El físico importa: Vampire Weekend aluden en ‘Father of the Bride’ a la conciencia ambiental… con una gigantesca sábana de papel

Por | 29 Dic 19, 12:14

En nuestro repaso a las ediciones físicas de algunos de los mejores discos de 2019, hoy diseccionamos otro la edición en doble vinilo negro –existe otra en color naranja– de ‘Father of the Bride‘, el fantástico cuarto álbum de Vampire Weekend que, para el firmante de este texto, ha sido el álbum internacional del año. Si bien el doble 12″ puede llegar a ser un suplicio, no es el caso de este trabajo del grupo neoyorquino liderado por Ezra Koenig: sus 18 cortes, desarrollados en poco menos que una hora, se ven beneficiados por el forzoso cambio de cara.

Y es que, en este caso, resulta agradecido gracias a la diversidad de palos estilísticos del álbum, que van del country de Nashville al sempiterno afro-pop pasando por el ska, el jazz, el folk o la psicodelia. La variedad se ve potenciada por la secuencia del vinilo, que suele comenzar y terminar cada cara con temas de rítmica downtempo –’Hold You Now’ y ‘Big Blue‘, ‘How Long’ y ‘Married in a Gold Rush’, ‘My Mistake’ y ‘2021‘, ‘We Belong Together’ y ‘Jerusalem, New York, Berlin’– poniendo el énfasis en los cortes intermedios, como si crearan minimixtapes en cada una de ellas con un planteamiento, nudo y desenlace.

Tras la para muchos fea portada –un diseño de Primo Kahn, director de clips del grupo como ‘Diane Young‘– de ‘Father of the Bride’, hay un trabajo de diseño que, guste más o menos, está muy elaborado. La dirección de arte corre a cargo de Nick Harwood, del estudio Industry Plant, creador de vídeos de SOPHIE y Blood Orange, en colaboración con el artista Brendan Ratzlaff. Este ha ideado una pléyade de iconos dignos de observar con detenimiento –de un alienígena haciendo el símbolo de la paz de Gandhi a un frisbee pasando por unas gafas de sol noventeras o el símbolo del reciclaje combinado con la estrella de David–, desplegados en una enorme sábana que en su anverso contiene las letras del disco y créditos.

La mayoría de esos dibujos son animales o elementos propios de la Naturaleza, relacionados con la conciencia ambiental a la que aluden varias de las letras del disco y, también, con el dibujo del planeta Tierra que ocupa la portada. Es un mensaje fantástico al que Ezra Koenig ha aludido en alguna entrevista, en las que ha citado el concepto de “justicia climática”. Sin embargo, cabe preguntarse si Greta Thunberg aprobaría el ingente consumo de celulosa que ha debido suponer la producción de ese enorme libreto. En realidad, no parece mayor que si lo hubieran contenido en un formato paginado, pero quizá no habría llamado tanto la atención. En todo caso, la de ‘Father of the Bride’ es una de esas ediciones físicas que, en cualquiera de sus formatos –también en cassette verde–, vale la pena poseer por continente y contenido. Disponible en Amazon y en tu tienda de discos favorita.

  • ModernaRimaConPierna

    es que esa portada incita a NO escuchar el disco

  • Ya puestos a ser eco, que dejen de publicar ediciones físicas y se limiten a streaming, la de cajitas de cd de plástico que hay en el mundo…

  • Avalancha

    Pues a mí me gusta la estética del álbum. El Planeta Tierra de la portada era un ícono muy común en la estética del internet primitivo de los noventa, de ahí su simpleza. También el merch que venden en su web rescata ese horterismo noventero. Además algunas canciones me recuerdan un poco a la música de videojuegos de la época. Muy fan del sonido que han conseguido. También uno de mis favoritos.

  • Raskolnikov

    Cuando salió este disco me decepcionó un poco, Modern Vampires Of The City dejó el nivel altísimo. Ahora, con el paso de los meses, me parece un discazo.

Send this to a friend