El «baggy pop» en lo nuevo de Lorde, Kacey Musgraves… o ‘Sleeping Satellite’ de Tasmine Archer

-

- Publicidad -

El «baggy pop» en lo nuevo de Lorde, Kacey Musgraves… o ‘Sleeping Satellite’ de Tasmine Archer

En la avalancha de críticas sobre (y a) ‘Solar Power’, el nuevo disco de Lorde, se está hablando recurrentemente -y con razón- de una de sus características más definitorias: el ritmo que sostiene buena parte de sus canciones (hasta seis) es lo que se suele definir como «baggy pop». El término proviene de los 90, en asociación con el sonido baggy o Madchester que arrasó en las listas británicas desde finales de los 80 hasta prácticamente mediados de los 90, pero el ritmo data de más atrás. Es básicamente un «beat» de estilo funk, género que se gestó en la forma que lo conocemos en los años 60 de la mano de James Brown, aunque provenía originalmente de Nueva Orleans.

En los 70 se volvió un estilo importantísimo, y su onda expansiva se replicó a finales de los 80 con la llegada de la nueva simbiosis entre pop de guitarras y música de baile que nació de bandas de Manchester como Happy Mondays, Inspiral Carpets o The Stone Roses. Coincidiendo con un revival de lo hippy, las nuevas bandas absorbieron el ritmo, entre otras fuentes, de canciones de grupos de los 60 psicodélicos pioneros en incorporar ritmos funk a su música, entre ellos los Beatles o los Rolling Stones. ‘Strawberry Fields Forever’ y su excitante ritmo de batería rodeado de elementos psicodélicos es el arquetipo de este ritmo, pero el recientemente fallecido Charlie Watts lo introdujo en cantidad de canciones excelentes y seminales: el gran ejemplo es ‘Sympathy For The Devil’, pero canciones como ‘Monkey Man’ también lo usaban. Igual que Candy Flip actualizaban con rollo baggy el ‘Strawberry Fields Forever’ en 1989, otras bandas de la escena hicieron excelentes revisiones de temas de los Stones: el ‘She’s A Rainbow’ de World of Twist o el ‘I’m Free’ de los Soup Dragons.

- Publicidad -

Volviendo a las críticas de Lorde, casi la única referencia que mayoritariamente se está usando para encuadrar su ascendente rítmico (y en concreto la canción ‘Solar’) es ‘Loaded’ de Primal Scream. Muy pocas menciones a ‘Sympathy for the Devil’ y algunas a ‘Freedom’ de George Michael. En cuanto al resto de canciones pop de ritmo baggy de ‘Solar Power’, ‘Torn’ de Natalie Imbruglia parece ser la única y raquítica referencia, cuando el ritmo baggy se extendió durante años a lo largo y ancho del pop y el rock (desde lo más indie -The Cure, The Jesus and Mary Chain- hasta lo más mainstream -U2, Bon Jovi), llegando prácticamente a definir el estilo de artistas como Alanis Morisette (‘Ironic’). Como consecuencia, durante todos los 90 los hits en listas con ese ritmo fueron constantes: algunos mejor no recordarlos por espantosos (vale, ok), pero otros son deliciosas perlas de pop, en ocasiones ‘one hit wonders’ como el ‘Stay’ de Lisa Loeb, ‘These Are Days’ de 10,000 Maniacs o la comercial pero preciosa ‘Sleeping Satellite’:

El mítico estribillo (‘I blame you for the moonlit sky / And the dream that died’) no es lo que parece: el sueño que murió no es un desengaño amoroso, sino la fracasada era espacial, que no llevó a un conocimiento mejor de la Tierra para evitar su lenta destrucción. No es de extrañar que el sello EMI fichara a Tasmin Archer (trabajando en equipo con su pareja John Hughes) basado casi exclusivamente en la fuerza de la melodía de ‘Sleeping Satellite’. Casi 30 años después sigue teniendo un gancho irresistible, y Tasmin la interpreta magníficamente.

- Publicidad -

Los hechos confirmarían la apuesta: ‘Sleeping Satellite’ sería número 1 en UK, top 40 en los EEUU, y éxito en múltiples países a lo largo del mundo. Y es también uno de los éxitos baggy que mejor siguen sonando en la actualidad. ¿Significa el disco de Lorde que este ritmo va a experimentar un revival? Otras propuestas pop de este año parecen apuntar una cierta tendencia: ‘Last Day on Earth’ de Beebadoobee, ‘Playing Next’ de Arlo Parks, lo nuevo de Kacey Musgraves, o la sensacional ‘Television’ de Lula Wiles.

Tasmin no lograría más números uno pero su legado sigue vigente gracias a una cuidada recopilación en CD triple que el sello Cherry Red lanzó hace ahora justo un año (Tasmin Archer – Sweet Little Truths (The EMI Years 1992-1996)).

Escucha el especial «baggy pop» de Popcasting, el podcast de Jaime Cristóbal, disponible en este enlace.

Lo más visto

No te pierdas