Karen O & Danger Mouse / Lux Prima

Por | 06 Abr 19, 12:09

A menudo los discos editados por superestrellas en proyectos paralelos pasan mucho más desapercibidos que los principales. Sucede a mayor o menor nivel, desde Wings a A Camp pasando por The Last Shadow Puppets. Unos pasan a la historia, como Crosby, Stills, Nash & Young; otros caen en el olvido como Monsters of Folk. A la espera de averiguar qué sucede con la carrera de Yeah Yeah Yeahs, Karen O ha publicado junto a Danger Mouse un disco que resulta una de las grandes curiosidades del primer trimestre del álbum. Un disco embriagador aunque lo sea por las razones inesperadas, no tanto por sus “singles”.

De entrada, ‘Lux Prima’ suena justo como te esperas. Karen O, que tiene una considerable experiencia como autora de bandas sonoras tras haber sido nominada a un Grammy por el tema de ‘Donde viven los monstruos‘, y a un Oscar por el tema principal de ‘HER‘; exprime ese lado tan cinético que siempre ha tenido ahí Danger Mouse como productor, apreciable sobre todo en su proyecto junto al líder de The Shins, Broken Bells. Así, este disco resulta una excelente banda sonora imaginaria, influida por proyectos de los 60 como United States of America. Hablando de proyectos paralelos, recuerdan un poquito al trabajo de Cat’s Eyes.

La pena es que el resultado no se haya redondeado conceptualmente, resultando por momentos incluso contradictorio en su cometido. El álbum se abre con una pista de 9 minutos dividida en varios movimientos. Cuando llega la letra principal del tema -y se hace tanto de rogar que parece que ha comenzado el corte 2-, Karen O nos está hablando de una relación de dependencia en la que solo podemos percibir la obsesión por un ser querido. ‘Turn the Light’ es un corte en cambio hedonista sobre “dejar la cabeza en casa” para pasártelo bien bailando por ahí; mientras que ‘Woman’, menos carismática de lo que sugiere su título, un tema que incluso queda pequeño a la grandeza de Karen O, habla sobre empoderamiento, concluyendo “mi única amiga voy a ser yo”. Más o menos lo mismo que sugiere ‘Redeemer’, un tema algo flojo en el que lo único bueno que pasa es ese desafiante “no vienes a por mí / soy yo la que va a por ti”.

‘Lux Prima’, que culmina con una fantasía sobre ser otra persona entonada desde una habitación privada, con la “puerta abierta” para dejar pasar los sueños, podría haber sido una película conceptual sobre la contradicción humana entre quererse a una misma, ser una misma y odiarse el día siguiente. Pero Karen O y Danger Mouse no han terminado de pensar en grande en este proyecto, como muestra el modo en que han grabado la bonita ‘Reveries’. Una pena porque cuando el disco deslumbra, resulta fascinante de verdad. Y sucede en varias ocasiones.

Hay pasajes instrumentales realmente hermosos, como sucede en el arranque del álbum o en la escalofriante ‘Drown’, en la que Karen O suplica “deja que me ahogue, por favor”, como aparente forma de evasión ante una mentira que no podemos soportar. Y hay una fuerte pulsión sexual emergiendo repetidamente a lo largo de la secuencia, que por ejemplo se asoma en el funky de ‘Turn the Light’, repite en el juego entre “lust” y “lost” en ‘Redeemer’ (porque la “lujuria” y estar “perdido” es muy parecido), y se consagra en la mejor canción del álbum, la sensual ‘Leopard’s Tongue’, puro sexo, si no cerdeo, cuando Karen O habla del “animal interior al que ha de alimentar”. “Used up, used up, I’m used up, Now get’em”, repite insaciable. Un álbum por momentos realmente cautivador que se ha quedado a las puertas de ser grande de verdad.

Calificación: 7,6/10
Lo mejor: ‘Leopard’s Tongue’, ‘Drown’, ‘Turn the Light’
Te gustará si te gusta: Cat’s Eyes, Broken Bells, United States of America
Escúchala: Spotify

Etiquetas: ,
  • Shakerduster

    Son dos grandes mentes de este siglo XXI, a mi entender se merecen el 8.

    No es común encontrar un disco con tanta sinergia entre pistas y con tan buen estilo.

    Beben de muchas influencias y eso se nota, forman parte de la nueva manera de entender la música, y no es otra que escuchando mucha y muy variada

  • maqstream

    Por la crítica, parecía que ibais a dar menos nota al disco. Tiene más de Danger Mouse que de Karen O, pero a mí parecer, lo único que lo deslumbra un poco es el tema final que desinfla la sensación que va produciendo el disco hasta dejarte sin ganas de escuchar más. Sin él, el sobresaliente hubiera podido ser indudable.

Send this to a friend