Sorpresa en los Grammys: Silk Sonic y Jon Batiste, grandes ganadores

-

- Publicidad -

Sorpresa en los Grammys: Silk Sonic y Jon Batiste, grandes ganadores

Tenía su punto poético que la organización de los Grammy eligiera a Silk Sonic para abrir la ceremonia de este año. La entrega de premios parece una cosa como de otra época, por lo que es como si hubieran decidido jugar esa carta a lo grande apostando por el proyecto retro de Bruno Mars y Anderson .Paak. ‘777’ fue su tema elegido por su dedicación a Las Vegas, donde se celebran los premios. Por si fuera poco honor, el grupo se hacía a los pocos minutos de comenzar la gala con el premio a Canción del Año por ‘Leave the Door Open‘, derrotando a la favorita Olivia Rodrigo. Tres horas después, ganaban la Mejor Grabación del Año por la misma composición.

No era la única sorpresa de la noche. Contradiciendo lo que trataban de adivinar las apuestas, el disco del año era el de Jon Batiste, ‘We Are’. Un álbum en el que el artista se sirve de su pasado en el jazz para alternarlo con soul y pop. El artista había interpretado en la ceremonia su tema ‘Freedom’, que también había ganado el galardón a mejor videoclip. Por su parte, ‘Cry’ de Batiste también había sido la mejor actuación de raíces americana y también la mejor grabación en dicho género. Igualmente figura Batiste como ganador a la mejor banda sonora por ‘Soul’ junto a Nine Inch Nails. Este premio sí lo tenían que compartir con Carlos Rafael Rivera por ‘The Queen’s Gambit’, pero está claro que fue su noche.

- Publicidad -

Mientras Billie Eilish, nuestra ganadora moral, se iba de vacío, Olivia Rodrigo sí podía hacerse con varios premios: Álbum de Pop, Mejor Revelación -introducida por dos ganadoras de otros años en esta categoría del calibre de Dua Lipa y Megan Thee Stallion- y actuación de pop por la misma ‘drivers license’. Olivia realizaba una preciosa versión de esta, primero desde un coche, después paseándose por el vecindario recreado en su escenario. La cantante aplaudía con deportividad -al fin y al cabo la canción de Silk Sonic huele a clásico- y se sumaba segundos después a la intro de la espectacular performance coreográfica de BTS.

También Rodrigo parecía muy emocionada viendo la actuación de su principal competidora Billie Eilish. La autora de ‘Happier than Ever’ ha escogido la canción titular de su disco para la ceremonia, pasando de su inicio acústico en una casa inundada (¿será seguro actuar con los pies en tremendo charco?) a un final eléctrico en el tejado con un FINNEAS totalmente desbocado. La lluvia, los truenos y la camiseta de Taylor Hawkins de Foo Fighters que portaba Billie Eilish terminaron de llevar la actuación hacia el rock total.

- Publicidad -

Uno de los momentos más llamativos se ha producido cuando Doja Cat ha acudido a recoger su primer Grammy. Ha sido en compañía de SZA a la mejor colaboración vocal. Le ha pillado prácticamente en el baño, por lo que la hemos visto recolocándose ropa íntima, dar las gracias y finalmente romper a llorar. La cantante ha sido noticia recientemente por haber anunciado su retirada, presa de los nervios, tras un rifirrafe con sus fans paraguayos.

- Publicidad -

En su momento más político, los Grammy han emitido un mensaje de Zelenski pidiendo a la gente que comparta la verdad de Ucrania en las redes sociales. A continuación, John Legend ha interpretado ‘Free’ acompañado de varias músicas y una poeta de Ucrania, Lyuba Yakimchuk.

En cuanto al resto de actuaciones, J Balvin ha optado por un popurrí, primero de su tema con Maria Becerra ‘Qué más pues?’ y después sumando ‘In da Getto’. J Balvin parecía querer resarcirse de su deslucida aparición en la Super Bowl de Shakira y JLo con una puesta en escena espectacular para esta última, a medio camino entre los neones de Black Eyed Peas y Katy Perry.

Otro que tiraba de popurrí era Lil Nas X, que alternaba en su momento de gloria ‘Dead Right Now’, “Montero” y una ‘Industry Baby’ que se resistía a prescindir de Jack Harlow, incluso con su momento coreográfico. Lil Nas X estaba pletórico, aunque confiando demasiado en el atractivo de tocarse la bragueta o referenciar la misma. Michael Jackson medía más cuándo y cómo sobre el escenario. Más tarde, Lil Nas X parecía estar tomando nota muy seriamente del popurrí del legendario Nas, vestido de blanco y acompañado de una espectacular sección de vientos.

La gala fue de más a menos

Las actuaciones iban de más o menos, dejando para la segunda mitad toda esa parte de country, soul y americana que más desconocida nos es en Europa. Era muy duro mantener la cabeza erguida a cierta hora de la noche con Billy Strings y Carrie Underwood, pero al menos hacia el final Lenny Kravitz se colaba en el show de H.E.R. para dar caña en ‘Are You Gonna Go My Way’.

La pre-ceremonia de los Grammy que se retransmite a través de Youtube había dejado también grandes momentos. Era el caso de la estupenda presentación de Mon Laferte con ‘La Mujer’, tremendo vozarrón para un tema que podría haber cantado Amy Winehouse si hubiera sido latina.

Por su parte, Joni Mitchell ponía al siempre adormilado público de la pre-ceremonia en pie. La autora de ‘Blue’ se hacía con el premio a mejor álbum histórico por el recopilatorio ‘Joni Mitchell Archives, Vol. 1: The Early Years (1963-1967)’. La cantante salió con un bastón y acompañada, dedicando el premio, entre otros, a su fisioterapeuta, su «ángel». En 2015 sufrió un aneurismo cerebral, del que se ha recuperado poco a poco.

Foo Fighters han arrasado en las categorías rock al llevarse el premio a Mejor Álbum de Rock por el notable ‘Medicine at Midnight’. Pero es que además se han hecho con el Grammy a mejor actuación de rock por ‘Making a Fire’ y a la mejor canción de rock por ‘Waiting on a War’. Ningún miembro ha acudido a recoger los premios, unos días después de la muerte de Taylor Hawkins.

Los premios R&B se los han distribuido H.E.R. y Silk Sonic, si bien el mejor álbum de este género ha sido considerado ‘Heaux Tales’ de Jazmine Sullivan. Ella, tras sus gafas de sol, parecía no creérselo. En rap ‘Hurricane’ y ‘Jail’ de Kanye West han derrotado a Doja Cat, Lil Nas X y Tyler the Creator, entre otros. En cambio, el mejor disco de rap ha sido ‘Call Me If You Get Lost’ de Tyler the Creator derrotando a ‘DONDA’.

Lady Gaga y Tony Bennett han ganado el Grammy de pop tradicional por ‘Love for Sale’. Alguien recogía el galardón en nombre de él en la pre-ceremonia, visiblemente emocionado por su retirada de los escenarios. Después, durante la ceremonia, Lady Gaga interpretaba la propia ‘Love for Sale’ y ‘Do I Love You?’, conteniendo las lágrimas especialmente en esta última, mientras observaba vídeos de Bennett tras de sí.

Entre los premios más interesantes, el que se ha llevado Arooj Aftab como Mejor Actuación de Música Global por la espléndida ‘Mohabbat’. Jack Antonoff ha sido premiado como productor de pop. Y aquellos defensores de ‘Daddy’s Home’ de St Vincent podéis celebrar que la cantante ha derrotado en Mejor Disco Alternativo a Arlo Parks, Japanese Breakfast, Halsey y Fleet Foxes. Ahí es nada. La cantante no acudía a recoger su premio: demasiado vestido para la sombría pre-ceremonia, ¿verdad? Si la Academia no quiere retransmitir su premio, ellos se lo pierden.

En las categorías latinas, Bad Bunny ha ganado el premio a mejor disco de música urbana por ‘El último tour del mundo’, pero no ha acudido a recoger el galardón. El ganador del mejor disco latino de pop ha sido ‘Mendó’ de Alex Cuba, derrotando a Pablo Alborán y Camilo, entre otros. El mejor disco alternativo o de rock latino ha sido ‘Origen’ de Juanes, derrotando a ‘El Madrileño’, ‘Calambre’ de Nathy Peluso y ‘Deja’ de Bomba Estéreo.

En las categorías dance/electrónica, no ha habido suerte ni para James Blake ni para Caribou, ni para Major Lazer. El mejor álbum ha sido ‘Subconsciously’ de Black Coffee y la mejor grabación ‘Alive’ de Rüfüs du Soul.

Lo más visto

No te pierdas