El Madrileño vs Zahara en el día más masivo de Río Babel

-

- Publicidad -

El Madrileño vs Zahara en el día más masivo de Río Babel

Río Babel pasará a la historia por haber traído a Madrid a Bad Bunny antes de la pandemia (a. de P.). Elena Rosillo nos contaba en su amplia crónica titulada «Río Babel perrea con Bad Bunny«, por aquel entonces de 2019, que el concierto «pareció intentar convertirse en una orgía colectiva durante ‘I Like It'», y que ya sonó ‘Callaíta’ tres años antes de terminar en ‘Un verano sin ti‘. Concluía que sus temas «dan en el clavo con rimas certeras y sencillas que hacen empatizar a una audiencia joven y ávida de experiencias al más puro YOLO, con un artista que les habla del éxito con la misma intensidad y verdad que del fracaso».

No me atrevo a cuestionar la diversidad del cartel de Río Babel después de tan histórico hallazgo en la historia del pop: apostar por Bad Bunny para un festival de verano, como también lo había hecho Arenal Sound, mucho antes que Coachella. Lo cual no quiere decir que la fórmula no siga sonando arriesgada a oídos de 2022. Río Babel, que se abrió el jueves con Dani Martín como cabeza de cartel, contará hoy sábado con Residente como gran reclamo latino de este año, mientras anoche fue el turno de los autores de los dos mejores discos de 2021 para nuestra redacción, Zahara y C. Tangana.

- Publicidad -

La macedonia de estilos a que me refería propició que antes de Zahara, actuara gente tan dispar como Tanxugueiras y Tu Otra Bonita, en dos escenarios lejanos, perpendiculares y alternos, siempre sin solapes. También una serie de comediantes en un innovador escenario llamado Babel Comedy, con Goyo Jiménez, Ignatius Farray y un largo etcétera en el que no pude integrarme demasiado por razones de deformación profesional. Por cada chiste sobre las Spice Girls -y el racismo de que hubiera una negra, como si tal cosa fuera un rasgo de la personalidad- que me invitaba a quedarme, escuchaba a lo lejos gritar a una Tanxugueira reclamando mi atención.

Ainhoa Laucirica

- Publicidad -

Tanxugueiras se manifestaron muy enfadadas por los mensajes de odio que en estos tiempos a todos nos ha tocado vivir, narraron cómo unos «gilipollas» las acababan de piropear en un descampado ese mismo día, sacaron una bandera del Orgullo Gay, proclamaron que «Viva el amor» y alternaron temas más rítmicos y bailables, guiados por los percusionistas sobre las tablas, con otros más íntimos y tradicionales, como ‘O querer’. El público se entregó a su show -sobre todo en las primeras filas- en todo momento, si bien fue con la final ‘Terra’ cuando miles de personas se pusieron a bailar como si tuvieran idea alguna de la tradición gallega o de ritmo en absoluto. Algo que no hubiéramos adivinado en cualquier festival hace unos años, pero quizá justo sí en Río Babel.

A continuación, Tu Otra Bonita, una de esas bandas de gran éxito en las salas de Madrid, ideales para el buen rollo de una fiesta mayor. El cantante recordó que se estaban repartiendo un montón de condones a la entrada y en la zona VIP, animando al sexo seguro con ciertas reminiscencias hippies, mientras sus canciones citan a Los Piratas (‘El equilibrio es imposible’), y a Los Planetas (‘Algo que ya’), solo que sin parecerse en nada a ninguno de los dos. Tu Otra Bonita son más rumberos y pachangueros, si parecidos a alguien sería un poco a Estopa, con el mismo apego por una adaptación de ‘Alegría de vivir’ de Ray Heredia que por una melodía que podría haber sonado en una sitcom noventera tipo ‘Los ladrones van a la oficina’. Podrían ir a Eurovisión el año que viene… y terminar en la misma posición que Miki.

- Publicidad -

Ainhoa Laucirica

Ya explicamos en un podcast por qué entendemos que ‘PUTA’ tiene más valor histórico y más méritos que ‘El Madrileño’, pese a que este último es obviamente un disco mucho más popular. Han pasado 69 semanas de su lanzamiento y continúa en el número 4 de las listas españolas, certificado como triple platino. C. Tangana es quien arrastra masas, como se ha visto en semanas pasadas en grandes estadios, en el Sónar, en Mallorca Live y anoche en Río Babel frente a 27.500 personas que habían agotado toda forma de localidad (abonos y entradas de viernes, aún quedan para el sábado, no se agotaron el jueves). Esta es la 4ª vez que JENESAISPOP reseña el mismo show y la 3ª semana consecutiva; si bien creo que va ser la última según nuestros cálculos.

Para evitar esta circunstancia de ofrecer al público 65 veces lo mismo y en el mismo orden, Zahara ha cambiado el show de ‘PUTA’ para este verano. Ahora se llama ‘LA PUTA RAVE’, se centra en su vena electrónica (‘Berlin U5’ dura como 15 minutos al cierre del show), ahoga la más acústica (desaparecen del set ‘SANSA’ y ‘negronis y martinis’, por ejemplo) y parece realmente un concierto de su grupo paralelo, _juno, en cuanto a experimentación y formato: a duras penas distinguimos en la lejanía a Zahara y a Martí de bailarinas y resto de miembros, porque lo importante es la música.

El show comienza con una versión techno, o por lo menos bailable, de ‘Taylor’, seguida de un remix de la propia Taylor Swift. ‘Toxic’ de Britney Spears y ‘Summertime Sadness’ de Lana del Rey han hecho también sendas apariciciones en ‘LA PUTA RAVE’, en momentos algo desconcertantes para todos aquellos que preferimos -por mucho- la música de Zahara a la de Taylor o Britney.

Los resultados son más curiosos que eficientes: mi impresión es que Zahara ha abandonado el formato anterior un poco antes de tiempo, antes que pudiéramos cansarnos de verdad de él, ofreciendo un show que a la postre tiene ciertos altibajos. Muy chocante por su carácter techno, entre el concierto de Tu Otra Bonita y ‘El Madrileño’, por un lado ‘LA PUTA RAVE’ parece que habría funcionado mejor a las 3 de la madrugada. Por otro, ni la primera parte más espiritual de ‘La gracia’ ni ‘Dolores’ encajan tanto en el concepto de rave (sobre todo después de las nuevas versiones electrónicas de ‘El fango’, ‘El deshielo’, ‘Crash’…), por lo que es mejor que el show se quede a eso de las 22.00, hora a la que fue. Lo mejor es, eso sí, la traca final con la genial y sucia ‘Joker’, el tipo de canción que sí disfruta este formato; ‘MERICHANE’, pese a que pareció ralentizada (?); ‘Hoy la bestia cena en casa’, pese a que fue recortada; y finalmente la explosiva -ahora sí que sí- «Berlín».

Alizzz acaba de subirse a una versión de esta canción de Zahara para la reedición ‘REPUTA’, lo cual nos permite pasar a comentar el show de ‘El Madrileño’, disco del que es co-productor, pese a que no forma parte de su presentación en vivo. La presentación en vivo del ‘Sin cantar ni afinar Tour’ consiste en una pantalla cinematográfica, como todo el mundo sabe ya, y en una combinación de éxitos de rap y españoletes, como todo el mundo sabe también. Respecto a aquella primera vez que presencié esta gira en vivo, se perciben las cuerdas y metales mucho mejor engrasados, integrando mucho mejor el paso de ‘Demasiadas mujeres (intro)’ a ‘Still Rapping’, por ejemplo; y ahora, en formato festival, fuera de un recinto cerrado tipo Palacio de los Deportes, los fuegos artificiales explotan tras el escenario cada vez que C. Tangana dice «tranquilísimo» en ‘Tranquilísimo’ o en varios puntos de ‘Llorando en la limo’.

Dado al elevado número de entradas vendidas, se hubiera agradecido la inclusión de una segunda pantalla hacia la mitad del recinto, y una torre de sonido que ampliara también el mismo. En La Caja Mágica no pareció haber ningún problema de aforo; el problema fue que todo el mundo se quiso acercar tantísimo a Puchito para ver y oír bien que casi 30.000 personas se apiñaron a un único lado del recinto, con el consiguiente colapso absoluto de las barras y los accesos en las inmediaciones de dicho escenario.

Lo bueno es que el número de hits no dejaba tregua ni tiempo para pensar dónde podías estar mejor que escuchando ‘Ateo’ o ‘Antes de morirme’ con Rita Payés o Marina Carmona; a destacar de nuevo el Tiny Desk con Antonio Carmona en ‘Me maten’, el popurrí de clásicos populares tipo ‘Corazón partío’ o ese momento en ‘Tú me dejaste de querer’ en que tanto brilla la voz de Niño de Elche. El set se cierra con ‘Un veneno’ y el tiempo justo para el desplazamiento al último metro. Un detalle de la organización escalonar la salida de esta forma, diversificando el abandono del recinto entre metros, taxis, buses y finalmente lanzaderas, pues a la 1.15 comenzaba además el show del DJ Parov Stelar, por lo que otra opción de hecho era quedarse allí.

Lo más visto

No te pierdas