De Radiohead a Kendrick Lamar: ¿qué necesita un disco para ser un 10?

Por | 10 Jun 15, 23:10

radioheadNo, no fue una ilusión, recientemente publicamos la crítica de ‘To Pimp a Butterfly‘ de Kendrick Lamar y lo puntuamos con un redondo 10. “¡Milagro!”, dirían algunos y algunas, con razón, pero es que no es tan fácil: dar dieces suele ser una tarea que requiere sobre todo de perspectiva. ¿O acaso crees que algunas de las obras maestras que hoy son canon de la música contemporánea fueron recibidas en su tiempo de igual manera?

Existen dos tipos de 10, el que define a una obra artística por su perfección y el que la define por su trascendencia. Ambos casos no son necesariamente incluyentes: un disco no tiene por qué ser perfecto para trascender ni toda obra perfecta termina trascendiendo. Así, hay quien piensa que un disco puede lograr la perfección dentro de sus propias fronteras más allá de su relevancia posterior, como el aplaudido ‘Vespertine’ de Björk, no especialmente imitado tras el correspondiente brote indietrónico, algo intrascendente; y quien cree, contrariamente, que el 10 es la dimensión a la que accede únicamente cierta obra artística que se trasciende a sí misma gracias a su influencia para convertirse en canónica, como ‘The Dark Side of the Moon’ de Pink Floyd, que tan fundamental ha sido para el desarrollo del rock desde su edición en los 70, habiendo sido homenajeado numerosas veces -Dream Theater y The Flaming Lips lo versionaron al completo recientemente- e inspirado a cientos de artistas, entre ellos Radiohead, The Smashing Pumpkins o incluso Erykah Badu.

Para algunos es imposible puntuar con un 10 un disco que acaba de salir. Ni siquiera ‘OK Computer’, la obra cumbre de Radiohead, fue un 10 inmediato para la crítica en el momento de su edición (Rolling Stone y Spin le dieron 4 estrellas), como tampoco lo fue para un sector del público que adoró las canciones pero raramente profundizó en el ingenio de su producción o en la sensibilidad real de sus letras. El álbum, eso sí, fue ampliamente aplaudido por su innovadora mezcla de rock y electrónica, que destacaría en un ecosistema musical, el británico, dominado por un britpop que entonces ya se estaba quedando gris, e influiría a grupos como Coldplay, Snow Patrol o TV On the Radio, que titularían su álbum debut ‘OK Calculator’ en homenaje a aquel disco. Pero la excelencia de ‘OK Computer’ nunca ha estado tan clara como su influencia. ¿Era ese disco, pues, excelente desde el principio o han sido los años los que lo han convertido en la obra maestra que supuestamente es hoy? ¿Son ‘Subterranean Homesick Alien’ o ‘Electioneering’ igual de buenas que ‘Paranoid Android’, ‘Karma Police’ y ‘Let Down’ o es ‘OK Computer’ una colección más irregular de lo que dice la historia?

También da risa recordarlo hoy pero ‘Pet Sounds’ de The Beach Boys, ampliamente considerado uno de los mejores discos de la historia del rock -entre sus más fervientes defensores, los Beatles y Pink Floyd; entre sus alumnos aventajados, evidentemente Grizzly Bear, Fleet Foxes o Animal Collective-, no recibió precisamente críticas brillantes cuando salió; ni siquiera el todopedoroso Pitchfork le ha dado jamás un 10 como a estos, ni a su reedición en 2006 (9,4) ni a su crítica de su edición remasterizada de 1999 (7,5). Para otros, sin embargo, está muy claro que una obra artística sí puede ser perfecta más allá de su trascendencia en el tiempo. Probablemente no veamos nunca discos como ‘Dots and Loops’ de Stereolab o ‘Tu labio superior‘ de Christina Rosenvinge en listas de las obras maestras más influyentes como el disco de The Velvet Underground y Nico, ‘Nevermind’ de Nirvana o ‘The Blueprint’ de Jay Z, pero su culto es suficiente para mantenerlos con dignidad en la conciencia musical de todo melómano.

Lo que nos lleva directamente a la relación calidad/ventas. Un repaso a la lista de los discos más vendidos de todos los tiempos da buena cuenta de que un disco no ha de ser perfecto para conectar con el público. Porque en conjunto podrán sumar ventas estratosféricas pero, en lo artístico, ‘Thriller’ de Michael Jackson, ‘True Blue’ de Madonna y ‘Purple Rain’ de Prince -la gran trilogía pop de los ochenta- nunca fueron “colecciones inmaculadas”. ‘Thriller’, de hecho, representa un buen ejemplo en este sentido, siendo el disco más vendido de la historia pero incluyendo al mismo tiempo temas tan cuestionables como ‘The Girl Is Mine’ junto a Paul McCartney que, de hecho, fue el primer single aunque nadie lo recuerde (‘Billie Jean’, ‘Thriller’ y ‘Beat It’ la arrasan en cuanto a escuchas en Spotify). Si nos vamos unos años atrás, encontramos ‘Rumours’ de Fleetwood Mac, un disco adorado por decenas de millones de fans pero cuyas dos últimas pistas a todas luces no repetían la calidad de sus cinco brillantes singles. ¿Los habríamos puntuado con un sonoro 10 como probablemente lo haríamos ahora? ¿Tenemos estos discos idealizados?

El halo de obras míticas que envuelve a estos discos nos los presentan hoy como obras maestras de 10 que jamás fueron, en una ilusión que por supuesto se traslada también a otros discos de ventas similares como ‘21‘ de Adele, que nunca nos pareció tan bueno ni antes de sus 30 millones de copias vendidas ni después, o ‘Más’ de Alejandro Sanz, el disco más vendido en la historia de nuestro país y que jamás fue ‘Hallelujah‘ de La Buena Vida precisamente.

¿Qué necesita un disco, pues, para ser un 10? ¿Calidad o un punto de suerte en reconocimiento crítico y/o buenas ventas? ¿Puede una obra musical, dadas las circunstancias adecuadas, alcanzar la excelencia aunque no sea un 10 en sí misma? ¿Es la internalización de discursos ajenos responsable de que consideremos obras maestras discos que realmente no lo son o no nos lo parecen? ¿Nos ha dado la historia de la música más discos de 10 de los que pensamos o menos? ¿Están nuestros 10 a ‘Person Pitch‘ de Panda Bear, ‘Back to Black‘ de Amy Winehouse y ‘To Pimp a Butterfly’ totalmente justificados?

  • Iván Carrascal

    The Dark Side of the Moon es una mierda de disco.

  • Lo será para ti, claro.

  • Chepito & Pochongo

    Hablar de “perfección” a la hora de hablar de discos, películas, libros… es sencillamente una memez.

    El OK Computer, por cierto, fue calificado en su día con tres estrellas en el Tentaciones. Lástima no recordar el nombre del crítico.

    Por cierto, ¿el OK Computer “mezcla de rock y electrónica”? ¿Qué entendéis vosotros por electrónica? ¡Pero si es en todo caso es el último gran disco de guitarras de la historia! Lo de la electrónica vendría después.

  • Chas Smash

    En unos ¿5 años? nadie se acordará de Kendrick Lamar

  • XR2

    No.

  • Carrabouxo

    Dios, alguien con dos dedos de frente. Menos mal!!! A Kendrik Lamar nos lo están intentando vender como el rapero cool y guay cuando a la hora de la verdad no se diferencia gran cosa de lo que hay. Es marketing puro y duro.

  • BearVigo

    OK Computer es un disco que crea adicción. Y esa adicción, más bien fascinación, sigue intacta por mucho que lo escuches y pese a que en dos años habrán pasado 20 desde su publicación. Y lo hace porque, al margen de las canciones más “notorias”, tiene temas de una sensibilidad y una exquisitez incuestionables. Por poner algunos ejemplos: Subterranean Homesick Alien, Exit Music (For A Film) o Lucky. Todas son hermosas y emocionantes.
    La influencia del disco en la música pop no solo de la época sino aún ahora tampoco se puede cuestionar. No era solo la electrónica, era lo novedoso de la producción y lo enorme de las canciones. Es un disco de 10, pero en respuesta a la pregunta, no todos los temas tienen la misma calidad. Y es lo de menos, porque, a pesar de Paranoid Android (que tendrá sus fans, pero yo lo veo un tema fallido), es un disco que no puedes dejar de escuchar si amas la música.
    De 10 son también Kid A, Amnesiac y In Rainbows, algo que tampoco se puede obviar ni dejar que la sombra de OK Computer no deje ver la maravilla que fueron algunos de sus siguientes discos.
    Yo tampoco me olvidaría en esta lista de dos discos recientes: My Beautiful Dark Twisted Fantasy y Yeezus, ambos de 10. Ya sé que aquí cae muy mal Kanye West, pero estamos valorando discos y no lo que hagan sus compositores al margen de su música. Y si Kendrick Lamar ha publicado el discazo que es To Pimp a Butterfly y lo hemos entendido como un trabajo inmenso es, en parte, gracias a los precedentes antes mencionados.

  • popimperium

    Yo si creo en los discos 10. Ahora mismo me salen The Serpent’s egg de Dead Can Dance, It’ll end in tears de This Mortal Coil, Violator de Depeche Mode entre otros más… Son obras maestras atemporales que no te cansas nunca de escucharlas y que se revalorizan con el paso del tiempo. Eso es para mi un disco 10, eso sí, todo esto es muy subjetivo pues depende de los gustos personales de cada persona

  • XR2

    Un disco 10 es la mezcla de buenas criticas, influencia en la siguiente generación de músicos y experimentación de géneros por parte del artista algo asi como hizó Kate Bush en su tiempo con The Dreaming o Hounds of Love. La mayoría de discos que se ponen en las listas de lo mejor de la historia no los consideraría 10 porque no creo que hayan demasiados discos de ese tipo.

    Algunos albums 10 para mi serian The Miseducation Of Lauryn Hill, The ArchAndroid, Homework, Burial, Homogenic, The Dark Side of the Moon,
    To Bring You My Love, Kala, Person Pitch, Back To Black, Ray of light.

  • Carrabouxo

    Yo no incluiría a Madonna en la trilogía básica de nada en cuanto a albumes se refiere, y Purple Rain lo que es pop, pop, tampoco llegaría a calificarlo como tal (es un gran disco, en eso estoy de acuerdo, pero es una amalgama de cosas, como The Joshua Tree), ni mucho menos. Lo de Kendrik yo creo que va a ser a la inversa, una burbuja que con el tiempo se va a desinflar, no veo ese run-run como cuando apareció Ok Computer, un disco que te dejaba expectante y que poco a poco crecía y crecía… Así son los grandes discos, no te enganchan totalmente a la primera, te dejan expectante, como inquieto, y con cada escucha descubres cosas nuevas, hasta que llega un momento que ya te lo conoces a la perfección. Esa es la sensación que te deja un gran disco, y hoy lo cierto es que como vivimos en la inmediatez en gran parte hemos vuelto a la época en la que casi lo único que importaba es tener un puñado de buenos singles.

  • BearVigo

    Y tampoco habría que olvidar discos nacionales como el de Family, Soidemersol de La Buena Vida, Saudade de Le Mans (o Aquí Vivía Yo, ambos son de 10), Los Planetas (hay dos o tres que andan por el 10, que cada uno elija cuáles, no serán los mismos para todos) o algunos que, vistos ahora, en perspectiva, se antojan perfectos, como Popemas de Nosoträsh o Bingo de Mercromina. Y, otra vez fuera, qué decir de Achtung Baby!!!

  • Frikotheque

    Si hay algo totalmente subjetivo es el ponerle un 10 a un álbum. Para mi es copletamente justificable ponerle un 10 al Smother de Wild Beasts o al Silent Shout de The Knife mientras que para la mayoría no pasarían del 8 o del 7,5. De la misma manera que no entiendo lo del nuevo álbum de Kendrick Lamar.

    Pero para gustos…

  • salava

    Lo de Kendrick Lamar duele porque fue Raúl Guillén, que le tenía por una persona de orden y del que me fiaba totalmente. Todo se tambalea :(

  • salava

    Y ya veremos de Animal Collective…

  • Fernando

    A favor del Pet Sounds, tengo que decir que, en la reediciones, Pitchfork puntúa el conjunto entero, tanto las caras-b como el nuevo sonido. Quizá, por eso, no consiguió el 10.

    Poner un 10 es algo muy complicado…No sé, hay discos que son muy del momento en el que salen. Por ejemplo, el Merriweather de Animal Collective, con el que todos nos volvimos locos hace seis años, se ha quedado desfasado en menos de una década. Sin embargo, ya que mencionáis a Prince, el Purple Rain sigue conservando un sonido de lo más interesante. Y creo que Frank Ocean opina lo mismo.

  • Guillermo

    Lo dudo tanto…

  • Daniel

    Muy a favor de considerar “Dots and Loops” una obra maestra.

  • reason

    bua

  • reason

    no es que haya discos de diez, es que los discos a los que se adjudican los dieces cantan la traviata, como el 10 al nuevo de Florence and the Machine de Mondo Sonoro, el 10 al último disco de daft punk o el de Kendrick Lamar, que aparte de aqui recibió un 10 en mondo también. Ni Pitchfork le ha dado un 10 al de Kendrick lammar, pero la prensa muscial española ya no sabe qué inventarse para creerse comentaristas con criterio, periodistas de primera, líderes de opinión. Los dieces se ponen por ir de guays o porque la discografica a pagado pasta.

  • Joan Seberg

    Para que sea un diez hace falta una pájara del redactor, normalmente.

  • llop

    Todo es muy discutible,depende y mucho ,de los gustos del crítico de turno,y probablemente ,de los comentarios que lleguen de otros medios,discográficas,radios,”gurús de las tendencias”,etc,etc
    Yo le daría un 10 al Disintegration de los Cure,a cualquiera de los primeros Pixies,a alguno de The Mission,a cualquiera de Bjork,o a La buena vida o alguno de Love of lesbian,standstill…….y los que me dejo,pero claro yo no soy crítico,ni pretendo serlo,sólo escucho música,y algunos “dieces” como que no me dicen nada(KL,Animal Collective….) aunque he de reconocer que estas críticas por lo menos me obligan a escuchar,y a veces descubrir nuevos grupos o clásicos imperecederos

  • Joselito Ramone

    Para ser un disco 10 lo que necesita es acercarse al Loveless o al Daydream nation

  • Coronel Genial

    Y otro de DIEZ, Funeral de los Arcade Fire ó Silent Alarm de los Bloc Party y muchos mas, porque soy bien facilón con el oído…. =P

  • PATRICIO

    Yo antes creía que para que un disco fuera calificado con un 10, cada una de sus canciones debía ser despampanante, genial, ser en definitiva un temazo, así se me viene a la cabeza Sufer Rosa de Pixies, Violator u Ok Computer, además de Funeral, que ustedes no sé cómo no lo valoraron como tal (el que escribió esa reseña por favor que vaya al otorrino o se dedique a otra cosa). Pero me he dado cuenta con Dead Can Dance y de forma más ilustrativa con Soundtracks for the Blind de Swans que no necesariamente debe ser así, que ni siquiera hace falta un temazo para que un disco sea calificado con un 10, cuenta más la consistencia y calidad en el tratamiento de la música que se da en el conjunto.

  • Alex García

    Hola ,

    un disco 10 es algo siempre subjetivo porque significa que no hay ni un solo defecto y que no saltas ninguna cancion cuando lo oyes , es un disco perfecto , un disco irrepetible . Discos perfectos para mí hay pocos , quizas 7 u 8 desde las sesiones de Elvis Presley . De hecho , para saber si un disco es 10 tienes que volver a oirlo años despues y ver si el efecto es el mismo ; por ejemplo si alguien se fija en las listas de los mejores discos de 1979 editadas ese mismo año , London Calling muchas veces no aparece entre los 5 primeros y casi 40 años despues está en todas las listas de los mejores albumes de la historia . No fue un disco 10 hasta que se vio que nadie era capaz de aunar tantas buenas canciones de tantos estilos distintos en el mismo disco

  • Creo que el NME en su día votó a los Beach Boys como el mejor grupo del año por delante de los Beatles, todo gracias al Pet Sounds.

  • Esteve Theque

    Es un tema muy interesante, pero acabo resumiendo eso en el gusto personal (y momento vital en que escuchó esos discos) de cada uno, y en como nos “dejamos” influir (medios, amigos).

  • yuppie yippie

    Bla, bla, blablabla, bla bla. blaaaaa.

  • CrazY6D

    El debate es absurdo porque calificar una obra artística es algo absolutamente subjetivo al critico que escribe el articulo. Que sea una obra cuya influencia traspase el tiempo y se convierta en obra de culto no tiene nada que ver con la valoración de la que ahora hablamos.
    La puntuación de 10 no es más de una forma de expresar lo que ha sentido el autor de la critica con esa obra, una forma de medir, más orientativa que otra cosa, y perfectamente valida, ojo.

    Por otro lado, me parece igual de absurda la queja tan común de “no existe la perfección y por tanto una obra no puede tener nunca un diez”… Por favor que no estamos en el instituto, no medimos las obras con decimales, simplemente es una herramienta comunicativa, tener que especificar eso a estas alturas me parece demencial…

  • t x

    Un disco de Bloc Party un 10??! LOL!!

  • phigueras

    “OK Computer” de Radiohead
    “London Calling” de The Clash
    “Forever Changes” de Love
    “La Vida Mata” de Los Enemigos
    “Sticky Fingers” de The Rolling Stones
    “Led Zeppelin IV” de Led Zeppelin
    “Doolittle” de Pixies
    “The LA’s” de The LA’s
    “Seconds of pleasure” de Rockpile,

  • Cuando un crítico le da un 10 a un álbum, significa “me gusta como lo que más me ha gustado, de lo que yo haya oído”. Y nada más. No existen opiniones superiores ni gustómetros infalibles, ni en música, ni en ninguna otra arte.

    Y como los gustos de cualquiera (incluidos los críticos más respetados) cambian dependiendo de circunstancias diversas (tiempo, estado de ánimo, edad, madurez, etc etc) pues por eso discos que fueron menospreciados en el pasado acaban siendo de culto, y lo contrario.

    A mí “To pimp a butterfly” me parece que dista mucho de una obra maestra (o de un 10, como se quiera ver). Como dije en algún comentario anterior, las letras serán magistrales (o no: no me he parado a analizarlas), pero la música me deja las tripas inmóviles. En este año, el 10 se lo llevaría “Carrie & Lowell” de Sufjan, y el pasado “Black Messiah” de D’Angelo.

  • Tiryon

    Algunos me mataran ahora mismo pero Rebeld Heart para mi es un 10 redondo

Playlist del mes


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR