Goldfrapp / Silver Eye

Por | 30 Mar 17, 23:57

goldfrapp-silvereyeVaya por delante que Goldfrapp jamás, y remarco lo de jamás, han publicado un disco menor. Desde que debutaran en el año 2000 con ‘Felt Mountain‘ todos sus lanzamientos siempre han tenido algo remarcable, en mayor o menor medida una serie de canciones que siguen alimentando su leyenda. Y es más, tiene mucho mérito que a lo largo de los años han hermanado tanto a los fans que prefieren su faceta más bailable (ahí están ‘Black Cherry’, ‘Supernature’ y ‘Head First‘) como aquella más introspectiva, pastoral o downtempo (‘Felt Mountain’, ‘Seventh Tree‘ y ‘Tales of Us‘). Tras el precioso y contemplativo último disco, siguiendo su modus operandi (el cual únicamente se rompió con ‘Supernature’, ya que seguía la estela de ‘Black Cherry’) ahora tocaba, en teoría, un disco diseñado para las pistas de baile. Pero finalmente este ‘Silver Eye’ que nos ocupa es algo tramposo en ese sentido, ya que lo que más sobresale entre estas nuevas diez canciones son medios tiempos electrónicos de carácter oscurantista en vez de posibles singles hedonísticamente luminosos.

El primer adelanto que conocimos, ‘Anymore‘, ha acabado siendo con el paso de las semanas todo un grower que bien podría haber formado parte de aquel festín electroclash que fue ‘Black Cherry’. Y puestos a marcar paralelismos con su discografía, ‘Systematic’ nos devuelve a los Goldfrapp bañados en purpurina glam de ‘Supernature’, del mismo modo que ‘Everything Is Never Enough’. Por eso en el párrafo anterior señalamos lo de tramposo, porque a excepción de esos números ‘Silver Eye’ realmente apunta hacia una dirección más electrónicamente tranquila.

Por mucho que hayan llamado a John Congleton (quien anteriormente ha trabajado con Wild Beasts o St. Vincent, entre otros) o The Haxan Cloak para que les eche un cable co-produciendo algunos de los temas, Goldfrapp siguen sonando a Goldfrapp. Y ahí es donde algunos pueden sentirse un poco decepcionados. El dúo de siempre ha tenido entre uno de sus objetivos sorprender, no atarse a un sonido particular para no caer en la mera reiteración. No obstante, esto es lo único que se le puede achacar a su séptimo largo de estudio, básicamente porque aquellos que les hayan seguido la pista de cerca durante estos diecisiete años no se encontrarán con nada lo suficientemente novedoso como para decir que ‘Silver Eye’ inaugura una nueva etapa sonora.

Nunca llueve a gusto de todos, más que nada porque siempre estará ahí el eterno debate entre los que preferirían algo más de riesgo y los que ya están conformes con los sonidos que la banda ha explorado a lo largo de su intachable carrera. Sin embargo, como siempre en todos sus discos, ‘Silver Eye’ tiene unas joyas ocultas que valen su peso en oro. Sin ir más lejos, los temas en los que The Haxan Cloak ha metido la mano son los que más resaltan: ‘Faux Suede Drifter’ es de una preciosidad abrumadora, una pieza en la que Alison te abraza con su voz aterciopelada y una de sus mejores baladas junto a ‘Time Out From the World’; ‘Zodiac Black’, una de las canciones en las que más se puede apreciar la influencia de The Haxan Cloak y que perfectamente podría haber formado parte de la mitad más tenebrosa de ‘Felt Mountain’, y ‘Ocean‘, que cierra el álbum en lo más alto con una base casi industrial a caballo entre Depeche Mode y Nine Inch Nails. Ya sólo por este tridente ‘Silver Eye’ es de notable.

En cuanto a las letras, lo nuevo de Goldfrapp está plagado de referencias naturalistas (el título, por ejemplo, ya de por sí es una metáfora de la luna) y simbología pagana cargada de misterio, como es el caso de la montaña con ojos de ‘Everything Is Never Enough’ o esas estrellas que se reflejan en las aguas oscuras de ‘Zodiac Black’. Aunque, asimismo, otro eje vertebral del largo es la metamorfosis como motor para encontrar la felicidad: ahí está ese hombre mitológico que se convierte en un animal salvaje en ‘Tigerman’; o un tema vocalmente muy Kate Bush como ‘Become the One’ que, en estos tiempos en los que algunos pasean despreciables buses transfóbicos, es un canto de esperanza para esa comunidad transexual que día a día lucha por la total aceptación social (a modo de dato, Alison escribió esta canción tras ver en Channel 4 la serie documental ‘My Transgender Summer Camp’).

No estamos ante el álbum más memorable de Goldfrapp, pero eso no quita que a pesar de algunos momentos menores ‘Silver Eye’ sea del todo disfrutable. No sabemos cómo lo hacen, pero siguen sin firmar un mal disco. Y eso, ante todo, es lo más importante del asunto. Está por ver qué nos traerán dentro de unos años (siguiendo el patrón, lo próximo debería ser un disco más calmado, ¿o no?), pero esa es otra historia que a su debido momento ya contaremos.

Calificación: 7,3/10
Lo mejor: ‘Anymore’, ‘Faux Suede Drifter’, ‘Zodiac Black’, ‘Ocean’
Te gustará si te gustan: más los Goldfrapp introspectivos que los bailables.
Escúchalo: en Spotify.

Etiquetas:
  • ERQK

    Pues a mí me tienen contento con Moon in Your Mouth; otras destacables son Everything Is Never Enough, Systemagic y por supuesto Ocean. No han podido renovarse por completo, pero el disco cumple.

  • Putheneedleonthe Vinilo

    Porque no hay mención a Moon in your mouth si es casi la mejor del disco?

  • STARBOY

    A mi pareció otro Black Cherry y como bien dices no tienen disco malo, a pesar que muchos ya no gustaron de lo que hicieron despues de Felt Mountain no entiendo ese prejuicio yo he distrufado todos sus discos, unos más que otros, pero todos agradables y su remix de Halo es PRECIOSO

  • No.

    Es un nuevo clásico para Goldfrapp, una pena que no se haya tenido en cuenta esta canción…

  • WilhelmScream

    Lo he escuchado un par de veces y apunta muy bien..Diría que es el disco más compacto de sus discos electrónicos, no encuentro ningún filler, por ahora… la escucha con auriculares te hace descubrir capas de sonidos… el final con Ocean es apoteósico, me encantaría que esa canción se alargara un par de minutos más..

  • JNSPTROLL

    Para mí el mejor disco en lo que llevamos de este 2017 con diferencia.

    Una simbiosis perfecta entre Black Cherry y Supernature, una vuelta a principios de los 2000 pero con la experiencia adquirida por Alison y Will en estos años que han pasado, Goldfrapp en estado puro.

    Un sonido elegante que por momentos se vuelve tenebroso e incluso atronador, recordando a Fever Ray en alguna composición de las bases electrónicas.

    Solo puedo decir larga vida a Goldfrapp y larga vida al electro sofisticado que nos regalan, que con tanta mediocridad musical hoy en día suena a música celestial para mis oídos.

    Mi nota: 10.

  • David

    De acuerdo en mucho, no en la nota. No es un notable bajo ni de coña. Ocean, systemagic, everything is never enough…. qué menos que un 9!!

  • Kcir Zelevalliv

    Descubriendo esta nueva joya.

  • JuanCar

    En mi primer escucha, se me ha quedado grabada Tigerman, pero aquí hay mucha tela que cortar.
    Discazo.

  • Ricardo Babooshka

    i am sasha fierce

  • MARDEBERING

    un disco para escuchar a un volumen alto para pillar todos los matices las cuatro últimas son sensacionales y olvidarse de Moon in your mouth (risas) menuda chanfonetada de error, editar la reseña, por dios, Everything is Never Enough es una preciosidad.

  • Ignasi

    oscurantismo
    Tb. obscurantismo.
    Del fr. obscurantisme, de obscurant ‘que oscurece’ e -isme ‘-ismo’.
    1. m. Oposición sistemática a la difusión de la cultura.
    2. m. Defensa de ideas o actitudes irracionales o retrógradas.

  • Carvey

    Una reseña muy honesta y certera en cuanto a la trayectoria de Goldfrapp. Totalmente de acuerdo en que todo disco suyo tiene mucho oro que desenterrar.

    Así que ahora “Anymore” es un grower… Pues podríais haber tenido paciencia, que fue muy feo ponerla a caer de un burro en cero coma.

    Todavía tengo que digerir bien este disco, no me da la vida para tener una opinión definitiva tan rápida como vuestra reseña, pero desde primeras destaca una vez más su producción digna de orfebrería musical. Aparte de las ya conocidas, “Become the one” se me ha pegado y de primeras la considero otro punto álgido que no habéis nombrado.

    Muy satisfecho una vez con la variedad y la elegancia electrónica de Alison y Will, siguen siendo muy buenos.

  • Zexion

    ¿Un 9? ¿Entonces a “Felt Mountain” que le pones? ¿Un 20?

  • Zexion

    Pues a mi me ha parecido algo flojete. De seguro que mejorará un poco con las escuchas, pero aún así me parece poco inspirado, tanto en lo introspectivo como en lo bailable. Un disco como su “Head First”, que lo puedes disfrutar y tal pero que al poco tiempo lo olvidas. Me quedo con el último tema, “Ocean”.

  • david

    Menuda joya nos han regalado! Estoy con el disco en estos momentos y se me está rayando ya! No sé cuántas veces lo he escuchado.
    Suena a Goldfrapp, y qué? SON GOLDFRAPP. Para nada estoy decepcionado, tú Sergio sí x lo q veo.

    Tigerman, Zodiac..Faux…Beast…Moon..y Ocean (estas dos últimas ya lo dije cuando se colgaron en internet.) son brutales. Las seis mejores del disco pero mencionar Faux.. y Beast…para escucharlas millones de veces. Joyas q pasan desapercibidas en la reseña. Me recuerda a Björk en la mitad del disco, de Faux..a Beast pasando por Zodiac…para mí la mejor parte del disco. Sin olvidar las dos últimas, de maravilla finaliza.

    Futuros singles para mí: Systemagic, Become..(en el folleto pone Becoming…, ejje) y Everything…

    Después de una década de calma con música de cámara, vuelve la tempestad.
    Siempre grandes y qué discazo se han marcado. Veremos con Editors y Arcade, pero de momento, disco del año, aunque Editors poco va a sorprender creo, pero como fan ¿qué voy a decir?
    Larga vida a Goldfrapp.

    PD: Os recomiendo el remix de Joe Goddard de Anymore.
    https://www.youtube.com/watch?v=Wd__MADAJiU

  • Zexion

    Pues a mi me ha parecido un pelín flojete. De seguro que mejorará algo con las escuchas, pero aún así me parece poco inspirado, tanto en lo introspectivo como en lo bailable. Un disco como su “Head First”, que lo puedes disfrutar y tal pero que al nada de tiempo lo olvidas. Me quedo con la última, “Ocean”.

  • Dani Ce

    Bien dicho, la verdad es que Goldfrapp no tiene un disco malo, aunque unos llegan más que otros. El anterior me costó mucho pillarle el tranquillo, pero es de mis favoritos ahora. Este tampoco me ha entrado a la primera pero me gusta (cómo no) el sonido y la atmósfera, que es donde son unos hachas. La verdad es que, por edad y madurez musical, veo difícil que vuelvan a hacer un disco entero bailable o que innoven mucho, pero me vale con que sigan haciendo buenos discos.

  • Dani Ce

    Tiene coña que Zodiac Black suena más a Simian Mobile Disco que todo el Spirit de DM.

  • David

    Ni está a la altura de Tales of us y Felt Mountain, ni a la de Supernature y Black Cherry. Un disco menor de Goldfrapp.

  • David

    pues es que para mí su mejor disco es black cherry y tale of us. Y las notas son lo que son, una métrica, puede haber varios 10 como en el cole, aunque algumos examenes fuesen más complicados que otros. O es que no crees q este disco se merece más que un notable bajo?

  • MARDEBERING

    Moon in your mouth wowwwwwwwwwwwwwwwwww¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ menudo pedazo de tema.

  • Perlático

    Ya quisiera!

  • Ricardo Babooshka

    Jajaja

  • Oscar Cerdas

    Exacto…. es para mi la mejor del disco….

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Send this to a friend