Las 50 mejores canciones de Kylie Minogue hasta 2020

Por | 15 Nov 20, 23:59
41
Breathe
1997

No comparto el entusiasmo de mi compañero Claudio M. de Prado y algunos fans por ‘Impossible Princess’, el disco experimental de Kylie con el que se adelantó en intención de autenticidad y espiritualidad a ‘Ray of Light’ de Madonna. Se trata de un disco irregular y errado (‘Drunk’ es un caos para mal), en el que se absorbe el sonido Madchester 7 años tarde (‘Cowboy Style’) y, en general, el Brit Pop comienza su decadencia (son malos años para Blur y Oasis). Kylie opta en realidad por recordar a Kula Shaker y por llamar a Manic Street Preachers. El resultado ha envejecido tan mal como el disco de drum&bass de Bowie de la época (‘Limbo’) y es bastante marciano. Entre lo salvable, ‘Breathe’, la composición que escogimos para el Especial Mejores Canciones de 1997, que hay que reconocer que se adelanta al sonido de William Orbit, en este caso sobre todo junto a All Saints (‘Pure Shores’). También cabe mencionar alguna joya perdida, como la final ‘Dreams’ o ‘Say Hey’.

42
Shocked (DNA Remix)
1991

Kylie Minogue buscó un pequeño «re-branding» en su tercer disco, con una imagen más sexy, menos de «la vecinita» de al lado, co-escribiendo algunas canciones sobre todo de su segunda mitad y contando con otros autores. A pesar de todo, los sencillos continuaron siendo dirigidos por Stock Aitken Waterman, lo que incluía el ligeramente experimental y diferente ‘Shocked’, todo un pepinazo tanto en la versión álbum como en el remix de DNA que ejerció de cuarto single. Esta remezcla incluía un rap que ni la era Roc Nation de Kylie dos décadas después, con Jazzi P hablando de un hombre «que me respete, que ame mi mente tanto como mi cuerpo», y también de la igualdad de género. Ese y no otro es el «shock del poder del amor» del que habla la canción, en lo que suponía un texto sencillo pero avanzado a su tiempo.

43
Never Too Late
1989

Algunas canciones de la primera época de Kylie pueden resultar un pequeño susto en la playlist que nos ocupa, pero más por una cuestión de falta de remasterización o diferencia de volumen que por su calidad. Un par de semanas después de haberlas estado reescuchando, ‘Got to Be Certain’, ‘Hand on Your Heart’ o ‘What Do I Have to Do?’ vuelven irremediablemente a tu cabeza. Otra de ellas es el tercer single del segundo álbum de Minogue, uno de sus tops 5, del que hay que destacar su carácter disco y su lucha por la supervivencia de una relación que se resquebraja. También muy apañado era el segundo sencillo, ‘Wouldn’t Change a Thing’.

44
I’m Over Dreaming (Over You)
1989

Aunque el segundo disco de Kylie no dejó un clásico tan internacional como ‘I Should Be So Lucky’, sí dio a la cantante un par de números 1 en las islas, y otro par de tops 5. Pero lo mejor es que Stock Aitken Waterman parecían haber reservado a Kylie una serie de grandes canciones, por mucho que Rick Astley diga que él se quedó la mejor. La muestra es que hay composiciones aquí que no fueron sencillo y sobreviven aún entre lo mejor de su carrera. Kylie quiso que fuera single -sin conseguirlo- la notable ‘Enjoy Yourself’ y también hay que poner en alza el valor de esta ‘I’m Over Dreaming (Over You)’, cuyo estribillo habla de la pérdida de la magia, cuando lo que está haciendo en verdad es crearla de verdad. Como reivindicación, el tema se utilizó después como cara B del exitoso 7″ de ‘Better the Devil You Know’, donde obviamente cientos de miles de personas pudieron (re)descubrirla.

45
I Don’t Need Anyone
1997

No fue un single de ‘Impossible Princess’, pero sí me parece una joya perdida que reivindicar la segunda canción que James Deand Bradfield de Manic Street Preachers escribió para el álbum. Mucho mejor, más natural que ‘Some Kind of Bliss’, ‘I Don’t Need Anyone’ sí podría haber sido un single de los Manics de la época… o uno de Divine Comedy o uno de aquellos Cardigans que aún no habían presentado ‘Gran Turismo’. La vocación de himno Brit pop que tiene toda la melodía se ve recalcada por una letra que proclama tanto la independencia como la atracción por lo desconocido. ¿La mejor canción pop-rock de Kylie?

46
Love Affair
2001

‘Fever’, la considerada obra maestra de Kylie Minogue, era muy generosa en buenas canciones más allá de los 4 singles principales. ‘More, More, More’ era una gran apertura medio latina a lo Moloko, ‘Fragile’ hacía perfecto honor a su nombre y ‘Love Affair’ probaba lo bien que le sentaba a Kylie -e incluso a este disco electro- una guitarra eléctrica, algo que se volvería a comprobar después en ‘Stars’. ‘Love Affair’ es una llamada al «carpe diem» para disfrutar del sexo porque «la noche es joven pero no muy larga». «Y ya sabes lo que quiero decir», añadía, sin más dilación. Gran tema, igualmente bailable, muy necesario en la segunda mitad del álbum, que Kylie escribió junto a Richard Stannard y Julian Gallagher, casi el mismo equipo de ‘Love at First Sight’ o ‘In Your Eyes’.

47
Miss a Thing
2020

Esa melodía afrancesada que brilla en ‘Real Groove’, más que un probable single de ‘DISCO’, en tanto que fue escogida como «focus track» por su compañía el día de salida del álbum, también la encontramos en ‘Miss a Thing’. Se trata de una canción hecha en la distancia con el finés Teemu Brunila (como la propia ‘Real Groove’ y también ‘Magic’), y cuya toma vocal casi cuesta una buena llorera a Kylie, pues no daba con la adecuada. Finalmente encontramos uno de sus registros más dulces y aniñados: casi parece una cantante de las que tanto gustan en Elefant Records (las de The School, Club 8, Niza y cosas así).

48
Stop Me From Falling (ft Gente de Zona)
2018

‘Golden’, la visita a Nashville de Kylie, no está mal. Evitar las modas trap y dance del momento es una gran idea, como queda claro en las festivas si bien agridulces ‘A Lifetime to Repair’ y ‘One Last Kiss’ o en la balada ‘Music’s Too Sad Without You’. Su principal problema es una masterización deficiente que hace sonar todo el álbum como si se hubiera grabado a través de una grabadora antigua de formato cassette. A falta de que otro vídeo ensalce alguna de sus composiciones o se haga un «remáster» para iTunes apropiado, nos quedamos con los dos sencillos oficiales. Este es el eufórico segundo single, que muestra a Kylie en busca del amor. Por mucho que odies las «voces» de Gente de Zona, ciertamente mejoraba en su segunda versión. ‘Stop Me From Falling’ es ya indisociable de su divertido videoclip rodado en las calles de Cuba, toda una fiesta en la que Kylie ha sabido, de manera totalmente improbable, salir airosa del reto de mezclar la música country que manda en su nuevo álbum con la moda latina que manda en el mundo.

49
Cherry Bomb
2007

Olvídense de ‘Timebomb’, por mucho que sea uno de los vídeos más vistos de Kylie en Youtube. La verdadera rareza «bomba» perdida de su discografía fue este tema que de manera trágica quedó excluido del formidable ‘X’. Es una producción de Bloodshy & Avant y se nota mucho porque por momentos parece una canción de Britney (también un precedente de Die Antwoord). Quedó relegada a la cara B de ‘In My Arms’ pero, por suerte, pudo ser recuperada para la mencionada gira de Anti-Hits que Minogue realizaba en 2012.

50
Disco Down
2000

Editada un año después, la «fan favourite» ‘Disco Down’ puede sonar reminiscente del triunfal ‘Summer Son’ de esos Texas que no paraban de referenciar la Motown. Sin embargo, la letra de ‘Disco Down’ deja claro a quien referencia (‘Le Freak’ de Chic y ‘Dancing Queen’ de Abba), conformando un tema robótico, un tanto moroderiano también, que tuvo su huequecito en la gira de «no éxitos» Anti-Tour. Que levante la mano quien estuviera allí porque ‘Cherrybomb’ no iba a ser el único anti-hit que cupiera en este listado.

La Tienda JNSP