Marissa + Little Joy + Devendra Banhart

-

- Publicidad -

Marissa + Little Joy + Devendra Banhart

devendra_madridDespués de recibir todo tipo de propuestas para comprar costo, hachís, etcétera, a las puertas del Retiro, nos adentramos en la infrautilizada sala Florida Park, que resultó ser un lugar muy cuco para celebrar conciertos. Hacia las 20.00 no habría más de 50 personas en el recinto, pero Marissa Nadler apareció más o menos puntual, sola con su guitarra, anunciando que si bien suele salir acompañada por una banda, no iba a ser el caso. Fue una pequeña decepción asistir a un set de nuevo acústico, tras lo fascinados que nos ha dejado su evolución en ‘Little Hells‘, pero el sonido era altísimo y excelente, permitiendo seguir las letras de canciones como ‘Diamond Heart’, que abrió el concierto, ‘Thinking Of You’ o ‘Annabelle Lee’. Hay cierta siniestralidad y oscuridad en su estilo que le impiden de alguna manera conectar con el público como otras cantantes de folk, pero también es esa aparente gelidez con la que da forma a sus historias apasionadas lo que hace su propuesta tan especial, como demostró cuando acometió una espectral ‘Mayflower May’ con la guitarra filtrada por el pedal de delay. Marissa dedicó una versión del ‘I’m On Fire’ de Springsteen al recientemente desaparecido Jack Rose, también favorito de Devendra Banhart, que murió a los 38 años la semana pasada, y cerró el concierto con ‘Silvia’. De nuevo una notable actuación acompañada de la sensación de que pudo ser sobresaliente. ¿Por qué no sonó una de las canciones de 2009, ‘River Of Dirt‘? 7.

Rodrigo Amarante también apareció solo sobre el escenario, haciéndonos pensar por momentos que íbamos a presenciar la segunda actuación acústica de la noche, pero tras hacer él solo ‘Evaporar’ (pieza en portugués que cierra el álbum de Little Joy), se unió el resto de la banda para atacar con su gran hit, ‘The Next Time Around’. En la esquina izquierda del escenario se sitúa la guapísima Binki Saphiro, que tan pronto canta como simplemente se sienta a tocar el teclado, y en la derecha un aún jovencísimo y nada perjudicado Fabrizio Moretti, cuyo paso por los Strokes anoche fue sólo una anécdota teniendo en cuenta la fuerza de la mayoría de las canciones de la banda en vivo. Salvo un par de saltos protagonizados por Fabrizio a ritmo de batería, el protagonismo del show del grupo se lo llevan por completo ‘Shoulder To Shoulder’, ‘How To Hang A Warhol’ o ‘Don’t Watch Me Dancing’. Siempre es una gozada ver tocar a una banda que se ve a la legua que está disfrutando como un adolescente de su actuación y que además suena muy bien. 8.

- Publicidad -

Sin disfraz, ni maquillaje ni tan desmelenado (literalmente) como otras veces, Devendra Banhart se presentó en el escenario del Florida Park con la sala ya abarrotada hasta las trancas, algo que parecía muy improbable a primera hora de la noche. Entre su banda estaba como ya se esperaba Rodrigo Amarante y Devendra no dejó de ponerse su camiseta de Little Joy y agradecer su presencia tanto a esta banda como a Marissa Nadler. Y a todo quisqui. El neohippie más famoso del mundo decidió centrar su repertorio en los tres últimos discos, interpretando temas como ‘Angelika’, ‘Long Haired Child’ o una versión progresiva larguísima, como en estudio, de ‘Sea Horse’, que en directo adquiere nuevas dimensiones. Es una pena que relegara tanto ‘Niño rojo’ y sobre todo ‘Rejoicing In The Hands’ y que el sonido de la voz no fuera tan claro como en los dos conciertos anteriores (apenas se entendía a Devendra hablar en castellano), pero lo cierto es que la gente se entregó al buen rollito que siempre se desprende de sus actuaciones. En un momento preguntó insistentemente al público cómo llamábamos en España a la pinga porque había intentado llamar a su banda algo relacionado con este nombre («palito» llegó a decir uno). La gente reía y en temas como ‘Carmensita’ llegó a darlo todo. 6.

Foto: Mrpunch para Flickr, muy recomendable su galería.

- Publicidad -
- Publicidad -

Lo más visto

No te pierdas