‘Little Things’ es una de las canciones de Big Thief más exuberantes y épicas

-

- Publicidad -

‘Little Things’ es una de las canciones de Big Thief más exuberantes y épicas

Big Thief, uno de los grupos de folk estadounidense más prestigiosos de los últimos años, si no el que más, ha vuelto con un par de singles nuevos de destino incierto. El single doble de ‘Little Things’ y ‘Sparrow’ conforma el primer lanzamiento oficial de Big Thief desde la publicación, a finales de 2019, de su aclamado disco ‘Two Hands‘, uno de los mejores discos de aquel año. Unos meses antes, en verano, el grupo lanzaba otro disco igualmente aplaudido por la crítica, ‘U.F.O.F.‘, presente también en diversos resúmenes de lo mejor de aquel año.

Los nuevos temas de Big Thief seguirán cautivando a quienes ya eran fans de la formación compuesta por Adrienne Lenker, Buck Meek, Max Oleartchik y James Krivchenia… o puede que incluso les haga ganar algún que otro adepto, porque si la balada ‘Sparrow’ sí entra en los cánones de lo que Big Thief han venido haciendo desde su querido debut de 2017, y su sonido de folk medievalista ya no sorprende tanto, ‘Little Things’, hoy la Canción Del Día, sí prueba cosas nuevas, empezando porque la canción ha sido producida por el batería de la banda, el mencionado James Krivchenia.

- Publicidad -

‘Little Things’ es una composición donde la percusión -en concreto las baterías- tiene especial protagonismo. No es en absoluto una cancioncilla acústica como las que ha solido hacer Adrianne Lenker en solitario. Por estilos nos sitúa en un folk-rock similar a Arcade Fire, también porque el sonido de las guitarras acústicas no puede ser más prominente y, cuando la canción llega a su clímax con la entrada de unas palmas, a las que acompaña el sonido de una guitarra eléctrica semi distorsionada, queda claro que estamos ante una de las composiciones más exuberantes y épicas de Big Thief. Como de costumbre, la producción de ‘Little Things’ vuelve a ser sobresaliente.

Sin mayor misterio, ‘Little Things’ nos habla de esas «pequeñas cosas» que Adrianne le gustan de su pareja, en contraposición con el estrés de la ciudad y, en concreto, de Nueva York. Lenker piensa en las «pequeñas cosas que me gustan de ti, en cómo dices las cosas cuando explicas qué es lo que haces» y recuerda que ve a su pareja «en el jardín bebiendo cerveza, y me dejas desnuda, como si fuera cualquiera película clásica barata», a lo que Adrienne concluye, en su estilo, yéndose por la senda más dramática posible: «quizá estoy un poco obsesionada».

Lo mejor del mes:

- Publicidad -

Lo más visto

No te pierdas