Meghan Trainor / Treat Myself

Por | 02 Feb 20, 15:59

Lejos de ‘All About that Bass’, pero con el alivio de haber esquivado la bala de convertirse en una «one-hit-wonder» gracias al éxito del baladón ‘Like I’m Not Gonna Lose You’ con John Legend o del pepinazo ‘Me Too’, Meghan Trainor publica su tercer disco, ‘Treat Myself’, cuyo lanzamiento suspendió en 2018 por razones comerciales aunque ella hiciera como que no.

A lo largo del último par de años hemos asistido al lanzamiento de varios singles de Meghan Trainor que no han conseguido impactar en las listas de éxitos. Algunos eran difíciles de escuchar, como ‘No Excuses’, pero otros estaban muy bien, como ‘Let You Be Right’. Entre disco y disco, a principios del año pasado, Trainor lanzaba un EP llamado ‘The Love Train‘ que contenía más moñerías marca de la casa pero también un tema muy apañado, ‘All the Ways’, y este tira y afloja entre temazos y cancioncillas azucaradas está muy presente en ‘Treat Myself’ aunque al principio no lo parezca.

Y desde luego no lo parece: el álbum empieza con ‘Wave’, un dulce medio tiempo electropop producido por Mike Sabath, conocido por haber producido ‘Familiar’ de Liam Payne y J Balvin; al que siguen, ojo, el pepinazo de R&B-pop contemporáneo ‘Nice to Meet Ya’, mejorado -como siempre- gracias a la presencia de Nicki Minaj, y ‘Funk’, un corte dance-funk muy bailable y festivo que Bruno Mars habría podido convertir en hit. Sin embargo, el disco enseguida se pierde en cursilerías tipo ‘Babygirl’ («no te rindas todavía, practica la paciencia, este no es tu final, un día lo tendrás todo»), la semi acústica ‘Here to Stay’ o ‘Lie to Me’, que debe haber venido desde 2014, convirtiéndose en otro completamente distinto del que parecía en sus primeros 15 minutos.

‘Treat Myself’ no es un disco cohesionado en este sentido. Más a la manera de «colección de canciones» de un Liam Payne pero con menos hits (al menos en este momento) que de la obra total que de hecho era ‘Title’, el tercer largo de Trainor convence a medias. De la parte cursi hay que destacar la bonita melodía y las armonías de la balada country ‘Workin’ on It’, que habla sobre aprender a aceptar los elogios cuando se es una persona insegura; pero en general donde Trainor despunta es en los «bops». La enérgica ‘Genetics’ con Pussycat Dolls es un adictivo regreso de las segundas mientras ‘React’ permanece inédita, y ‘Evil Twin’ es una graciosa actualización de la música disco más clásica que personaliza las inseguridades de Trainor a través de una «gemela mala» que dice a la «buena» cosas como: «So dehydrated, that crazy bitch / I’ve had enough, so over it». ¿Lo mejor de ‘Treat Myself’? Que contiene un puñadito de temas pop bastante chulos. ¿Lo peor? Que no es tan divertido como aquella nota de prensa de ‘The Love Train’ que nadie sabe cómo pudo ser real.

Clasificación: 5,9/10
Lo mejor: ‘Nice to Meet Ya’, ‘Funk’, ‘Genetics’, ‘Evil Twin’
Te gustará si te gusta: Liam Payne, Rita Ora, Charlie Puth, Aitana
Escúchalo: Spotify

Etiquetas:

La Tienda JNSP