Sorpresas y ausencias dolorosas en las nominaciones a los Oscar 2018

Por | 23 Ene 18, 20:30

Hoy se han conocido por fin las nominaciones a los Oscar de este año. Para los que seguimos la carrera desde que arranca –allá por el mes de septiembre con los festivales de Venecia y Toronto–, hoy terminan las predicciones, el tratar de adivinar quiénes serán las agradables sorpresas y quiénes las ausencias más significativas que se producen en todas las ediciones. Este año no es una excepción, ya que nos ha traído bastante de ambas, pero sobre todo y desgraciadamente, de lo segundo.

En la categoría reina ha habido nueve nominadas (pueden llegar a ser entre cinco y un máximo de diez). Las siete que todo el mundo daba por sentado que estaría, han estado. ‘La forma del agua’, ‘Tres anuncios en las afueras’, ‘Déjame salir’, ‘Dunkerque’ y ‘Lady Bird’ son las que sonaban con mayor fuerza y las que, a priori, tienen mejores opciones de llevarse premios. La maravillosa ‘Call Me By Your Name’ comenzó su andadura muy fuerte, pero se fue desinflando con las escasas nominaciones obtenidas en los Globos de Oro y su poca presencia en el Sindicato de actores. No parecía, sin embargo, que pudiera quedarse sin entrar en mejor película, pero el miedo a lo que pasó con ‘Carol’ (Todd Haynes, 2015) –adorada por la crítica e ignorada en la categoría principal y en la de mejor director por la Academia– hacía que nadie las tuviera todas consigo. Además, también opta a mejor canción por uno de los temas de Sufjan Stevens para su BSO. ‘Los archivos del Pentágono’ de Steven Spielberg también había perdido fuelle, pero finalmente ha logrado ser una de las candidatas. Según las predicciones de los expertos, ‘The Florida Project’ y ‘Yo, Tonya’ (a cuya protagonista también dedicaba Sufjan una canción, curiosamente) eran las mejores posicionadas para ocupar los puestos restantes. Pero todos conocemos a la Academia y lo mucho que les gusta nominar biopics de impecable factura artística realizados expresamente para ganar premios en favor de propuestas más arriesgadas, así que no han perdido la ocasión de incluir ‘El instante más oscuro’ en la pila de nominadas.

Dejando a un lado esto, la mayor sorpresa ha sido el amor que ha recibido la nueva película de Paul Thomas Anderson, ‘El hilo invisible’, consiguiendo contra todo pronóstico un lugar privilegiado en la gala. Tanto ha gustado el trabajo del cineasta americano, que ha conseguido desbancar a Martin McDonagh, director de la favorita ‘Tres anuncios en las afueras’ en mejor dirección. Los otros cuatro no han variado de lo previsto: Christopher Nolan (‘Dunkerque’), Guillermo Del Toro (‘La forma del agua’), Jordan Peele (‘Déjame salir’), y finalmente, Greta Gerwig (‘Lady Bird’), quinta mujer en 90 años en optar al Oscar a mejor dirección.

En las categorías interpretativas ha habido más revuelo de lo que se pensaba. Armie Hammer se queda fuera de mejor actor secundario por su excelente intrepretación en ‘Call Me By Your Name’ y entra Christopher Plummer por su mediática aparición en ‘Todo el dinero del mundo’ (recordemos que reemplazó a Kevin Spacey a última hora). Doble nominación para ‘Tres anuncios en las afueras’ con Sam Rockwell y Woody Harrelson. También entran Richard Jenkins (La forma del agua) y Willem Dafoe (The Florida Project). En actor principal el escándalo de los acosos sexuales en Hollywood y la campaña #MeToo también ha afectado, sacando a James Franco –acusado de acoso sexual a tan solo unos días antes de que se cerrara el plazo de votación– por su impresionante transformación en Tommy Wiseau en ‘The Disaster Artist’ en favor de Denzel Washington por ‘Roman J. Israel Esq.’, una película estrenada muy discretamente en Toronto y que no le gustó a (casi) nadie. Si hay que castigar, al menos podrían atreverse con Robert Pattinson en ‘Good Time’, pero todos sabemos cómo funciona esto. Kaluuya (‘Déjame salir’), Oldman (‘El instante más oscuro’), Day Lewis (‘El hilo invisble’) y Chalamet (‘Call Me By Your Name’) –el nominado más joven en esta categoría desde 1939– acompañan a Washington.

El quinteto de actrices no se ha movido ni un ápice de lo previsto. Había quién apostaba a favor de Jessica Chastain por ‘Molly’s Game’ en lugar de Meryl Streep, pero ir en contra de esta última en los Oscar es derrota asegurada. En actriz secundaria, las damnificadas han sido Hong Chau por ‘Una vida a lo grande’ y, sobre todo, Holy Hunter por ‘La gran enfermedad del amor’. Entran en su lugar Lesley Manville (‘El hilo invisible’) y Octavia Spencer (‘La forma del agua’) junto con Mary J. Blige (‘Mudbound’) y las dos favoritas: Allison Janney (‘Yo, Tonya’) y Laurie Metcalf (‘Lady Bird’).

La sorpresa en guion adaptado fue ‘Logan’, primer reconocimiento al cine de superhéroes, y en original ‘La gran enfermedad del amor’ por encima de ‘Yo, Tonya’ o ‘Los archivos del Pentágono’. En película de habla no inglesa cabe destacar la ausencia de la alemana ganadora del Globo de oro y del Critics Choice ‘En la sombra’ de Fatih Akin y de la israelí ‘Foxtrot’, de Samuel Maoz. La Academia ha optado por Líbano y la aclamada ‘El insulto’ y la que es quizá la sorpresa más grata de todas: la estupenda mezcla de comedia negra y drama existencial húngaro ‘En cuerpo y alma’, ganadora del Oso de Oro. En las categorías técnicas pocas sorpresas. Mucho amor a ‘Dunkerque’, ‘La forma del agua’ y ‘Blade Runner 2049’. Conviene destacar que ‘Mudbound’ está nominada a la mejor fotografía, convirtiendo a Rachel Morrison en la primera mujer en conseguir una nominación en esta categoría.

Haciendo un balance general se podría decir que el cambio de los votantes de los Oscar tras el #OscarSoWhite se ha notado poco en cuanto a películas se refiere. Al final, priman por encima de todo las propuestas más académicas. Parecía un milagro que siguiéramos hablando de la fantástica ‘The Florida Project’ como posible candidata en los Oscar, por su condición indie. Y así ha sido. Demasiado indie para los Oscar, quizá también demasiado buena. Por lo demás, y quitando el sacrilegio de ignorar a Armie Hammer y James Franco, unas nominaciones aceptables.

La Tienda JNSP