Rosalía, Lizzo, Tyler, the Creator, Billie Eilish, Ariana Grande y otras actuaciones destacadas en los Grammy

Por | 27 Ene 20, 11:04

Junto al reparto de galardones, en el que este año Billie Eilish ha arrasado con los más importantes, lo más esperado de la noche de los Grammy son las actuaciones que artistas de renombre, nominados o no, ofrecen en la gala de entrega. A continuación repasamos algunas de las más destacadas, bien por su impacto visual, por su valor artístico o por su simbolismo. Para empezar, el número introductorio de Alicia Keys ya ha sido estupendo.

Tras dedicar una breve intro gospel junto a Boyz II Men a recordar al fallecido Kobe Bryant –durante toda la noche se sucedieron guiños y menciones a la estrella del baloncesto, víctima de un accidente aéreo–, Keys se sentaba al piano para adaptar –tras un discursito largo de más, eso sí– ‘Someone You Loved’ de Lewis Capaldi con una letra paródica llena de guiños a Rosalía, Beyoncé, Cardi B (en su posible carrera política), BTS… y prácticamente cada nominado. Más tarde, reaparecería en escena para interpretar su single ‘Underdog’ junto a Brittany Howard.

La siguiente actuación fue la de Lizzo, que de nuevo dedicaba a Kobe. Ella fue la primera en emplear una orquesta completa como acompañamiento para interpretar ‘Cuz I Love You’ y, tras un interludio de danza (más o menos) clásica, acometer con rabia su hit ‘Truth Hurts’, de nuevo con arreglos de cuerda y viento en directo, complementados con su siempre espectacular solo de flauta.

Otra artista que empleó arreglos de una orquesta fue Ariana Grande, que interpretó un medley inaugurado con ‘Imagine’, encadenado con ‘My Favorite Things’ de ‘Sonrisas y lágrimas’, canción que nutre la base de ‘7 Rings’. Por supuesto esta cayó a continuación, pero para ello ya se desplazó a otra parte del set que reproducía el dormitorio de una mansión, en la que se entregó a una fiesta de pijamas con una cohorte de bailarinas. Terminó con ‘Thank U Next’ en la que cambió la letra para dar gracias a su padre y, quizá por eso, sufrió un lapsus del que se repuso enseguida. Aún ignoraba que se iría a casa con 0 gramófonos dorados en su haber.

Otro de los momentos que más se recordarán de esta 62ª edición de los Grammy será la performance que llevó a cabo Tyler, the Creator, flamante ganador del premio a Mejor álbum de rap por ‘IGOR‘. Su show comenzaba con el artista, ataviado con su ya icónica peluca rubia, situado en torno a una hoguera con Charles Wilson (veterano soulman que participa en el álbum) y, de nuevo, Boyz II Men. Juntos hacía la intro vocal a ‘Earfquake’, antes de que Tyler se situara en el centro de una idílica/pesadillesca calle de un suburbio para cantar entre espasmos y gritos ‘New Magic Wand’, rodeado de clones suyos. Si parecía poco, la realización contribuía luego a simular un terremoto y un incendio terminaba asolando el decorado. Ya circulan en la red vídeos de padres de gente alucinando al ver semejante espectáculo. Así se hace.

Por la parte que toca a nuestro país, sin duda hay que señalar la actuación de Rosalía tras haber ganado su primer Grammy. No estuvo particularmente brillante en su actuación vocal, pero es importante significativo que haya llevado el flamenco hasta un espectáculo audiovisual con tantos millones de espectadores. Lo hizo interpretando en primer lugar su nuevo single ‘Juro que‘, unos tangos-pop con toques contemporáneos, acompañada de guitarra española, palmas y coros, que se enlazó con ‘Malamente’. En esta le falló de manera palpable el resuello al compatibilizar el cante con la coreografía, pero fue igualmente ovacionada.

También será especialmente recordada esta noche por suponer la reaparición sobre un escenario tan multitudinario de Demi Lovato, dos años después de una sobredosis que estuvo a punto de ser aún más trágica y que la ha mantenido en rehabilitación hasta ahora. Lo hizo además con una canción totalmente nueva –que inmediatamente ha sido publicada oficialmente– titulada ‘Anyone‘, que interpretó acompañada únicamente por un piano. Su voz fue de menos a más, y sus nervios eran palpables (de hecho, tras comenzar tuvo que detener la canción y volver a empezar) puesto que, entre otras cosas, parece hablar en ella de esa traumática experiencia personal. Finalmente, con más emoción que control, hizo una interpretación destacable.

Casi tan emocionada como Demi fue la actuación de Billie Eilish. Quizá por el aluvión de premios o por lo solemne del momento, la voz se le resquebrajó por momentos de pura congoja. Y no nos extraña, porque la interpretación de ‘When the Party’s Over’ con su hermano FINNEAS al piano y un arreglo coral estupendo ha sido realmente espeluznante y bonita.

Como se supo a última hora, FKA twigs se sumó al programado homenaje a Prince que protagonizaban Usher y Sheila E. Estos interpretaron un medley de ‘Little Red Corvette’ y ‘When Doves Cry’ y ‘Kiss’, en el que increíblemente la británica se limitó a bailar, primero sobre una barra y luego por todo el escenario. Otro tributo póstumo fue el que instigó DJ Khaled para Nipsey Hussle, invitando a escena a John Legend, Meek Mill, Roddy Rich y YG a interpretar un medley que contó, vía pregrabado, con el fallecido rapero.

Otro tándem que se subió al escenario fue el de Aerosmith y Run DMC, que hicieron de su mítico ‘Walk This Way’ –tras una ‘Living On The Edge’ con intromisión esporádica de Lizzo– una ceremonia de la confusión. Lil Nas X celebró el doble premio para ‘Old Town Road’ convidando a un escenario giratorio a casi todos los numerosos artistas que, vía remixes, han contribuido al éxito de la canción: Billy Ray Cyrus, BTS, Diplo, el pequeño Mason Ramsey, Young Thug… no faltó nadie. Bueno, sí, faltó Cardi B que no cantó con él ‘Rodeo’ y, a cambio, lo hizo Nas. H.E.R., Gwen Stefani y su marido Blake Shelton, Camila Cabelloen solitario primero, y luego interpretando un tema de ‘Fame’ con Cyndi Lauper, Gary Clark, Jr., etc.– y Jonas Brothers completaron las actuaciones de esta 62ª gala de los Premios Grammy.

La Tienda JNSP