Hilton Valentine, el hombre que hizo ese arpegio en ‘House of the Rising Sun’

-

- Publicidad -

Hilton Valentine, el hombre que hizo ese arpegio en ‘House of the Rising Sun’

En este fin de semana nefasto para la música pop, también hay que lamentar la pérdida de Hilton Valentine, miembro fundador de The Animals y guitarrista del grupo, que nos ha dejado este viernes 29 de enero a los 77 años, según ha informado su sello ABKCO. El artista estuvo en The Animals desde sus inicios hasta 1966 y volvió de manera circunstancial en 1975 y 1983, antes de fundar The Animals II en 1993 junto a algunos miembros.

Hilton Valentine, que fundó The Animals a principios de los años 60 en compañía de Eric Burdon, Chas Chandler, Alan Price y John Steel, no fue el compositor de los éxitos de una banda entregada a las versiones (Burdon y Price sí escribieron alguna cosa, por ejemplo ‘I’m Crying’); pero ha pasado a la historia por ser la persona que tocó el icónico arpegio de guitarra en ‘House of the Rising Sun’. En el «videoclip» hasta parece mostrar cómo interpretarlo comenzando en La menor, a una generación de principiantes dispuesta a imitarlo hasta la saciedad, pues no puede ser más sencillo.

- Publicidad -

Compuesta en verdad hace más de un siglo, pues se sabe que los mineros ya la cantaban en 1905 y sus orígenes se investigan en torno a los siglos XVI y XVII, ‘House of the Rising Sun’ es por tanto una canción popular tradicional, que encontró en manos de The Animals una de sus mejores expresiones. Existe un libro escrito por Ted Anthony dedicado a la composición, y en él se explica que The Animals no tuvieron que pagar por grabarla porque estaba libre de derechos. Hilton Valentine aseguró que simplemente convirtió en arpegios los acordes con que Bob Dylan la había grabado en 1961, pues adoraban el primer disco del artista, donde figuraba como 3ª pista de la cara B. A su vez se dice que para Dylan quien la arregló fue su entonces colega Dave Van Ronk, que también tenía la intención de grabarla.

En el sello Columbia tenían serias dudas sobre hacia dónde iba a ir esto durando 4 minutos y medio, el doble que otros hits de la época, pero al final la grabación fue un éxito. Es una de las mejores grabaciones de la historia, piedra fundamental en la existencia del folk rock, y así lo ha reconocido incluso la generación streaming: tras haber sido top 1 tanto en Reino Unido como en Estados Unidos a su edición en 1964, hoy suma casi 500 millones de escuchas solo en Spotify, por encima de todos los grandes éxitos de los Beatles a excepción de ‘Here Comes the Sun’. En España fue número 3 a finales de diciembre de 1964, en plena Navidad, tras editarse en un single en cuya contraportada se traducía el título como «La Casa del Sol Naciente». Así se trasladaba al público esa sensación de evocación y misterio que siempre tuvo este tema también gracias al órgano de Alan Price.

- Publicidad -
- Publicidad -

Lo más visto

No te pierdas

No hubo euforia: desangelada victoria de ‘Voy a quedarme’ para Eurovisión

RTVE destinó más recursos a las colaboraciones de Blas Cantó que a las canciones aspirantes para Eurovisión en sí.

Adiós a Françoise Cactus y su manera irrepetible de entender el pop

Jaime Cristóbal escribe sobre la manera de entender el pop de Françoise Cactus, "caótica, brillante, inconsciente, sexy, humorística, romántica, desprejuiciada y multilingüe", a través de uno de sus 7".