Quantcast

María Escarmiento / Sintiéndolo mucho

-

- Publicidad -

María Escarmiento / Sintiéndolo mucho

«Ojalá no seas feliz porque no te lo mereces» es una de las primeras frases que escuchamos en ‘Sintiéndolo mucho’, el EP de debut de María Escarmiento. La mala baba de esta persona que puso a media España a debatir la inclusión de la palabra «mariconez» en el contexto de una canción de Mecano durante su paso por Operación Triunfo -también a los políticos– no es cosa de una sola canción en este trabajo que también tiene las cosas claras en lo musical, al contrario de lo que parecía que iba a suceder cuando entrevistamos a la artista y esta nos dejaba titulares como «no tengo ni idea de lo que escribo ni de lo que van mis canciones».

Que cierta dejadez y actitud «punk» iban a formar parte del discurso de María Villar se veía venir desde que descubrimos que la cantante había formado parte de una banda de garage punk antes de entrar en la Academia y que es amiga de Hinds (tiene tatuada a una de sus integrantes), y también tras su paso por el programa, donde exhibió una personalidad irreverente y eso mismo, «punk», hasta el punto que básicamente la vimos aflorar como artista cantando ‘Voy en un coche’ de Christina Rosenvinge en aquel escenario. Quizá por eso no sorprenda tanto que María Escarmiento haya buscado su propio hueco en la industria del pop española adentrándose en el mercado del reggaetón «indie» en el que hoy prosperan artistas bastante punk en espíritu como Yung Beef, Ms. Nina (con quien ha colaborado), Kaydy Cain, Bea Pelea o Pedro LaDroga, quien aparece como artista invitado en uno de los temas de este trabajo para escozor de los puristas. Y además, con ‘Sintiéndolo mucho’ logra desmarcarse de ellos gracias a unas canciones que alternan letras malvadas con ritmos de reggaetón oscuros e industriales, en los que a menudo asoman ecos y retazos de música electro-industrial o incluso «witch house», cuando no sonidos arábigos como en aquel fallido primer single llamado ‘Amargo amor‘ presente en este EP a modo de clausura.

- Publicidad -

La estética industrial, nuclear, en definitiva poligonera de las canciones de María Escarmiento y de todos sus visuales mandan en este ‘Sintiéndolo mucho’ que entretiene en sus 20 minutos de duración. ‘Baladón’ con Pedro LaDroga es la que más destaca gracias a un sonido martilleante y a una letra que describe «el piquete del año» sin andarse con rodeos: «entramos mal y salimos peor, si te descuidas esto es Nueva York / empezamos bien y acabamos mejor, me pongo fina, esto va por los dos». Y si el estribillo del oscuro single ‘Chulo‘ se compone de la frase «chulo, que tú te crees muy chulo, te vas a tomar por culo», el EP se abre con un tema algo más luminoso que sin embargo no puede contener más veneno en frases como la mencionada al inicio de este artículo, «ya no me gusta ni tu cara» o «no te mereces mi atención».

A falta de comprobar cómo suenan estas canciones en una discoteca, ‘La Bomba’ parece el hit del disco que más triunfaría en dicho lugar gracias a su contundente base y a su letra con menciones al autotune, a Sailor Moon y a un «traperillo», y a pesar de que a su declaración «aquí solo mando yo» le falta una buena dosis de actitud y bagaje para resultar creíble. Por su parte, ‘Castigo‘ es la mejor de las canciones melódicas sin que la turbia ‘Otra noche‘ con El Mini (la del «tengo marido pero no ejerce») se quede muy atrás. Solo ‘Amargo amor’ sobra a pesar de que su inclusión en este EP sirva para subrayar lo superiores que son los cortes previos. Y desde luego ‘Sintiéndolo mucho’ también consigue sepultar el protagonismo que ‘Muérdeme’ ha podido tener en la carrera de María Escarmiento muy a su pesar. Es un tema divertido pero sin el carisma que demuestra en este trabajo esta cantante de apellido artificial igual de carismático.

- Publicidad -

Calificación: 6,7/10
Lo mejor: ‘Baladón’, ‘Chulo’, ‘La bomba’
Te gustará si te gusta: el reggaetón «indie» nacional
Youtube: vídeo de ‘Chulo’

Lo más visto

No te pierdas