Quantcast

Mónica Naranjo / Mes Excentricités, Vol. 1

-

- Publicidad -

Mónica Naranjo / Mes Excentricités, Vol. 1

Hay que amar a los artistas que van a su puta bola, y si algo no se le puede echar en cara a Mónica Naranjo es que siga los dictados del mercado. Su nuevo proyecto, dividido en 3 lanzamientos, se llama ‘Mes Excentricités’ pero la verdad es que cualquiera de sus largos podría haberse llamado así, sobre todo ‘Lubna‘, pero también ‘Tarántula’ o ‘Minage’, y hasta ‘Palabra de mujer’ si nos apuráis. Es normal que después de ‘Europa‘ ya no nos acordemos de la cara que se nos quedó a todos la primera vez que oímos ‘Desátame’, pero eso no significa que reflejara menos incredulidad.

Si estas «excentricidades» lo son «más» todavía es por razones estructurales, porque musicalmente tras ‘Europa’ y ‘Lubna’ estamos curados de todo espanto. La primera impresión cuando escuchas esta nueva amalgama de rock, techno, ópera, etcétera, es que estás oyendo un 12″ con remezclas de dos canciones, todo el rato repetidas hasta la saciedad durante media hora; pero no es así en absoluto. Lo que encontramos aquí es primero una «suite» con 3 o 4 temas -según se mire- de Mónica Naranjo contando una historia, todos ellos unidos en una única pista de 13 minutos que por alguna razón recibe un nombre en francés, como de misteriosa temporada de ‘American Horror Story’: ‘Le Psychiatrique’. Y después escuchamos las 3 pistas principales por separado junto a una remezcla que aparece en la mencionada «suite» inicial, y finalmente el «radio edit» de ‘Doble Corazón‘. A estas alturas, quizá estés sacando la cabeza por la ventana para tomar un poco de aire fresco, pero todo tiene su sentido. O casi todo.

- Publicidad -

La estructura condiciona la experiencia: esto no es exactamente el EP de más de 30 minutos que muchos esperaban de Mónica Naranjo. Pero hay un porqué: si con ‘Doble corazón’ se ponía sobre la mesa que la cantante nos quería contar la historia de su bisabuela Robledo en la Guerra Civil, ‘Nana’ oculta un amor secreto por una mujer, ‘Libre amar’ es una reivindicación de la libertad sexual, bien feminista, bien LGTB+ o ambas, y al final, la coda de ‘Doble corazón’ nos muestra a la cantante en soledad, pero sin miedo. Un poco atontado/a por las guitarras jevi metal de ‘Libre amar’, entre Metallica, My Bloody Valentine y Alf Poier, quizá no comprendas por qué Mónica termina «sola para siempre», si su hombre habrá muerto en la guerra y su chica la habrá abandonado a la vez, pero la historia nos ha puesto los dientes largos en torno a ‘Mes Excentricités, Vol. 2’, ‘Mes Excentricités, Vol. 3’ y lo que quiera Dios que venga. Y eso es más de lo que esperas cuando las voces de la niña del Exorcista con el pitch equivocado emergen en ‘Doble corazón’ o cuando el remix glam de ‘Libre amar’ se acerca peligrosamente, medio en inglés, más a McNamara que a ‘Rocky Horror Picture Show’. Y no parecía haber aquí lugar para el humor involuntario. En serio va y en serio hemos de tomárnosla. Respeto.

Calificación: 6,2/10
Lo mejor: ‘Doble corazón (radio edit)’, ‘Nana’
Te gustará si te gusta: … no comment.
Escúchalo: Spotify

- Publicidad -
- Publicidad -

Lo más visto

No te pierdas