarme en la cama solo y despierto / piénsate lo de quedarte / dejemos que nuestros cuerpos se consuman / oye, ¿de verdad tienes que ir hoy al trabajo?». Una canción preciosa desde su sencillez, en la que los discretísimos coros femeninos, cuerdas y puente instrumental la logran convertir en una joya perdida sin ser una de las composiciones más populares o comerciales del álbum. Os dejamos con una versión en vivo en solitario con sus efectos y teclado, y también con la versión de estudio.

La Tienda JNSP