- Publicidad -

Little Boots / Tomorrow’s Yesterdays

Lo mejor: 'Silver Balloons', 'Landline', 'Crying on the Inside', 'Back to Mine'
Te gustará si te gustan: Jessie Ware, Shura, Annie
Escúchalo: Youtube

Little Boots es una de esas artistas de pop que han preferido seguir el camino de la autoedición tras vivir con decepción sus primeros pasos profesionales en una multinacional. ‘Hands’ (2009) alcanzó el top 5 de la lista de álbumes británica, pero las decisiones creativas en torno al proyecto cayeron en manos de otros. Cuando llegó la hora de publicar una continuación, Victoria Hesketh abrió su propio sello, On Repeat, a través del cual lanzó sus siguientes referencias, ‘Nocturnes’ (2013) y ‘Working Girl’ (2015).

La autora de ‘Broken Record’ siempre ha tenido buena mano para la recuperación del electro-pop, el synth-pop y la música disco de los 70 y 80, y su nuevo disco ‘Tomorrow’s Yesterdays’ sigue minando ese talento. Curiosamente, el título es una variación del de ‘Future Nostalgia’ de Dua Lipa aunque no haya sido intencionado, y las canciones de ‘Tomorrow’s Yesterdays’ nos hablan de bailar en el confinamiento, del poder sanador de la música y del paso del tiempo, entre referencias a «aquellas promesas que hicimos cuando éramos jóvenes» o a aquellos tiempos en que «éramos tan felices aunque no lo supiéramos».

- Publicidad -

Si la visión nostálgica de ‘Tomorrow’s Yesterdays’ no es la más imaginativa que se puede escuchar en 2022, tampoco lo es su sonido anclado en la música disco de los 70 y 80, y dado que Botitas compuso el disco durante la pandemia, y varias canciones hablan de quedarse encerrada en casa bailando porque no se puede ir a ningún sitio, es inevitable pensar que ‘Tomorrow’s Yesterdays’ tiene poco que decir poco después de que Jessie Ware, Lady Gaga y la misma Dua Lipa entregaran tres de los mejores discos de 2020. Tres discos que vinieron a cumplir la misma función pero antes y mejor.

Sin embargo, ‘Tomorrow’s Yesterdays’ tiene sus aciertos. Victoria Hasketh, que este año se va de gira con ABBA, sabe escribir una buena canción de pop clásico, y ‘Silver Balloons’ es un apañado single de disco-house que dice adiós a los planes y a las fiestas durante el confinamiento, pero no a la sensualidad… ni a un buen estribillo. En una onda más festiva, más Soul Train, ‘Landslide’ es otro single cuco que promete que «no pasará mucho tiempo hasta que nos volvamos a encontrar», y ‘Back to Mine’ habla de bailar en la cocina antes de que la propia canción se transforme en una fiesta, recordando «aquellos tiempos salvajes en los que éramos invencibles».

- Publicidad -

La artista ha producido el disco completamente sola, en casa de sus padres, y por tanto lo considera un regreso a sus raíces. Y las canciones de ‘Tomorrow’s Yesterdays’ transmiten esa libertad de quien hace música por puro placer: el funk de ‘Love the Beginning’ supone un buen inicio de disco aunque este sonido no vuelva a aparecer en todo el largo; y si ‘Nothing Ever Changes’ supone una curiosidad trip-hop, aunque se queda en eso, en curiosidad intrascendente, ‘Want You Back?’ nos lleva de manera explícita a aquellos inicios, con ese sonido de revival 80s que ya es un género del siglo XXI en sí mismo.

En medio de la propulsión disco-house de pistas como ‘Out (Out)’ o ‘Heavenly’, las cuales remiten a la última Jessie Ware (Little Boots trabajó con James Ford mucho antes que la autora de ‘What’s Your Pleasure?’), traspasa en ‘Tomorrow’s Yesterdays’ el gusto de Botitas por la melodía setentera. Entre las influencias que ha manejado esta vez se encuentran Carole King y Elton John, y tanto las melodías de ‘Back to Mine’ como especialmente de ‘Deborah’ -que parece salida del segundo disco de Shura– o de la pista titular recuerdan a ellos.

Como disco compuesto durante el confinamiento duro, ‘Tomorrow’s Yesterdays’ busca paliar el dolor de aquella época a través de los ritmos disco que tanto hemos echado de menos. De eso habla precisamente el single ‘Crying on the Inside’, que Carly Rae Jepsen rechazó y Little Boots regrabó a petición de sus seguidores. ‘Tomorrow’s Yesterdays’ es una correcta adición al repertorio de discos pandémicos que llega un poco tarde por contexto, pero que nos sigue recordando lo atemporal que puede ser su sonido, que siempre necesitaremos haya pandemia o no.

Discos recomendados