Brisa Fenoy: “Dos mujeres cantando ‘Lo malo’ en un estilo en el que las chicas suelen aparecer llorando por un hombre es un puñetazo en la mesa”

Por | 06 Feb 18, 15:52

Brisa Fenoy se ha convertido en un nombre frecuente en medios no estrictamente musicales en las últimas semanas gracias a ‘Lo malo‘, la canción que co-escribió (basándose en un original en inglés de Will Simms) para la candidatura eurovisiva de Aitana y Ana Guerra, dos de las finalistas de un Operación Triunfo que anoche finalizaba con la victoria de Amaia Romero. Sin embargo, nosotros llevábamos ya un tiempo poniendo nuestra atención en esta gaditana gracias a canciones como ‘Ella’ o ‘Jericó‘. Nos sorprendió –relativamente– verla en esas lides, así que hemos charlado con ella por teléfono sobre el tema Eurovisión, claro, pero más sobre su carrera, sus intereses como artista, cómo firmó con Universal Music y sus próximos pasos en la música.

¿Cómo estás? Imagino que habrás pasado unas semanas más agitadas de lo habitual, ¿no?
Muy bien, aún reponiéndome de todo lo de OT, sí. Pero ya trabajando a tope, preparando un single que tengo que entregar ya.

En primer lugar, me gustaría hablar de tu carrera como artista. ¿Cuándo comienzas en la música y decides que quieres componer y cantar tus propias canciones?
Empecé a dar clases de piano a los 6 años o así, luego fui al conservatorio hasta los 15, pero ya a los 12 empecé a componer canciones así muy adolescentes, inspiradas en películas musicales que me gustaban, ‘Moulin Rouge’ y tal. Después, el cantautor Santiago Vargas, amigo de mis padres, ejerció de mentor mío, me ayudó a montar un estudio, me enseñó a producir, y yo me puse a hacer maquetas, muchas maquetas. A los 18 años mis padres me dijeron “¿qué quieres? ¿Un coche o un disco?”. Y elegí el disco. Grabé con Santiago y Salvador Andrades, conocido productor y guitarrista flamenco de Algeciras, mi ciudad. Pero, aunque participaron músicos excelentes, no quedé muy satisfecha, resultó un pop-rock-jazz en el que yo no me veía, yo prefería la electrónica de mis maquetas. Paralelamente, empecé a trabajar como modelo y surgió la oportunidad de cantar en una campaña de Andalucía Turismo: era un anuncio televisivo, y se parecía mucho a grabar un videoclip. Ahí me di cuenta de que yo quería hacer eso, dedicarme a la música a tope. Me preparé más en el área de producción para mejorar mis maquetas y, paralelamente, empecé a moverlas por las discográficas. Tuve varias ofertas y al final opté por Universal Music/RLM , me convenció su propuesta.

Ya que lo mencionas, en Spotify puede escucharse completa esa canción del anuncio que mencionas. ¿Qué piensas ahora cuando la ves o escuchas hoy, al lado de ‘Ella’ y ‘Jericó’?
No pega ni con cola. [Risas] Pero no era una composición mía, yo solo cantaba como parte del encargo de la campaña publicitaria y me pareció una buena oportunidad cantar también. Más allá de la visibilidad que me dio en ese momento, le debo mucho a ese anuncio porque, como te decía, me hizo ver que yo quería hacer eso con mi vida, dejé la moda y los estudios de psicología que cursaba y me dediqué a tope a esto. Fue un punto de inflexión.

“Hacen falta artistas mainstream que sean más comprometidos y que cambien un poco las tornas”

Se puede decir que ‘Ella’ fue todo un éxito, sobre todo siendo tu primer single. ¿Cómo surge esta canción? ¿Es una producción tuya?
Esta canción la escribí en el verano de 2015. Por cierto, ahora recuerdo un texto en vuestra web sobre la canción y me encantó, porque estoy muy de acuerdo en lo que decíais: hacen falta artistas mainstream que sean más comprometidos y que cambien un poco las tornas, que no sea todo lo mismo. Muchas gracias por verlo así.

Bueno, es que es llamativo, que fuera surjan mujeres muy interesantes en el plano internacional y aquí no tanto. ¿No crees que quizá son las propias multinacionales las que hacen un poco de barrera, siendo demasiado prudentes?
Estoy totalmente de acuerdo, y lo estoy notando mucho con mi trabajo. Al menos sí puedo decir que me dan total libertad creativa. Pero a mi nivel todo va mucho más lento, eres tú la que tienes que estar detrás de todo, tirar del carro. Yo me busco la vida para ir lo más rápido posible: produzco y grabo en mi estudio e invito allí a quien yo quiero, busco mi equipo para los videoclips, los grabo… Una multi tiene miles de artistas, y eso dilata los plazos. Pero también tiene muchas ventajas, claro: me ofrecen esto de Operación Triunfo, por ejemplo, o, si ven que un tema funciona, pulsan un botón y te mandan a promocionarlo a Sudamérica… No sé, esas cosas.

Aunque aún eres joven y llevas relativamente poco tiempo en la industria, ¿dirías que resulta difícil imponer tus decisiones como creadora?
No, porque al final yo, como te decía, tengo total libertad. Pero eso sí, es fundamental tener un manager que defienda tus intereses allí dentro. Si dependes de un A&R, es más complicado, porque a veces vienen y se van, y eso te complica.

“Me gusta experimentar, pero siempre dentro del pop, porque quiero hacer cosas que le lleguen a la gente”

‘Jericó’ es una canción en la que se hacen más evidentes tus raíces andaluzas, pero a la vez muy contemporánea. ¿Dirías que esa puede ser una línea que te gustaría seguir en tu carrera?
Sí y no. Seguro que haré más canciones así, pero quiero hacer muchas más cosas, cosas diferentes, y estoy segura de que a medida que crezca como artista iré mezclando incluso más cosas. Me gustaría hacer algo más atmosférico, más lento, más R&B. Me gusta experimentar, pero siempre dentro del pop, porque quiero hacer cosas que le lleguen a la gente, con letras muy naif para que el público entienda bien el mensaje. Ya te avanzo que lo que viene ahora no va a ser una nueva ‘Jericó’. Quiero sorprender con cada single que saco.

“Quiero sorprender con cada single que saco (…) No concibo que la gente se cierre a un solo un género”

En la playlist que tienes en Spotify hay mucha música urban y pop, pero no me esperaba encontrar a The War on Drugs o Jonathan Wilson, la verdad. ¿De dónde te viene ese ramalazo rock?
Pues es que es eso, me encanta también ese rock atmosférico, con mucho delay, con algo de psicodelia, me flipa. En realidad todo lo que me llega, me remueve o me transporta, me resulta inspirador. Hay música urbana que no me llega nada, pero algún artista de electrónica vanguardista o rock me toca y me pongo el disco mil veces. No concibo que la gente se cierre a un solo un género.

En ambas letras demuestras que no te conformas sobre cantar sobre cosas futiles e intrascendentes, que buscas la conciencia. ¿Te gustaría que esa fuera una seña de identidad o es algo que ha surgido así?
No me cierro a nada. Yo también tengo muchas canciones de amor y desamor –sobre todo de desamor [Risas]– y algún día publicaré alguna. Pero creo que ya hay muchos artistas que se centran en eso y que no hay tantos que canten sobre cuestiones no ya sociales sino humanas, más amplias, incluso de política. Y hace falta en el mainstream, porque es necesario mandar mensajes de ese corte que lleguen a los jóvenes desde el pop, la urbana, la de baile, que es lo que ellos escuchan en su mayoría. Decirles algo subliminal a través del ritmo, en una discoteca, en las radios, es la mejor manera de que te escuchen.

“[Sobre ‘Lo malo’] No es sólo feminista, se puede extrapolar a hombres heterosexuales u homosexuales”

Hablemos un poquito de tu participación en Operación Triunfo… ¿En qué momento se te ocurre participar y por qué con ‘Chico malo’?
Pues verás: a mí me pasaron una canción con una base ya hecha y en inglés, que poco tenía que ver con la mía, era más anglosajona, más pop. Me pidieron que en 24 horas hiciera una adaptación a un lenguaje más latino, más urban, que la llevara a mi terreno. Y eso hice. Además, me propuse introducirle una letra que fuera todo lo contrario a lo que suele ser un alto porcentaje de esa música, muy machista. Pensé en darle la vuelta, darle una visión más feminista pero cantando a “lo bueno”, negando “lo malo”. Yo al menos, estoy muy cansada del prototipo del “chico malo” del género, que cuanto más chulo, más dinero tenga y más denigrante sea hacia la mujer, es supuestamente más “guay”. Para mí no es así, es dañino propagar esos valores al público, sobre todo al más joven. Creo que es un error y es una irrealidad además, porque la vida no es así. Que nadie crea que se gana mucho dinero con la música, como para vivir a tutiplén. Además, el mundo es muy desigual como para pensar así, hay que plantearse otra visión.

Pero no es solo feminista, es “lo bueno” contra “lo malo”, y eso se puede extrapolar también a hombres heterosexuales u homosexuales, de cualquier género o condición. Pero es cierto que el hecho de que sean dos mujeres cantando esto en un estilo en el que las chicas suelen aparecer llorando por un hombre es un puñetazo en la mesa. El hecho de que esto se pueda bailar en una discoteca es parte de la contradicción que plantea: me llegan muchos mensajes que me dicen “gracias por crear esta canción para bailar en discotecas llenas de “chicos malos””.

¿Y cómo ha sido la experiencia? ¿Sientes que has perdido el control de tu trabajo allí en algún momento, después de todo lo que pasó con la letra y demás?
No, porque es parte de la creación, yo estaba abierta a que se cambiara. Al fin y al cabo es un encargo para ellas y para el programa. A mí me encanta haberlo hecho, me gusta componer para otros artistas, porque es lo que más me gusta y compongo muy fácil. Además para mí ha sido beneficioso, me ha dado más a conocer. No tiene mucho sentido estar en casa escribiendo con mucho contenido pero que no se visibilice, y esto me ayuda incluso dentro de mi propia discográfica, porque si no tienes tirón, no eres una prioridad para ellos.

“Yo siempre creí que ganarían Amaia y Alfred, (…) pero es verdad que cuando [‘Lo malo’] pasó de ronda dije “verás tú…””

¿Te viste en algún momento yendo a Lisboa como autora?
Pues mira, hubo un momento en que dudé, ¿eh? Yo siempre creí que ganarían Amaia y Alfred, lo tuve clarísimo, pero es verdad que cuando pasó de ronda dije “verás tú…” [Risas]

Pero bueno, la canción parece que está teniendo bastante vida después de eso, ¿no? Está subiendo sin parar en las listas de streaming…
Ya, muy fuerte… ¡Creo que hoy está en el puesto número 7 de Los 50 más virales globales! Yo, sinceramente, no me esperaba todo esto ni de broma, ni en sueños. [Risas] Al final tú haces una canción y muchas veces crees que, como tú le tienes mucho cariño o significa mucho para ti, crees que puede petar y no. Y luego, la que menos te esperas, es la que suena. Es muy curioso. Por eso mi intención es publicar, publicar y publicar… A ver si con esto Universal me abre la veda, porque tengo muchas ganas.

¿Y qué es lo próximo de Brisa Fenoy, entonces?
Pues un single, como te decía. Aún no sé cuál, porque hay dos propuestas y no está claro cuál será. Yo, de momento, me voy esta semana a grabar los dos vídeos a México, con un equipo fabuloso, y ya se decidirá cuál irá primero. De aquí a verano espero que salgan al menos 2 o tres singles más.

¿Y tienes como objetivo grabar un álbum o no te llama ese formato?
No me preocupa especialmente. Grabaré un álbum cuando sea el momento, pero ahora no lo es. Tengo que darme a conocer con canciones, desarrollarme como artista… Yo cuando llegue el momento quiero hacer un álbum de golpe en la mesa, y ahora mismo tengo singles de golpe en la mesa. Cuando tenga un álbum de golpe en la mesa, que tenga un sentido, con un productor que me motive… lo haré. Ahora mismo, no.

Etiquetas:
  • Ding Dong

    Me ha encantado lo de a los 18 me dijeron que quieres ¿un coche o un disco?. A mi me regalaron un disco pero el de las Spice, de cantar yo nada.

  • ヒメネス ペドロ

    Me ha cambiado totalmente el concepto de ella con esta entrevista. La seguiré de cerca.

  • Helenx

    La descubrí con “Ella” pero con “Lo Malo” me ha ganado del todo.

  • funambulista

    Totalmente un puñetazo que digo en la mesa, en la corteza terrestre!!…Primero está “El segundo sexo” de Beauvoir y después, “Lo Malo”. El gran avance del feminismo sin duda es que la mujer va a darse a si misma “lo que pa’ti tampoco fue” y que va “lista pa bailar porque tu hoy me has hecho rabiar”.

    Coño es disfrutable la canción pero si analizamos la letra vemos que son dos mujeres que cantan al despecho de un hombre. No es una canción sobre una mujer que dice que tener un hombre a su lado sea irrelevante (en este caso, lo quiere, menos malo), ni habla del machismo en ningún momento, ni se moja vaya. Insinuar tan descaradamente que un tema como lo malo pueda ser Feminista es peligroso, aunque solo sea por el legado cultural que estamos lanzando a la basura. Y no es una crítica a Brisa Fenoy, pero los titulares tan frívolos con la que esta cayendo me queman la sangre.

  • sabild

    Esta feminista? qué lastima..

  • Cash.S.S

    Está un poco flipada.

  • La Ogra

    que año infernal nos espera con esta puta canción

  • Antarctic Monkeys

    Acabo de oir la cancion esta de lo MALO y es de lo mas malo que he oido en años, un churro de melodia y letra. Ademas las chicas estas cantan de pena y tienen 0 presencia escenica. La autora aun tiene un pase pero las triunfitas esas…son el horror musicalmente hablando. OT es el MAL.

  • ヒメネス ペドロ

    Buah! En serio? Lo siento!!! Muchas gracias!!! (Que diría nuestra querida Amaia). En sus comienzos pensé que era una intrusa mas, pero leyendo me di cuenta de que la chica se ha criado en un ambiente donde la música y la cultura están vigentes. También influye en que estuve a punto de trabajar con ella como modelo y la verdad que cobra unos honorarios normales. En definitiva, que no va de nada, que es lo que odio…

Playlist del mes

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Send this to a friend