6 factores que explican que Operación Triunfo 2018 sea la edición menos vista de la historia

Por | 19 Dic 18, 15:51

Érase una vez un talent-show para cantantes noveles que en su primera edición fue un auténtico bombazo a nivel repercusión comercial, con niveles de audiencia altísimos, gran relevancia social y conciertos en estadios repletos, del que surgieron varios artistas de éxito considerable (algunos a nivel internacional) que parecía duradero (y así fue para varios de ellos, no tanto para la ganadora). La productora del programa, el canal que lo emitían y la compañía discográfica que daba soporte a las grabaciones de los artistas durante y después de su participación en el concurso vieron el filón y se apresuraron a lanzar una nueva convocatoria, una segunda edición a la que ni la audiencia respondió con el mismo entusiasmo ni en general sus participantes alcanzaron las cotas de carisma de sus predecesores, ni siquiera sus ganadores, aunque algunos de ellos sí consiguieran desenvolverse con cierta personalidad en el negocio y perdurar. ¿No os suena de nada?

Efectivamente, como una especie de “autoprofecía”, aquello que ocurrió con las dos primeras ediciones de Operación Triunfo se ha repetido de manera casi mimética (con la única diferencia de que los fandoms son más versátiles gracias a la popularidad de Internet y sus redes sociales) en las dos ediciones del regreso del talent de Gestmusic Endemol que acoge de nuevo RTVE. Cuando todavía no se habían apagado los rescoldos de la histórica edición 2017 (por favor, que se anunciaron nuevos conciertos de su gira ¡en los primeros programas de esta edición!), las mentes pensantes no se plantearon dar un respiro a los telespectadores y sacudieron con una apresurada nueva camada de niños cantores con aspiraciones de estrellas pocos meses después (la rapidez, ese grotesco signo de nuestro tiempo). Sorpresa: salió mal.

Las audiencias en número de espectadores (que no los shares, que siempre son algo más tramposos) no engañan y, pese un buen arranque (que yo mismo creí esperanzador por el nivel del primer programa), la trayectoria de Operación Triunfo 2018 ha sido decepcionante: ninguna de sus galas ha conseguido superar los dos millones de espectadores, siendo la edición del talent con menor número de espectadores, lo cual incluye aquella de 2011 con Pilar Rubio que supuso la cancelación del programa en Telecinco (aunque hay que decir que sí mejora su cuota de pantalla, que sigue siendo la más baja históricamente). Aunque todo apunta a que, aunque sea por los pelos, su final de esta noche superará esa cifra par, sólo puede calificarse de decepción.

De acuerdo, son otros tiempos para la televisión, con mucha más competencia, y una buena muestra es que la audiencia media de OT 2017, un éxito, se situó en 2,4 millones de espectadores, no tan lejos de los 2,28 del citado OT 2011. Pero la pérdida de interés de los espectadores confirma que las prisas tampoco han sido buenas en este caso, y debería alarmar a los responsables si no desean que la historia se repita y el programa decaiga en atención hasta volver a desaparecer. ¿Cuáles son las posibles razones de este fracasillo?

El jurado

Evidentemente, la ausencia de Mónica Naranjo (que además se cagó en el formato a posteriori), toda una personalidad que tenía tablas en el asunto y que no dudó en dejar que la convirtieran en la Cruela de Vil particular del concurso, ha pesado más de lo que parecía. Sobre todo porque Ana Torroja, mucho más comedida y blandita a la pantalla (lo de este cómic es una broma, pero igual algo de eso hay en su aparente desidia), no ha podido, querido o sabido replicar ese papel. Ni siquiera con lo de la “mariconez” parecía darse ella por aludida. El papel de villano se lo ha repartido con Joe Pérez-Orive, de apariencia más severa, y Manuel Martos, que siempre parece juzgar pidiendo perdón, y la cosa no ha salido bien. Pero no ha sido lo peor, puesto que, sin que esté muy claro por qué, en un punto del programa se dejó de emitir juicios particulares tras las actuaciones, lo cual resultaba confuso y, sí, soso.

Las polémicas

El extraño despido de Itziar Castro (sin responsabilizarla directamente a ella, hay que decir que la respuesta a la entrada de Los Javis se palpó de manera inmediata) y el affair “mariconez” (¿nadie se ha preguntado qué habrían dicho los defensores del arte en su estado más puro si en lugar de una canción de Mecano se hubiera propuesto una de Kortatu o de Albert Pla?), las indignantes ganas de tener sexo con María de su novio, Pablo Amores, las decisiones del jurado aparentemente guionizadas o el desprecio a los adalides de la libertad que se agrupan en Falange pusieron visiblemente nerviosos a la cadena y productora de OT, con una Noemí Galera a la que hemos visto mucho más tensa que en OT 2017 al tener que torear esos miuras. Y, sobre todo, el programa dejó de ser tan extremadamente blanco y, en su esfuerzo por abanderar la visibilidad y la inclusión de diversos colectivos, comenzaron a temblarle las rodillas.

El casting

Evidentemente, este podría ser otro de los grandes factores del bajón de audiencia. Si OT 2017 parecía incluir a artistas que huían de estereotipos de otras eras del concurso, esta edición ha vuelto a recuperar sobre todo el del guaperas-impersonal-soso-a-morir. Miki ha sido el único superviviente de esa estirpe hasta la semifinal, pero la presencia de Damion, Carlos Right (nunca podremos dejar de repetirnos mentalmente “right?” al escribirlo) o Joan Garrido también han contribuido a que el programa fuera tan pesado y random como solía antes del año pasado. Thank u, next. Aunque diría que peor aún ha sido la decepción que ha supuesto la participación de lo que se avecinaban como grandes competidoras por su voz y personalidad (sí, me refiero a África y Noelia), que se han perdido por algo que sólo puede explicar el siguiente punto…

Los ecos de OT 2017

Como parecía fácil prever, la cercanía casi insufrible con la edición anterior ha perjudicado seriamente a esta. Para aquellas chicas y chicos que apenas habían nacido cuando Rosa López ganaba aquella primera vez, era difícil medir la repercusión de lo que hacían. Sin embargo estos cachorros lo acaban de ver, habían seguido de cerca las correrías de Amaia, Alfred, Ana Guerra y compañía, sabían de lo que eran capaces los fandoms en redes sociales y, lo que es más importante, sabían qué coño es shipping. Venían resabiados. Y no sólo eso: creían que ya habían triunfado, que ya estaba hecho el trabajo. No es su culpa, claro. Si estos chicos tienen talento y potencial, un año más hubiera hecho que su background y su formación fuera mayor, y les hubiera enseñado una lección crucial: que hoy, apenas un año después de estar en su situación, prácticamente nadie recuerda a Mireya Bravo, Thalía o Juan Antonio. ¿Qué hubiera tenido eso de malo? ¿Que habrían caído en las redes del nuevo La Voz?

El talento

Lo hay en esta edición. Lo tienen Famous (quizá demasiado empeñado en demostrar una versatilidad que nadie le ha pedido: no queremos otro baladista, pero necesitamos nuestro Bruno Mars), Alba (que por fin demostró que es capaz de emocionar y controlar su descontrol en la semifinal) y Natalia (con un magnetismo escénico semejante al de Aitana), y Sabela y Julia también, aunque a sus arquetípicas maneras respectivamente folk celta y cadenadialesca. Pero más allá de algún destello, no les hemos visto una evolución clara (algunos casi se diría que han retrocedido) ni brillar tanto y apenas ha habido actuaciones memorables (quizá el nervioso ‘Take Me to Church’ de Famous y el ‘Toxic’ de Albalia) que puedan compararse a los momentazos televisivos pop que ofrecieron sus predecesores. Quizá la final de hoy sea una oportunidad de ver alguno… aunque la selección de canciones que arrastran de la Gala 0 dice, con la boca llena, “NO”.

La personalidad (ausencia de)

La gran ausente de esta edición ha sido la personalidad. De hecho, de entre los finalistas apenas podemos asegurar que la tenga la gallega Sabela, porque ha demostrado dónde se encuentra cómoda y dónde no. Y es curioso que los atisbos que hemos visto de poseer algo de este bien quedaron fuera del programa semanas atrás: Dave la tiene, aunque sea para formar parte de un dúo cómico musical al estilo Les Luthiers… o Los Hermanos Calatrava; Marta la tiene, porque hay que tenerlos muy cuadrados para que una chica de 18 años se atreva a elegir hits de los 80 y provocar que una canción de Madonna, casi nadie en esto del pop, suene por vez primera en el talent; y la tiene claramente María Villar, que “grita carrera” –como dijo Joe cuando interpretó ‘Amorfoda’ de Bad Bunny– aunque ni siquiera ella tenga claro haciendo qué, tras haber mostrado su pasado indie rock y ahora su amor por el trap. El resto ya tal. Con suerte, la madrileña será a esta edición lo que Vega a OT2, y Marta lo que fue Nena Daconte. Esta noche descubriremos quién será su Ainhoa Cantalapiedra. “Who?”, diréis. Exacto.

  • Nah, al final no ha estado tan mal. Yo me alegro de haberla seguido poco a poco. Ha estado al nivel un concurso de talento y al nivel musical del año pasado, pero imbatible ante “EL FENÓMENOS OT2017”, obviamente. Que es realmente lo que hace que percibamos el año pasado como “bueno” y este como “malo.
    Realmente es un año de transición, para que cuadren las fechas en el próximo año (que seguramente repita los meses de esta edición). Este año tocaba que juntaran la 17 y la 18 en fecha.
    Por lo demás, ha sido más problema del público adolescente que no sabe lo que quiere que empeño del programa por intentar hacerlo bien.

  • jose Maria Benitez Subias

    Soy el unico al que julia le recuerda a hugo del telecupon?

  • Ciccolina

    Todos se van a comer una plasta mierda de un toro en menos de 5 meses. FLOP

  • Teca

    Dejaros de historias, es un formato demasiado explotado en la TV española y mundial, la gente se cansa. Hartos de que se nos venda como una fábrica de talentos cuando es simplemente una fábrica, se produce algo para ser consumido y sacar altos rendimientos.
    Evidentemente, la avaricia de repetir el éxito al año siguiente ha sido la mayor causante del descalabro (un besi a todos los que dijisteis que lo iba a petar de nuevo), pero más que nada, es que el público se da cuenta del carácter de usar y tirar de estos realities (alguien recuerda a la primera ganadora de Factor X?) y como ha pasado en miles de ocasiones, te puede enganchar el Gran Hermano 9 y el 12 parecerte una soberana mierda, y con esto lo mismo. De hecho, haceis unas comparaciones de los finalistas con nombres consagrados o estándares, es decir, se está reinvindicando y señalando que no van a salir talentos originales o frescos, sino talentos de marca blanca, sustitutivos mas cutres y baratos de lo que podríamos definir como artistas.
    Ojalá se juntaran todas las víctimas de estos programas casposos y dejaran claro que han sido juguetes rotos desde el comienzo de los programas.

  • gdisarli

    estoy de acuerdo con el artículo. Me parece que el jurado no ha dado la talla, la selección de las canciones no ha sido la mejor (aplaudo a Marta de pie por cada temazo que ha escogido) y actuaciones memorables para mi solo incluyen a Famous y Alba.
    Los concursantes son demasiado correctos y es la incorrección lo que me enamoró de la gestión anterior.
    También hay que decirlo, los horarios de las galas, que duren toda la vida, tampoco ayuda.
    Creo que Tinet y su soberbia se ha equivocado y bastante y creo que también enfada lo mal que montan lo de eurovisión.
    En fin, que todos creian que el amor nos iba a durar para siempre y va a ser que no….

  • Jota

    “Han habido ” está bien dicho?? Me suena fatal. No sería “ha habido”???

  • theboy

    Bueno tengo que decir que todo esto ya lo dije yo en varios artículos, así que pagarme mi %.
    Y hay que recordar que los que están triunfando de la gala anterior, personalidad tienen bien poca, solo hay ver sus entrevistas e intervenciones para ver que necesitan dos guantazos para espabilar ( -Hola: Aitana, Ana War, Amaia…) Hasta Nerea tiene más personalidad y credibilidad cuando habla.

  • theboy

    Evidentemente está mal dicho.

    http://reglas-escritura.blogspot.com/2011/06/ha-habido-han-habido.html

    Los cursos de (horto)-grafía también cayeron en picado en sus cursos académicos.

  • ᗰᗋᗰᗋԌしᗋᗰԱГ

    Estoy tan sorprendido que creo que no voy a cenar esta noche…..
    https://www.tiendeo.pe/BLOG/wp-content/uploads/2017/08/gif3.gif

  • theboy

    A mi me han jodido las Navidades….

  • ᗰᗋᗰᗋԌしᗋᗰԱГ

    Ahi, no “ha habido” ná, sólo el empeño de una productora de seguir enriqueciendose como se enriquecen (SPOT COMERCIAL QUE NO ME HAN PAGADO NI VIENE A CUENTO, COMO TODOS MIS COMENTARIOS) las comidas con Avecrem.

  • ᗰᗋᗰᗋԌしᗋᗰԱГ

    Yo creo que no duermo en un mes, la bañera la tengo llenita de lágrimas, oye.

  • ᗰᗋᗰᗋԌしᗋᗰԱГ

    Tranquilo, aún así, se volverá a repetir la misma mierda “ad nauseam” hasta que la gente crea que es lo normal cómo el aire que respiran. Lo peor, que tengan de referente musical al típico concursante estilo “vecino de la puerta de al lado cantando en la ducha”.
    En mi opinión, salvo tres o 4 cantantes de TODAS LAS EDICIONES JUNTAS, lo demás, podria haberse quemado en la hoguera sin problema.

  • ᗰᗋᗰᗋԌしᗋᗰԱГ

    Y cito los 4 para que no queden dudas: Bisbal, Beth (Alguien la recuerda?) Y del año pasado Alfred & Aitana.

  • InnerEye

    No se que esperan de un programa de tv que se encarga de fabricar “”””””artistas””””””

  • Warp

    ¿Porque es un coñazo?

  • ciaoadios

    “Esta noche descubriremos quién será su Ainhoa Cantalapiedra. “Who?”, diréis. Exacto.”

    Me he quemado con el té.

  • Hakuna Matata

    Me dan pena Natalia, Alba y Famous, porque son los únicos con talento de verdad y presencia escénica. Podrían ser grandes estrellas si la discográfica apuesta por ellos y les da presupuesto en los singles, videoclips, etc…

    Pero este puto programa lo dirigen fósiles que solo ven el dinero, no les importa quemar el formato con tal de ganar dinero rápidamente cuando saben perfectamente que si esperan 5 años entre OT y OT ganarían muchísimo más.

  • Adrián Morales

    Esa canción de Marta ya la había cantado Sandra Polop en la edición de Edurne, Soraya, etc.

    Lo mejor de esta edición fue no ver pasar a los de OT1, que en la edición pasada estuvieron endiosados (Parreño de Juez? de verdad? Masterclass de Verónica? La Fergó de diva sin salir en el disco de navidad…pf)

  • Ciccolina

    Qué es Sandra Palop?

  • David Fernández Núñez

    Amaia de personalidad e ideas claras anda sobrada.

  • Ciccolina

    Famous no es más que la enésima copia de concursantes funky, FLOPS tipo: Chipper, Sergio Rivero o Agoney… Gente que ahora no se sabe en qué cuneta estarán.
    R E D U C T I V E
    https://www.youtube.com/watch?v=lwjjuRQbmT4

  • Ciccolina
  • Ding Dong

    Polop! La que sacó un cd con Sunny

  • Ciccolina

    No conocía a esa artista mexicana

  • Ciccolina
  • Ciccolina

    Deberían juntarse y hacer un nuevo Lunae para verano 2019

  • perfect

    No estoy muy de acuerdo con las comparaciones de OT2018 y OT2 (2002).
    1. Ainhoa ha tenido una mala carrera (como muchos otros salidos de OT), pero los momentos que dio como concursante, nominada y finalista fueron impagables.
    2. En 2002 andaban sobrados de carismas la mayoría y algunas voces especiales (Beth y sus rastas, Ainhoa con el pelo de Björk en la era Vespertine, Vega y su guitarra, Mai Meneses injustamente expulsada, Nika, Elena Gadel, Tony Santos…). Sí que había guaperas pero guaperas de verdad (Manu Carrasco y Hugo), no como los de este año que parece que no han salido del cascarón. También había mucha morralla (Enrique Arnau, Tessa, MArey, Danni Úbeda…)
    3 Nina estaba con la escopeta cargada en todo OT2. Este año ha sido más de improvisar y hacer cambios sin sentido a mitad del concurso.

    Como edición flop la veo más conectado a OT3.

  • A.

    No te da la sensación de que si cada concursante de talento show con rollo funky comprase un disco de funky, el funky tendría más éxito que el reggaeton? Es que me pregunto como puede haber tanto concursante de ese palo y luego no son nadie porque al público no le gusta ese estilo…

  • A.

    Sunny delight?

  • Ciccolina

    Jajajajajaja! Ese estilo es como muy amado en el reality y ultraflop en el exterior.

  • minipimer

    La audiencia de las galas no es el único parámetro para evaluar el éxito. También venden discos (streaming y físicos) y entradas de conciertos, y habrá que compararlo en relación a competidores y alternativas actuales, yo en el año 2000 veía más televisión que ahora y de lo poco que veo ahora sí he visto más o menos esta edición. Si no, es como comparar el precio de dos cosas separadas en el tiempo sin tener en cuenta el IPC.

  • minipimer

    “(…) provocar que una canción de Madonna, casi nadie en esto del pop, suene por vez primera en el talent”

    Juraría que en OT1 (o de los primeros) una chica cantó una de Madonna, igual lo he inventado, pero me parece recordar que se echó a llorar cuando recibió la base musical porque era una mierda y no sé si la tuvieron que rehacer.

  • Ding Dong

    ¿Criticar todo lo que sale de OT no es del año 2000? . Imagino que 18 años después se puede ver también lo bueno.

  • Tucaramesuena

    FLOPS
    PD: Maria no te daré ni un stream, no te lo mereces, por enchufada, attetion whore e hipócrita.

  • Tucaramesuena

    En menos de 5 días quizás.

  • Tucaramesuena

    Y esa who?

  • Tucaramesuena

    No

  • Tucaramesuena

    Pufff anoche no pegué ojo y hoy ni he comido ni nada pensando en la final de OT.

  • Tucaramesuena

    Con lo que mola.

  • Tucaramesuena

    ¿Qué será del chiguagua chino ese?

  • Ciccolina
  • Avalancha

    me voy a callar xD

  • Bitch79

    Pues yo tengo muchas esperanzas en Famous. 😧

  • Bitch79

    Ahora es alternativa.

  • Bitch79

    OT3 siempre existirá en mi corazón por regalarnos a ése machote joven canario y dotado llamado Ramón del Castillo. 😈

  • Bitch79

    O Tony Santos, que guapo era…

  • Carabiruri

    Yo he visto a veces más en plan no hay nada que ver que otra cosa, y al principio costaba porque joder, eran taaaaaaaan malos y planos, pero tengo que reconocer que desde echaron a Itziar la cosa despegó algo (lo reconozco pero no tenían ningún derecho a echarla). Ahí las javas habrán tenido algo que ver (al césar lo que es del césar).

    A partir de ahí la cosa mejoró algo, pero en general son bastante carne de cañón de rollo comercial. Quizás Sabela, aunque no sea mi rollo, es la única que creo que no va a ir del palo de radiofórmula (eso sí, al Luar va de cabeza). Alba es buena y es quizás la que tenga más personalidad cantando pero sus gustos creo que al igual que Natalia le van a llevar a la mercadotecnia en plan cinco productores y tú solo cantas, cuando menos en un principio. A Julia la habéis descrito muy bien, Famous igual tiene suerte fuera pero como él hay tropecientos en el mundo anglosajón, a Natalia le van a explotar su lado tía cañón, y no sé, todo un poco así.

    El casting no ha sido bueno y quizás el año pasado se encontraron con lo que se encontraron de chorra, porque la cantidad de gente que veía el concurso solo por Amaia fue descomunal. En cuanto a lo de los guaperas, yo cuento tres o así, pero que digáis que Dave lo sea cuando menos es desternillante.

    Para el año que viene que esperen más tiempo, que está muy bien que cojan a gente con mentalidad abierta (aunque al principio había cada uno que en fin, yo alucinaba), pero si solo quieres vender X productos y gente con gustos por lo general muy comerciales pasa lo que pasa… Supongo que habrán aprendido y abrirán el abanico pero los chavales que vengan el año que viene, al igual que este año, van a venir con el pavo subido nuevamente porque el fanatismo que ves en twitter con respecto a OT es de traca.

  • Carabiruri

    Pues lo que le va a pasar al reggaeton seguramente. El Funky fue la leche en su época y duró mucho tiempo, pero después hubo una reacción contra él y hoy en día se ve como algo que tiene sus cosas pero cansino.

  • theboy

    Será que le lees la mente porque ella solo balbucea y sabe decir: si, no, bueno, vale, ya veremos. Y sino, dice lo que piensa pero que no quería decir y se tapa la boca como una bebé. Sobradísima vamos.

  • theboy

    Yo me quedo con Vega, Pablo López, Nena Daconte y Lola Indigo. Y tú?

  • Avalancha

    a mí el que me hacía gracia era jose galisteo que estaba ligando con él por internet y a la semana me lo encuentro metido en operacion triunfo xD

  • bloom21

    A ver que OT 2017 tambien fue de las menos vistas y de las que mas repercusion tuvo. No compares los años 2000 con la decada actual donde ya se puede seguir el cotarro de OT por RRSS sin necesidad de TV.

  • El himno de esta edición debería ser el de Alaska, A Quién Le Importa.

  • Si leyeras Jenesaispop o vieras OT 2018 sabrías en qué cuneta está Sergio Rivero.

  • Recientemente ha sacado un álbum más interesante que cualquier álbum de los de ot2017.

  • ᗰᗋᗰᗋԌしᗋᗰԱГ

    Abajo lo puse mi amol, reconozco también que la Indigo tiene un algo…. veremos.

  • Dani3po

    7: Pilar Rubio. Espera, me comunican que doesn’t apply aquí.

    Ahora en serio, el jurado creo que no influye ni para mal ni para bien; están como de adorno, sobre todo el domador y el otro muñeco troquelado que nadie sabe quiénes son.

  • Dani3po

    Perdona, pero Famous va a tener una larga carrera en la tele: Supervivientes, GH VIP, el programa de Coñi Moreno, Luar…

  • bABY

    7° Factor: que el formato es caduco, huele a naftalina y da pereza absoluta.

  • Hugo M

    Pese a que estoy de acuerdo con algunas de las críticas (la principal, que era demasiado pronto para otra edición), creo que el principal problema, el futuro musical de los concursantes, es algo más complejo de analizar. En este tipo de concursos se valora por encima de todo la perfección técnica (afinar, bailar bien…), y por ello se cantan canciones a menudo de gran pirotecnica vocal, sobre todo cuando se va llegando a la final. Pero son canciones “de talent”, del palo exacto de las tres de los finalistas anoche, no las canciones que luego el público escucha en su día a día. Al final las palabras de Juan Magan (quién iba a pensar que diría esto) fueron proféticas, y uno tiene que dejarse de grandes aspiraciones musicales y ponerse a cantar reggaeton y pop facilón si quiere hacerse un hueco en el mercado. Seguramente esa sea, en parte, la razón de la “maldición del ganador de realities”, que suele ser el mejor cantante pero no el de más éxito posterior. Sin embargo, es una encrucijada lamentable que Famous tenga que elegir entre cantar funky y no vender, o cantar reggaeton y no usar la voz que tiene, pero hacerse un hueco.

    De todas formas Amaia el año pasado fue una ganadora tan anómala que a saber por qué derroteros irá (todo apunta a una carrera sólida pero minoritaria), y este año la cosa estaba tan repartida entre los tres posibles ganadores que quizás la cosa será más impredecible.

  • juanantonio.l

    Hoy me quedé vacío, para llenarme de tiiii

  • juanantonio.l
  • Bitch79

    Siiiiiiiiiiiiiiiiiiiii!!!! Para llenarme de su leche más bien!!!

  • maqstream

    Famous es la reencarnación de Rosa López.

  • Veo por aquí muchos prejuicios dejemos pasar el tiempo, por cierto podéis darme vuestra opinión de lo que hizo Natalia antes de entrar con pocos medios ….https://youtu.be/4XMGePLopuQ

  • theboy

    She got that something!

  • theboy

    Ese si que triunfó con su single debut, pero luego…hasta luego lucas.

  • theboy

    Mola el funky de antaño, no el de ahora.

  • Eduardo Ferreyra

    wow!!! que voz!!

  • Pablo Fernandez Muiño

    Raúl, supongo que ¿Who?, no te lo tendrá en cuenta. 😊

  • Alverd Gual-Cibeira

    Madonna ya se había cantado. De hecho, esa misma canción, Like a prayer, la cantó Sandra en OT4.

Send this to a friend