‘Mediterráneo’ de Serrat en versión de Alba Reche es ‘La mejor canción jamás cantada’ para la audiencia de La 1

-

- Publicidad -

‘Mediterráneo’ de Serrat en versión de Alba Reche es ‘La mejor canción jamás cantada’ para la audiencia de La 1

Anoche La 1 de Televisión Española emitía la gala final de ‘La mejor canción jamás cantada‘, esa suerte de concurso terrible que pretendía determinar cuál sería la mejor canción española para el público, en voz de artistas populares: junto con un puñado de triunfitos, alternaban nombres más mediáticos que otra cosa, como Falete o Melody, artistas consolidados como Bebe, Azúcar Moreno y David Otero cantantes, con otros en pleno desarrollo como Andrés Suárez, Carlos Sadness, Barei o Brisa Fenoy. Todo ello con la conducción de Roberto Leal y un jurado formado por Tony Aguilar y Noemí Galera y el análisis de Jaime Altozano.

Tras unas semifinales por décadas desde los 50 hasta los 10, en este último programa competían las canciones ganadoras de cada una de ellas, aunque no en las voces que las interpretaron en los primeros shows: ‘Ay, pena, penita, pena’ (de Lola Flores, años 50), fue cantada por Falete; ‘Yo soy aquel’ (Raphael, años 60), por Melody; ‘Mediterráneo‘ (de Joan Manuel Serrat, años 70), en voz de la semifinalista de OT 2019 Alba Reche; ‘La chica de ayer’ (Nacha Pop, años 80), por Andrés Suárez respaldado por Luismi Baladrón, bajista en los últimos años de Antonio Vega; ‘La flaca‘ (Jarabe de Palo, años 90); ‘Ave María’ (David Bisbal, años 00), por Agoney; y ‘Quédate conmigo‘ (Pastora Soler, años 10) por el argentino Gerónimo Rauch.

- Publicidad -

El ‘Ave María’ de Agoney, con una especie de versión big band, ‘La flaca’ en la adaptación EDM (!) cantada por Marta Sango y la más tradicional, acompañada por un grupo rock y un cuarteto de cuerda, de ‘Mediterráneo’, en voz de una Reche que logró despertar la admiración de Sara Bareilles, fueron las tres más votadas por los espectadores del programa. Y, como cabía esperar, la suma de conservadurismo y fans de OT 2018 propició que la alicantina se alzara finalmente con la victoria (obtuvo un 55% de los votos), encumbrando el gran hit de Serrat como la hipotética «mejor canción jamás cantada» en lengua española. Desde luego, parecían discutibles muchas de las otras elecciones, pero si hay una canción que pueda generar consenso en una propuesta así, era esta.

El programa final de ‘La mejor canción jamás cantada’ rellenó su extensa duración se completó con varios medleys por décadas: Las Supremas de Móstoles (?) se ventilaron en 2 minutos y medio los 50, 60 y 70; Nerea Rodríguez de OT 2017 hizo lo propio con los 80 y 90; y Ricky Merino, con los 00 y 10. Un teórico «broche de oro» para un programa que casi ha convertido en una chanza un propósito tan noble. Lo bueno de que haya acabado, para los que hubiéramos deseado que se hubiera hecho de una manera más seria y profesional, es que lo absoluto de su objetivo impide que pueda repetirse.

- Publicidad -
- Publicidad -

Lo más visto

No te pierdas