Ellie Goulding / Brightest Blue

Por | 23 Jul 20, 13:18

Ellie Goulding llega a su cuarto disco, el que considera un retorno a su esencia. La cantante ha arrasado en los últimos tiempos con una retahíla de hits que ya le hubiera gustado haberse agenciado a algunos de sus coétaneos y coétaneas, desde Lily Allen a Sam Sparro pasando por La Roux o Marina, pero dice no haber disfrutado este éxito porque no lo sha sentido auténtico. De hecho no recuerda ‘Delirium‘ con demasiado cariño: «Me empujaron hacia esa dirección y admito que fui un poco débil», ha dicho. «Hice lo que otra gente pensaba que debería hacer. Fue una época en mi vida en que me sentía muy vulnerable y no confiaba en mi propio instinto».

‘Brightest Blue’, el nuevo álbum de Ellie Goulding, es su intento por que la gente vuelva a verla como compositora, pero la trampa es que es doble, y además del disco principal contiene un segundo CD al que Ellie llama «cara b» en el que encontramos sus macrohits (en streaming) recientes. Ella dice que esta cara b representa el alter ego de esa «supermujer» que a veces le gustaría ser, pero obviamente estas «grandes grabaciones americanas» con las que Ellie supuestamente tan poco se identifica están ahí para sumar streamings y nada más, lo que contribuye a no tomarse este disco tan en serio como a su autora le gustaría, a pesar de que la primera parte, la «verdadera», sí suena más enfocada de lo que lo hacía aquel ‘Delirium’ tan excesivo y destartalado, publicado hace ya cinco años.

Como si Ellie pensara que sonar vulnerable y auténtica pasa necesariamente por no hacer música bailable, ‘Brightest Blue’ es básicamente un disco de baladas. Y si por sus palabras parece que ha querido hacer un trabajo digno de una nominación al Mercury Prize, malas noticias: este es más bien un disco digno de los BRITs, sin que eso sea malo per se. Porque Ellie sabe hacer buenas baladas y en ‘Brightest Blue’ las hay estupendas: ‘Start’, que empieza ya lanzando un posible mensaje a la industria («no puedes ni empezar a imaginar la magia que tenía antes de que la mataras»), es envolvente, hipnótica y conmovedora, gracias en parte a la inconfundible firma de serpentwithfeet, que aparece como artista invitado; y ‘Woman’, que cuenta entre sus co-autores al enigmático Tobias Jesso Jr, es una de las más clásicas y emocionales en su reflexión sobre la madurez. Por otro lado, ‘Flux’, también a piano, es un baladón hecho para poner los pelos de punta en cualquier gala de premios futura.

El resto de ‘Brightest Blue’ explora varios estilos bien cohesionados en conjunto. Contra todo pronóstico, ‘Power‘ se ha revelado como un «grower» gracias a su embriagador sonido de tintes industriales, que suena a medio camino entre ‘Army of Me’ de Björk (una de las mayores influencias de Ellie) y ‘Be the One’ de Dua Lipa, de la que calca el estribillo; mientras ‘Love I’m Given’ sería un buen single de Rag’N’Bone Man o incluso de Alabama Shakes si estos trabajaran con grandes productores. Menos convincentes son el devaneo trap-pop de ‘How Deep is Too Deep’, que no es el nuevo ‘Bloom‘ sino que habla sobre una relación falta de compromiso; y la luminosidad synth-pop de ‘Tides’, que recuerda a la peor Alanis. La final ‘Brightest Blue’, con su sonido épico que admite grandes coros y un espectacular arreglo orquestal, al menos sí cierra el álbum con buen sabor de boca.

Sin que los interludios presentes en el CD1 de ‘Brightest Blue’ aporten demasiado, sorprende descubrir que el segundo también se abre con uno: ‘Overture’ funciona como intro orquestal hacia ‘Worry About Me’, pero su inclusión no tiene mucho sentido en líneas generales, ya que el CD2 apenas cuenta 5 pistas, todas son conocidas y no tienen mucha relación entre sí. Ninguna es especialmente digna de volver a ser escuchada: ‘Worry About Me’ con blackbear es otro corte de trap-pop sin demasiado interés; ‘Close to Me’ con Diplo y Swae Lee tiene un estribillo horrendo y ‘Hate Me’ con Juice Wrld lo mismo. Apenas se salva ‘Slow Grenade’ con Lauv y porque sería un buen single de él. Nada más que objetar ante estas composiciones de streamings multimillonarios que Ellie ha debido de incluir en ‘Brightest Blue’ posiblemente a la fuerza, pero que tampoco pintaban nada en el disco «de verdad», mucho más interesante y prometedor de cara a lo que la artista pueda hacer en el futuro.

Calificación: 7/10
Lo mejor: ‘Start’, ‘Power’, ‘Love I’m Given’, ‘Woman’, ‘Flux’
Te gustará si te gusta: Halsey, Troye Sivan, Alessia Cara, FINNEAS
Youtube: directo de ‘Start’ con serpentwithfeet

Etiquetas:

La Tienda JNSP