Lorde maravilla en Barcelona: la venganza de un animal (escénico) herido

Por | 10 Oct 17, 12:13

lorde-bcnSi la vida de Lorde fuera una película, el cierre de su concierto de anoche en Barcelona con el numerosísimo público –rozando el lleno– entregado a la euforia de ‘Green Light’ –confirmándose como una de las canciones del año, si no LA– sería su final feliz (siendo su posterior interpretación de ‘Loveless’ –esta vez ella sola, creando un loop en directo– el regalo tras los títulos de crédito para los que no habíamos abandonado aún el Sant Jordi Club). Porque su show, como ella verbalizó en un emocionado discurso muy gagiano antes de arrancarse con la preciosa ‘Liability’, es la expresión final de su obra, de unas canciones que ella ha creado sola, en su dormitorio, en taxis, en el baño de su casa, plasmando en ellas el dolor de una ruptura (pidió, emocionada, que nadie soportara una relación abusiva) y de la soledad que conlleva a la fama y que de repente, al entrar en contacto con el público, toman todo su sentido. Porque su fans, el público que canta y conecta con estas canciones, son –somos– su verdadero amor y aquella fue su figurada venganza contra el/la/los que le hicieron daño.

Es lo que nos contó esta jovencísima neozelandesa que se convirtió en una estrella del pop siendo apenas una adolescente y con tan solo un disco. Si era un discurso preparado que repite en cada ciudad, tiene además grandes dotes de actriz, porque sonaba honesto y su emoción era palpable y contagiosa. Su espectáculo es bien sencillo desde el punto de vista escénico: bajo un rótulo luminoso que decía en mayúsculas “MELODRAMA” y con tres figuras de falso neón –un astronauta, unas flores silvestres y una estrella fugaz plasmada de manera infantil– que marcaban las tres fases del concierto, se acompañaba de tres músicos en la sombra –tan discretos que costaba discernir qué era pregrabado y qué no– y dos bailarinas que aportaban teatralidad al show. Pero este, en realidad, se basa única y exclusivamente en Lorde, en su rotunda presencia escénica y su notable y expresiva voz (aunque el peso de los coros, todos pregrabados, era considerable). Se mueve por el escenario con fuerza y cierto encanto desgarbado, con apariencia frágil pero siempre magnética, atrayendo la atención para sí constantemente, incluso aunque dos esbeltas mujeres dancen coordinadamente a su alrededor. Tiene tablas, pero hace que todo parezca muy natural, como si estuviera en una pequeña sala ante 300 personas. Y tiene, sobre todo, un repertorio infalible que, pese a basarse en solo dos discos, apenas da respiro.

Recurriendo a lo mejor de su debut (‘Tennis Court’, ’Ribs’, ‘Buzzcut Season’ y ‘A World Alone’, calientan el ambiente; ‘Royals’ y ‘Team’ –bajando a tocar a las primeras filas–, derriten ya en la fase final) y al sobresaliente ‘Melodrama’ de forma íntegra (salvo ‘Sober II’, ‘Writer In The Dark’), arma un repertorio mucho más que sólido, con varios momentos álgidos, aparte de los ya mencionados: resulta palpable que ‘Homemade Dynamite’, ‘Supercut’, ‘Sober’, ‘Perfect Places’ y ‘The Louvre’ están destinados a ocupar un lugar fundamental en su cancionero y en nuestras memorias. Fuera de ahí, su colaboración con Disclosure (‘Magnets’) funciona bien al inicio del concierto, pero su versión de ‘Somebody Else’ de The 1975 resulta prescindible (junto con el reprise de ‘Liability’, son los dos únicos downers en la hora y media de concierto). Por reprochar algo, vaya. Porque hacía tiempo que no salía de un concierto y veía a tanta gente sudando –un público, por cierto, harto heterogéneo– e incluso llorando. Y no hablo de adolescentes con las hormonas a flor de piel, sino de hombres y mujeres. Al fin y al cabo, no todos los días nos dicen de una manera tan sincera que somos el amor de la vida de alguien, ¿verdad? 8,5.

Previo al concierto de Lorde, y debido al lento discurrir de la cola de acceso al Sant Jordi Club, apenas pudimos ver la segunda mitad del show de Khalid, que presentaba las canciones de su debut ‘American Teen’. Al frente de una banda solvente, el artista tejano –que como su teclista lucía camiseta del FC Barcelona– dio muestras de una buena capacidad vocal y escénica, agitando a unas primeras filas muy predispuestas –llegué a escuchar a varias personas que ¡fueron anoche sobre todo para verle a él!– pese a un sonido algo embarullado. Lo cierto es que se maneja bien –diría que mejor– en medios tiempos a lo Frank Ocean –‘Saved’, ‘Cold Blooded’–, pero ‘Location’ y ‘Yung, Dumb & Broke’ supusieron un agradable aperitivo previo a Lorde.

Fotografía de Lorde por Mircius Aecrim, cedida por Doctor Music.

Etiquetas:
  • JNSPTROLL

    Invoco a la gatita para que nos ilustre una vez más con su opinión de Lorde!
    Misimisimisi… 😼

  • Risa Emplatada

    Un clásico ya

  • manuel97

    Lo de anoche fue pura magia. Esta tía es un animal sobre el escenario y lo sabe. Creo que nadie en la sala se quedó sin bailar y sin chillar.
    Eso sí, para la próxima señores pongan el puto aire algo más fuerte para que no se derrita la gente.
    Pf, cantó Sober II? No la sitúo ahora :/

  • Williamreid

    Yo rezo para que encuentre un trabajo y un novio a la vez, para que este ocupada todo el día.

  • Ding Dong

    Crítica de megafan!

  • mardebering

    ¿Como voy opinar si no vi el concierto y no vi ni escuché sus mongoladas al viento habituales?
    Pero por la grandilocuencia de talifanismo habitual del periodismo musical, fijo que no fue para tanto.
    Por cierto la descripción del concierto es horrible por parte del que lo escribe solo pone obviedades y tópicos que cualquiera sin ir al concierto escribiría, todo muy de fan fatal.

  • mardebering

    Te quedas corto.

  • mardebering

    Funcionaria+privado+educación

  • Angelfuck

    Está claro que pillan cacho, no existe ya independencia en el mundo de la crítica musical en cuanto empieza a ser algo masivo estos críticos se venden y bien para decir que bodrios duerme-ovejas son lo más gordo de la historia del pop, rock, hip hip, el género que sea y luego ves a los pobres diablos intentando que un disco más malo q el escorbuto a fuerza de mil escuchas les acabe gustando como si de un lavado de cerebro se tratase véase está tipa, Bonnie Prince Billy, Frank Ocean, James Blake, y la colección de divas anodinas que tanto promocionan.

  • mardebering

    pillar cacho lo pilla todo el mundo basta ver y oír el periodismo deportivo donde defienden lo indefendible por una entrada vip y un bocadillo de chope en el mismo restaurante que va Ronaldo, es un periodismo tanto el musical y el deportivo en su inmensa mayoría pueril para niños chicos de parvulario, palabras grandilocuentes metáforas celestiales para discos y deportistas que luego son poquita cosa, es lo que toca vivir.

  • Albertovr

    Yo juraría que no la cantó… Una pena, pero bueno, cualquier canción que no cante es una pena

  • Williamreid

    Tu sexualidad es lo que mas me quita el sueño últimamente. Seguiré rezando por ti y luego tomare Valeriana, Dormidina o algo.

  • Chloë

    No, no la cantó. La que sí cantó fue Liability (Reprise).

  • mardebering

    no reces que soy atea, pierdes el tiempo

  • mardebering

    pues menos mal que no fuiste a un concierto de Los Tigres del Norte, porque ir al concierto de una artista con solo dos discos y alguna versión, vas y te pierdes, eso hace sospechar que poca música escuchaste en el concierto, suele pasar si se grita en plan loca a lo loco.

  • manuel97

    Estaba casi seguro que no la había cantado, pero si en la reseña dicen que la cantaron pues chica, me hace dudar.

  • mardebering

    entonces el de la reseña no debió escuchar nada, como castigo revisión de todos los discos de Los Tigres del Norte.

  • Carlos Vazquez Rangel

    La banda del carro rojo
    La reina del sur
    La puerta negra
    Camelia la tejana

    Puro temon para disfrutar con una caguama de carta blanca….fierro pariente

  • Víc

    Me encantó! Conciertazo!

  • mardebering

    de 50 discos solo 4 canciones destacas, debes trabajar más, no me vale.

  • Pennywise

    Hola. Vine a ver como Mardebering desvirtúa la nota. Saludos.

  • mardebering

    Te echaba de menos

  • Pennywise

    Yo igual. No sé qué sería de esta página sin un hater tan empedernido como tú <3

  • Warp

    Tus postulados parecen nuevos pero en realidad se vienen repitiendo desde Mozart.

    No te discuto, solo digo que mucha gente se ha hecho las mismas preguntas una y otra vez.

  • Angelfuck

    Puede que solo sea que se han cerrado en círculo sobre ciertos géneros o sellos determinados y estilos, y no vean más allá en el mejor de los casos

  • mardebering

    que manía, en femenino porfa.
    y veo que no soy la única que no le gusta el mojón vomitivo, sobrevalorado y repugnante del último disco de la aquí llamada míticamente (por un usuario) “Mongola al viento”.

  • Carlos Vazquez Rangel

    Son las mas épicas

  • mardebering

    ah¡¡ fui una vez a un concierto y repartían hojas para que apuntaras las que querías que tocaran.

  • Warp

    En eso sí que estoy de acuerdo al 100%.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR