Megan Thee Stallion / Good News

Por | 25 Nov 20, 16:25

Megan Thee Stallion está tan acostumbrada a ser noticia que ha llamado su primer disco oficial ‘Good News’ a pesar de que no han faltado las malas noticias en su vida. El título del largo, nuestro «Disco de la Semana» y no solo por lo bien que le está yendo comercialmente, es optimista. La rapera, que perdió a su padre a los 15 años, a su madre a los 24, este verano ha sido víctima de disparos, propinados estos por su entonces novio, el también rapero Tory Lanez, y ha sufrido un sinfín de críticas de las hienas que habitan las redes sociales simplemente por ser una mujer negra que triunfa en la industria de la música, no tiene tiempo para tonterías ni para regodearse en los males del pasado.

Así, ‘Good News’ se abre nada menos que con una canción de West Coast rap llamada ‘Shots Fired’ en la que Megan se dirige a Tony para ponerle de vuelta y media. En la letra, la artista humilla a su ex por disparar a «una zorra de un 1,80» con una «pistola de calibre 22» y le llama «gallina», pero lo mejor de ‘Shots Fired’ son dos cosas. En primer lugar, la canción da la vuelta al ‘Who Shot Ya?‘ de Notorious B.I.G. para, en lugar de reafirmarse en el orgullo de ser la persona que dispara, dignificar el rol de víctima; y en segundo, al ser la pista 1 del disco, Megan se quita con ella este asunto de encima enseguida para pasar a lo que le interesa de verdad, que es empoderarse a través del sexo y el dinero.

A veces ambas cosas se juntan, como en el pegadizo electro-rap de ‘Sugar Baby’, en el que Megan declara: «invierte en este coño, chico, apoya el comercio negro». Y en ‘Movie’, el sexo es la profesión: en este tema de gangsta rap la artista interpreta a una stripper que «mueve el culo» para su cliente, un Lil Durk que la observa desde la pista. Pero para la autora de ‘Suga‘, ambos son igual de poderosos, y en el estribillo sentencia: «Soy una jefa, puedo comprarme lo mismo que ha comprado mi hombre». Para la artista, el empoderamiento pasa por reafirmar el control de su sexualidad, y aunque ninguna canción de ‘Good News’ es tan dura ni explícita como ‘WAP’ porque ya es difícil que cualquiera lo sea, el mensaje del disco queda claro sin necesidad de recurrir a su ristra de soeces, dejando ataques tan divertidos como los de ‘Do it On the Tip’, en la que Megan y City Girls se tiran los cuchillos las unas a las otras para la primera responderles: «shit, I think I’m pregnant, but I don’t see no belly / These bitches tryna come my way before they even ready».

En ‘Good News’, Megan busca principalmente reafirmar su autoestima para inspirar a sus «bad bitches» a hacerlo también. La temática del álbum, por tanto, es tan contemporánea como manda un trabajo de hip-hop publicado en 2020, pero sus composiciones -dignas aunque rara vez espectaculares- beben más bien del hip-hop clásico de los 80 y 90 (el gangsta rap, la presencia de bases 808) para crear una obra de hip-hop contemporáneo que se hace tan liviana como leer una buena noticia. Esta vez, la artista se ha rodeado de más de una decena de productores para ayudarla a expresar su visión, y las mejores producciones de ‘Good News’ le echan una ancla al pasado. ‘Circles’ samplea un single de 2010 de Jazmine Sullivan para comunicar que los problemas de la vida de Megan no podrán con ella; ‘Freaky Girls’ con SZA se apropia del ‘Freak Like Me’ de Adina Howard para ofrecer otra muestra de amor propio subida al 200%, y el martilleante single ‘Body‘, por cuya base flota la voz de una mujer gimiendo, recuerda a la mejor Lil’ Kim.

Pero lo más revelador de ‘Good News’ es que Megan no necesita diluir su discurso de ninguna manera para llamar la atención. Sí, el remix de ‘Savage‘ con Beyoncé, aquí incluido, le ha dado su primer número 1 en Estados Unidos, pero los acordes de piano siguen sonando fríos como el acero y la aportación de Beyoncé incorpora raps nuevos; y de hecho, las concesiones a estilos más melódicos de ‘Good News’ no son de lo mejor del disco. La caribeña ‘Intercourse’ con Popcaan pasa desapercibida y la aproximación al synth-pop de ‘Don’t Rock Me to Sleep’ bordea la canción infantil. Por el contrario, hay un montón de ganchos que descubrir en el estribillo de la trapera ‘What’s New’ o simplemente en las rimas que deja el disco, algunas tan tontas como la de la siniestra ‘Cry Baby’ con DaBaby: «Spit, slurp, give him that work / Fell too fast for me, now the nigga hurt». Sin ser la mejor rapera que ha conocido el mundo ni en cuanto a flow ni en cuanto a verso, la artista nunca cae bajo. Lo cual no sorprende: toda su vida ha puesto la dignidad por delante de todo lo demás, y ‘Good News’ no es una excepción.

Calificación: 7,4/10
Lo mejor: ‘Shots Fired’, ‘Circles’, ‘Body’, ‘Freaky Girls’, ‘What’s New’, ‘Savage Remix’
Te gustará si te gusta: el rap americano, de Lil’ Kim a DaBaby
Youtube: vídeo de ‘Body’

La Tienda JNSP