¿Queremos que todos los festivales repliquen en 2021 su cartel de 2020?

Por | 14 May 20, 13:06

La noticia de la semana es que los «aplazamientos» de los mayores festivales del país ni siquiera está siendo noticia. El «trending topic» es puntual o inexistente y muy a duras penas se oyen comentarios al respecto. Hace semanas que, poco a poco, hemos ido asumiendo que esta temporada de primavera-verano simplemente no va a existir, y es demasiado evidente en nuestras cabezas que en un mes no, no vamos a tener por aquí a FKA twigs presentando el disco del año aunque su cancelación no se haya anunciado. La razón de la incertidumbre por un lado es que la pandemia no está reconocida como «causa mayor» para la cancelación de festivales, por lo que se espera algún tipo de anuncio, amparo legal o incentivo por parte del gobierno para evitar la quiebra o simplemente para poder proceder. Porque por otro, la planificación de nuestra vida parece terminar en la fase 3, en algunas provincias entre las que no se encuentran ni Barcelona ni Madrid, prevista para finales de junio. Sobre la «nueva normalidad» de julio y agosto, ni palabra, suponemos que a la espera de la evolución de la covid-19.

Cuando el ministro de cultura dijo que lo primero era la salud, sus palabras generaron un enorme malestar en el sector por lo que tenían de obvio, y por la bancarrota que puede afrontar un alto porcentaje de la cultura del país este año. De momento, los festivales están barajando opciones. Como nos explicaba Jose de Tomavistas hace unos días, devolver las entradas, aunque se está anunciando y parece que se va a hacer, es un problema mayúsculo: «los seguros de cancelación no cubren la fuerza mayor provocada por una pandemia, así que estamos desprotegidos y el dinero de las entradas ya se ha invertido en pago de impuestos de las entradas, adelanto de cachés de artistas, comunicación y publicidad y pagos del personal que lleva trabajando desde hace más de un año en esta edición, es decir, el dinero en su mayor parte ya no está y tenemos que valorar muchas opciones para poder afrontar esa situación».

La noticia de la semana, más que todo esto, que ya sabíamos, es que los festivales están replicando, calcados, los carteles de 2020 a 2021. Así hace Azkena, que mantiene a Patti Smith, Brian Wilson y L7 (añadiendo a Iggy Pop); Noches del Botánico, que mantiene a todo el mundo menos a Dido y a Quique González; lo hará Río Babel, que como informa El País, mantendrá «casi todo el cartel intacto del 2020»; o Mad Cool, que afirma que “tienen un feedback muy positivo por parte de la mayoría de artistas que componían el line-up”. Una noticia grata para quienes han comprado una entrada en base a un artista, por ejemplo, por Patti Smith, pero no tanto para quien no se hubiera sentido atraído por los carteles de este año.

Parece que con este anuncio los festivales están buscando que el menor número de gente posible devuelva las entradas. Sobre ello hemos preguntando al equipo de prensa de Last Tour (Azkena, BBK Live), que ha declinado contestar hasta que se comunique este mes el destino definitivo del festival bilbaíno, pero sí responde Julio Martí de Noches del Botánico, que nos atiende telefónicamente: «Hay que profundizar un poco más. Todo el mundo que pueda hacer el show en 2021 está encantado de hacerlo. Quitando quien tiene otros compromisos, como Dido, que ya tenía un plan para el año que viene y dijo que en 2022; y Quique González, que el año que viene no quiere trabajar, todo el mundo quiere actuar y no vamos a echar a perder un año de trabajo. No es una estrategia en sí, es mucho más. Es una manera de ser efectivos con artistas, público y con nuestro propio trabajo».

La gran cuestión que deja todo esto es qué pasará con los artistas que han grabado discos, están a punto de sacarlos en la segunda mitad de este año o principios del que viene, y parece que encontrarán menos huecos en los carteles de 2021. Sobre todo con los de pequeño y mediano tamaño o incluso con el nuevo talento que surja de aquí a entonces. Indica Martí: «Lo ideal sería adquirir otros tiempos, contratar con mucha anticipación como en la música clásica. Aunque es verdad que en música popular hay mucho de impacto inmediato. El mundo está lleno de talentos creativos, y soy un loco del nuevo talento. Si yo veo un trabajo bueno, veríamos cómo encajarlo. No creo que vaya a sufrir el nuevo talento. Se puede trabajar otro tipo de marca o de ciclo».

La reubicación en Noches del Botánico de gente tan dispar como Wilco, Belle & Sebastian, Rufus Wainwright y decenas de artistas en julio de 2021 da a entender que todos ellos estarán de gira el verano que viene, replicando sus planes en distintos lugares de Europa y el mundo. «Efectivamente», responde Julio, «todo tipo de artistas está intentando que sus giras se vuelvan a hacer. Tú hablas de los que aún no han grabado disco, pero también hay que hablar de los que sí: ya tenían todo hecho, ¿por qué iban a tener que dejar de hacerlo? Sería un problema en positivo, en todo caso, que todos esos artistas pudieran hacer conciertos».

Sobre la devolución de las entradas, Martí habla de la particularidad de Noches del Botánico, que es un ciclo para el que se compran entradas individuales, pero apela a la empatía con el resto del sector: «Queremos decirle a todo el mundo: «por favor, confiad en nosotros, os gusta la música, guardad vuestras entradas. Si no para ese artista, compra para otro… ¡Pero si no quieres venir, no quieres venir!», exclama sobre su ciclo, que ya ha anunciado que en todo caso devolverá entradas.

  • bart_os

    Bueno, aquí en Galicia para el año tenemos por fin el Xacobeo, lo que implica conciertos de verdad (ya sabéis, eso que en Jenesaispop ponen siempre como «XXXXXX empieza la gira española, el lunes actúa en Madrid y el martes en Barcelona», en fin…). Parece ser que la mayor parte de las actuaciones ya están contratadas.

    O Son do Camiño es el festival grande que van a cancelar pero espero que no pasen el cartel para el año que viene y traigan artistas/grupos de verdad en vez de los del reggaetón, porque si no sería una decepción absoluta…

  • Ya no sé si quiero o no que lo cambién. Yo lo que quiero son conciertos, me da igual si es de Yung Beef, de Novedades Carminha o de Tame Impala.

  • Jaime

    El artículo se dice que el seguro de los festivales no cubre los riesgos extraornidarios, pero teniendo el contrato suscrito, esos riesgos los podría cubrir el Consorcio de compensación de seguros, incluso pérdidas económicas. Al menos así funciona en caso de terremotos, inundaciones, terrorismo, catástrofe nuclear, caída de asteroides, ataque zombi, etc. No estoy seguro, valga la redundancia, pero creo que pudieran ir por ahí para paliar daños y pérdidas.

  • Puertourraco

    Respuesta: no. Parte del encanto de un festival es cuando se desvela el cartel y te alegras o decepcionas con los artistas que vienen. Tener que esperar 1 año y que los carteles sean los mismos que este año es un coñazo. Y la cosa va más allá con el Sonar, que nos traía el mismo cartel de los últimos 5 años. Novedades, por favor.

  • Mask☆DeMasque

    Me encanta la parte de «y Quique González, que el año que viene no quiere trabajar». Que suerte tienen algunos

  • Tucaramesuena

    Sí, porque el Madcool tenía el sábado por el día la fiesta de zumba masivo/reggaeton del de mi foto de perfil y amigos y él sólo poniendo música y bailando ortopédicamente vestido de vaquero gay por la noche. Además iría a echar un ojo por las instalaciones al día siguiente, se rumorea que él también iba a ser contratado para recoger todo el tinglao porque anda mal de pasta. Eso me hizo comprar la entrada a la misma hora que salió a la venta. Si esa experiencia única e irrepetible no tendrá lugar, no voy al Madcool el año que viene.Para mí ha sido un golpe duro, cada vez que miro mi avatar mientras escucho Do Si Do lloro.

Share via
Send this to a friend